Cuídate

El microinjerto de barba está de moda

Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

Ayuda a eliminar calvas en la zona y es una técnica que se puede aplicar a cejas, bigote o pestañas

El microinjerto de barba cada vez más de moda, sabes por qué (Bigstock)
Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

La barba está cobrando cierto protagonismo desde hace un tiempo. En parte algo ha tenido que ver la tribu urbana de los hipsters, cuyos seguidores suelen tener un rostro en donde este elemento no falta. Pero al margen de esta anécdota, lo cierto es que el microinjerto de barba es algo que se realiza desde algunos años y se aplica en aquellos varones que quieren presentar más vello en esta parte del rostro para mejorar su imagen, cubrir calvas o si han sufrido quemaduras.

Técnicas de microinjerto

Para realizar el microinjerto de barba primero hay que analizar la cantidad de pelo a trasplantar y la zona de donde lo vamos a obtener, es decir, la zona dadora.

Por un lado, está la técnica de la tira, que se utiliza si la parte a cubrir es amplia. Y como el pelo se extrae normalmente de la zona temporal y cervical, esta deberá encontrarse bien poblada. Es un método que también se emplea en el caso de quemaduras. En la parte de extracción se deja una cicatriz que apenas se percibe.

En segundo lugar, se puede recurrir a la técnica FUE, cuando el paciente quiere raparse y la parte a cubrir de barba es menor. Se rasura la zona cérvico-occipital y temporal, y de ahí se extraen las unidades foliculares. La zona de extracción se deja sin suturar, por eso se la conoce popularmente como técnica sin cicatriz.

La duración de la intervención varía dependiendo del procedimiento escogido. Y el postoperatorio no conlleva en un principio ninguna complicación, según los expertos. Es posible que aparezca algo de inflamación y si no había pelo por encima del pelo trasplantado, en ocasiones surgen unos puntos rojos que se irán descamando y despareciendo con el tiempo.

La cicatriz de la zona dadora apenas se percibe y en unas dos semanas se quitan los puntos. En la técnica FUE, se apreciarán pequeños puntos rojos en la parte rasurada que empezará a desaparecer enseguida.

Buenos resultados

Una vez realizado el microinjerto, el pelo trasplantado conserva las características y el ritmo de crecimiento de la zona de donde procede. No obstante, algún estudio ha evidenciado que con el tiempo, el pelo se acaba pareciendo al de los otros pelos de la zona donde ha sido implantado, indica el dermatólogo Alejandro Camps, dermatólogo del Hospital General de Catalunya y miembro de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Además, el pelo una vez trasplantado se puede cortar y manipular como queramos, ya que es un vello completamente sano.

Este microtrasplante capilar puede llevarse a cabo en otras partes del rostro como cejas, pestañas, pastilla, bigote y genitales.