Fisioterapia

Qué puede aportar la fisioterapia en la artrosis de cadera

Teresa Rey

Viernes 15 de marzo de 2019

2 minutos

En los casos leves o moderados, los ejercicios iniciales están encaminados a reducir el dolor

¿Qué deportes pueden practicar los mayores con una prótesis de cadera?

Las articulaciones de la cadera y de las rodillas son las más afectadas por la artrosis. Esta enfermedad provoca una degeneración del cartílago que cubre las articulaciones y de las estructuras que hay alrededor. Al producirse este deterioro comienza a aparecer un dolor en la zona afectada cada vez que caminamos o subimos escaleras principalmente. El tratamiento inicial se basa en unas medidas donde se puede incluir la fisioterapia.

Causas de la artrosis de cadera

El origen de esta enfermedad es desconocido, pero se cree que en este influyen varios factores. La edad, el sexo (suele ser más común en mujeres) y la genética. La obesidad, la presión en la zona por la realización de ejercicios repetidos en el tiempo con impactos y cargas, y el transporte manual de elementos pesados durante largos periodos, también pueden propiciar su aparición.

El principal síntoma que tienen estos pacientes es dolor en la ingle, que con los años se incrementa. Este se suele manifestar más en reposo o por la noche  y se hace más o menos evidente en función de la actividad a desarrollar (andar, subir escaleras…). Su detección se realiza a través de una radiografía.

En una primera fase de la artrosis de cadera y tras la valoración del médico, se puede recomendar el inicio de una dieta para reducir de peso, ya que el sobrepeso puede agravar los síntomas. Si se realiza algún tipo de actividad deportiva que produce impacto en la zona también habrá que modificar la misma. En algunos casos, se recomienda la práctica de la natación, ya que en esta actividad la cadera no soporta cargas.

El experto también nos puede recomendar la ingesta de analgésicos para calmar el dolor y antiinflamatorios no estoeriodes (AINE).

Fisioterapia

Todo ello además se puede complementar con una serie de ejercicios que realizaremos con la ayuda de un fisioterapeuta.

La fisioterapia en la artrosis de cadera se centra en fortalecer la zona y mejorar su movilidad. Los expertos indican que en los casos leves o moderados puede ayudar a aliviar el dolor, aunque todo dependerá del paciente, del estado de su artrosis y de cómo vaya aceptando los ejercicios indicados por el fisioterapeuta. También se pueden incluir ejercicios aeróbicos.

A veces se recomienda hacer algo de bicicleta estática o elíptica, sentadillas moderadas, movimientos en el agua y ejercicios de musculación excéntricos (aquellos en los que el músculo se alarga).

0

No hay comentarios ¿Te animas?