Cuídate

Los mayores que dedican más tiempo a la cultura tienen menos riesgo de morir prematuramente

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 11 de enero de 2020

3 minutos

Hábitos saludables que mejoran la capacidad cognitiva, el estado de ánimo y alejan la ansiedad

Los mayores que dedican más tiempo a un ocio cultural tienen menos riesgo de morir según un estudio

Visitar una exposición, ir al teatro a ver la obra que está teniendo tanto éxito o disfrutar de la ópera no solo es bueno para activar y cultivar nuestra mente. El ocio cultural es recomendable para la salud, sobre todo en el caso de las personas mayores. Así lo confirma un estudio de la University College London (@ucl), que asegura que los mayores de 50 años que dedican su tiempo libre a este tipo de actividades tienen hasta un 31% menos de riesgo de morir prematuramente.

Algo tan sencillo como ir a un museo

Una mejor perspectiva de futuro en comparación con aquellas personas que solo lo hacen de vez en cuando, pues no cuentan con esa estimulación cognitiva tan valiosa que puede ayudarles a vivir mucho más tiempo. Además, el hecho de mantenerse activo en este plano significa que los mayores salen de casa y no se rinden ante el sedentarismo, por lo que también experimentan una mejoría a nivel físico.

Para dar con esta conclusión tan esclarecedora, los investigadores analizaron las rutinas de ocio y el estado de salud general de cerca de 7.000 adultos que habían cumplido ya dicha edad. Un análisis pormenorizado que llevaron a cabo durante unos 14 años y donde se observaba que esos buenos hábitos de ocio se mantenían con independencia de la capacidad económica, el trabajo o si los usuarios tenían problemas de salud anteriores.  

Los mayores que dedican más tiempo a un ocio cultural tienen menos riesgo de morir según un estudio

Una opinión, la de los beneficios de esa práctica cultural saludable, refrendada hace ya casi una década por un estudio similar realizado en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (@NTNU), con más de 50.000 usuarios, tanto hombres como mujeres, de todas las edades. En este caso, las conclusiones no solo se ciñen al tema de la salud, sino que estos investigadores aseguran que visitar una galería de arte o ir al cine de forma regular hace que estas personas sean más felices, tengan menos cuadros de ansiedad, se reduzca su estrés y se aleje cualquier atisbo de depresión. En definitiva, están más satisfechos con su vida. 

Es por eso, explican los autores de este informe, que resulta necesario que las políticas públicas se encaminen a promover una amplia oferta de este tipo de iniciativas de índole cultural, como una especie de "terapia" para redundar en una mejora del bienestar de sus ciudadanos. Una forma responsable de aprovechar los recursos municipales disponibles.  

Una demanda que sobre todo debe dirigirse, a su juicio, hacia los colectivos poblacionales de mayor edad. "El grado de participación se incrementa gradualmente desde los 20 hasta los 49 años y posteriormente comienza a disminuir a medida que aumenta la edad", recuerdan al respecto. 

La importancia de un ocio saludable

Para encontrar el origen de la palabra 'Ocio' debemos irnos al latín: al término otium que significa reposo o descanso. En la actualidad, ese momento de esparcimiento alude a las actividades que realizamos para desconectar de nuestras obligaciones y responsabilidades. Pero, a diferencia del tiempo libre, en este caso tenemos una rutina que nos "imponemos" para obtener un beneficio gratificante. Esto es apuntarnos a una actividad deportiva, formar parte de un grupo de pintura o acudir cada mes a ver una representación teatral.

Es lo que se conoce como ocio saludable. Un ocio que revierte en nuestra salud a través de esa interacción social que experimentamos o de ese aprendizaje que nos lleva a desarrollarnos tanto personal como humanamente. En otras palabras, y como recuerdan los estudios antes mencionados, se trata de mejorar nuestra salud mental, nuestro estado de ánimo o nuestra propia satisfacción. Algo de especial relevancia si nos referimos a personas con una edad avanzada. 

Los mayores que dedican más tiempo a un ocio cultural tienen menos riesgo de morir según un estudio

Así pues, en el caso de los mayores, estas son algunas propuestas de ocio saludable que pueden llevar a cabo: 

  • Actividades deportivas. Desde aquellas que implican el contacto con la naturaleza, hasta las que les mantienen activos como la natación, la bicicleta, ir a clases de baile o simplemente dar un placentero paseo diario. También es una buena idea acudir a los espacios al aire libre de la ciudad donde hay equipamientos y circuitos para promover ese ejercicio físico. 
  • Ocio familiar. Pasar tiempo con los nietos y con otros miembros de la familia para compartir experiencias intergeneracionales. 
  • Actividades para el sosiego de la mente. Puedes elegir entre practicar algo de meditación, yoga o iniciarte en el mundo del pilates. 
  • Actividades artísticas y de aprendizaje. Nunca es tarde para aprender a desenvolverse en la cocina, pintar, hacer manualidades o manejarse con soltura en las redes sociales. 
  • Actividades culturales. Una obra de teatro, ir por primera vez a la ópera o disfrutar de la última exposición pueden ser unas fantásticas propuestas para cultivar la salud y el envejecimiento más saludables. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?