Deporte para mayores

¿Qué deportes pueden practicar los mayores con una prótesis de cadera?

Marco Herrera

Foto: Bigstockphoto

Martes 20 de agosto de 2019

2 minutos

La prótesis puede mejorar el nivel de actividad de las personas que sufren una rotura de cadera

¿Qué deportes pueden practicar los mayores con una prótesis de cadera?

La rotura de cadera es la razón más común para un reemplazo con una prótesis a partir de los 50 años. El nivel de actividad después de este tipo de cirugía es una preocupación frecuente para las personas que la sufren.

Al ser colocada una prótesis, mientras más joven es el paciente, más tiempo necesita que esta funcione. A esto se añade que personas más jóvenes a menudo participan en actividades algo más duras físicamente, que aumentan el estrés en estas articulaciones artificiales. La prótesis de cadera puede mejorar en gran medida el nivel de actividad de la mayoría de las personas con rotura de cadera, porque se sienten mucho mejor después de la cirugía.

Actividades

Cada persona necesita consejos específicos de su médico, pero hay información general sobre el deporte después del reemplazo de la cadera. Los estudios anteriores muestran que los deportes de alto impacto aumentan el desgaste de las piezas artificiales de la articulación. Esta es una de las razones por las que algunos médicos desaconsejan los deportes después de colocar una prótesis. Sin embargo, los materiales de implante más nuevos y duraderos han ayudado considerablemente en esta área.

Las mejoras en las técnicas quirúrgicas también han ayudado a que las articulaciones artificiales duren más, para que las personas puedan volver a practicar ejercicios razonables. Casi todos los médicos están de acuerdo en que los deportes de bajo impacto son beneficiosos después del reemplazo. Estos son actividades como el golf, la natación, los bolos, el ciclismo estático, los bailes de salón, caminar y ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

Los deportes de alto estrés como correr, esquiar, el fútbol, ​​la gimnasia o el tenis generalmente no se recomiendan después del reemplazo total de la cadera. Quienes participan en ellos aumentan las posibilidades de que las articulaciones artificiales se desgasten, rompan o aflojen.

Los riesgos adicionales de estas actividades son difíciles de medir. Algunos estudios, como el de la Fundación Telefónica (@fundacionTef) en personas menores de 60 años, han demostrado que diez años después del reemplazo total de cadera, al menos 19 de cada 20 todavía están intactas y funcionan correctamente.

Ejercicios de calentamiento

Medidas de prevención

Un punto muy importante para aquellos que planean reanudar el deporte, es la necesidad de recuperar la fuerza muscular. Todos los músculos alrededor de la articulación de la cadera deben fortalecerse antes de volver a la práctica.

La fuerza y ​​el equilibrio pueden ayudar a prevenir lesiones. Los bajos niveles de vitamina D y un sueño inadecuado también se han correlacionado con un mayor riesgo de lesiones. Por lo tanto, la rehabilitación es esencial para aquellos que desean reanudar las actividades después del reemplazo total de la articulación.

En resumen, es imposible dar consejos generales sobre el regreso al deporte después del reemplazo de la articulación de la cadera por displasia, pero disfrutar con actividades recreativas parece ser un objetivo razonable para la mayoría de los pacientes.

La capacidad para practicar ejercicios competitivos depende de la edad, el tipo de implante artificial, la técnica quirúrgica, la experiencia atlética y la voluntad de hacer una buena rehabilitación. En todo caso, consulta con tu médico cualquier actividad física que vayas a realizar si te has sometido recientemente a una operación de este tipo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?