Deporte para mayores

Bicicletas eléctricas, ¿realmente se hace deporte con ellas?

Marco Herrera

Lunes 25 de noviembre de 2019

2 minutos

Las vemos cada vez más por las ciudades y muchos se preguntan si se hace ejercicio con ellas

Bicicletas eléctricas: hombre pedaleando (BigStock)

Las innovaciones en tecnología han llevado a la creación de bicicletas eléctricas. La capacidad para ayudar los esfuerzos al pedalear del ciclista y sus beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente han provocado que este tipo de vehículos vayan tomando los carriles bici de muchas ciudades. Nos han servido en bandeja ponernos en forma sin cargar demasiado las articulaciones de una manera fácil y divertida. 

Mientras aún hay gente reticente que cree que montar en bicicleta eléctrica no es un buen método para perder peso porque la bicicleta, aparentemente, hace todo el trabajo duro para el ciclista, esta suposición cada vez parece que se sostiene menos. En todo caso, montar una bicicleta eléctrica puede –al menos potencialmente– generar más beneficios para la salud. Las personas que viajan en bici eléctrica suelen recorrer con ellas distancias más largas que los ciclistas "tradicionales", por lo tanto, sí puede ser utilizado como una herramienta para perder peso y hacer ejercicio

Funcionamiento

Y es que una bicicleta eléctrica es lo mismo que una bicicleta tradicional, pero tiene un pedal de asistencia que funciona con un motor y una batería de litio. Esto significa que andar en bicicleta eléctrica es una buena manera de hacer un ejercicio suave. A pesar del motor, los ciclistas siguen teniendo que pedalear y han de determinar qué nivel de asistencia se adapta mejor a su nivel de conducción y la velocidad deseada.

No es necesario que trates de hacer ningún ejercicio extra, de hecho, en realidad estás poniendo menos tensión en tus articulaciones, concretamente en tus rodillas. Puedes viajar más rápido y más lejos con la bicicleta eléctrica sin ejercer demasiada presión sobre tu cuerpo, lo que provoca que pedalear durante largos períodos de tiempo sea un ejercicio menos exigente pero de más duración.

Beneficios para la salud

  • Alivio del estrés: incorporar 30 minutos de ejercicio a tu día ha sido un método comprobado para tratar la ansiedad. Salir al aire libre y disfrutar de un paseo en una bicicleta eléctrica puede mejorar su estado de ánimo como lo harían otros ejercicios físicos, con la ventaja de la comodidad que proporciona la bicicleta.
  • Prevenir enfermedades: hacer ejercicio en tu rutina diaria puede ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes y otras enfermedades comunes. Las personas que hacen ejercicio también tienen menos probabilidades de sufrir una enfermedad cardíaca.
  • Ayuda a las articulaciones: la asistencia con pedales ayuda a eliminar gran parte del esfuerzo que el pedaleo pone en las rodillas. Puedes montar en tu bicicleta eléctrica para distancias más largas que una bicicleta normal sin ejercer tanta fuerza en tus músculos, lo que es una gran ventaja para personas de edades más avanzadas a las que cuesta más hacer esfuerzo físico.
2
enrique jurado salvan Hace 9 meses
Bicicletear es una forma de vida. No solo se hace por hacer ejercicio. Sobretodo se hace por disfrutar de la vida. Mejor en bicicletas convencionales pero las electricas tambien son un buen instrumento para disfrutar de la ciudad de otra manera y moverte de otra forma
margarita izquierdo Hace 9 meses
Es un magnífico medio de transporte que además está fomentando que Madrid sea una ciudad ciclable .Es una satisfacción ver como los mayores vamos a trabajar en bici.