Cuídate

¿Qué tipo de yoga es el más adecuado para ti? Las variedades más practicadas

Ruth Macarrón

Domingo 24 de noviembre de 2019

2 minutos

Hay un tipo de yoga para cada persona, descubre las características de cada uno

Tipos de yoga (Bigstock)

Si te interesa mantenerte en buena forma, puede que hayas pensado empezar a practicar esta disciplina que aporta múltiples beneficios. No importa si eres principiante o si estás acostumbrado a hacer ejercicio cada día, hay un yoga que se adapta a cada uno. Te contamos cuáles son los tipos más practicados para que decidas cuál se ajusta a tus necesidades.

Tipos de yoga

  • Hatha yoga: es probablemente el tipo de yoga más practicado en Occidente. El llamado yoga físico, basado en asanas (posturas) y ejercicios de relajación y respiración. Se realiza de forma suave, por lo que es muy adecuado para personas que se están introduciendo en esta disciplina o que no tienen una forma física óptima.
  • Yoga Iyengar: más exigente que el primero, y considerado una variación de este, su prioridad son los alineamientos en las asanas, que se mantienen también durante más tiempo.
  • Ashtanga Vinyasa Yoga: es un tipo de yoga fluído en el que se desarrolla siempre la misma serie de posturas, por lo que las clases tienen siempre la misma estructura. Es también más exigente que el hatha, y requiere una mejor forma física para poder seguir la clase.
  • Bikram Yoga: conocido como Hot Yoga, se trata también de una serie de posturas y ejercicios de respiración que se realizan en una sala acondicionada a 40º de temperatura y con un 40% de humedad. Ideal si quieres perder grasa, necesitas estar preparado para ejercitarte en esas condiciones.
  • Yoga nidra: o yoga del sueño, es un método que busca la completa relajación mental, física y espiritual. Su práctica lleva a un estado alterado de la consciencia que pretende llevar al practicante a un estado de iluminación o liberación.

¿Qué tipo de Yoga es el más adecuado para mí?

Depende de cuales sean tus objetivos (mantenerte en buena forma, potenciar tu espiritualidad, eliminar el estrés...) podrás elegir uno u otro. Tomar algunas clases de hatha yoga es una buena idea para un primer acercamiento a esta disciplina, grupales o individuales, de cara a que un instructor cualificado pueda evaluar tu estado físico e indicarte las asanas que más podrían beneficiarte.

Laura Tello, instructora de yoga certificada y especializada en ashtanga, nos recuerda que “la idea mental que tenemos de una postura es una, y hasta dónde nuestro cuerpo puede llegar es otra. Siempre acepta tus limitaciones escuchando al cuerpo, y si te comprometes con tu práctica, irás notando el progreso día a día”.  Sea cual sea tu punto de partida, en cualquier caso, “en el yoga siempre busca conectar con tu respiración, escuchando a tu cuerpo y no llevándole más allá de los límites que él te indica”.

0

No hay comentarios ¿Te animas?