Deporte para mayores

Los gimnasios al aire libre ayudan a mejorar la movilidad y el equilibrio de los mayores

Teresa Rey

Jueves 12 de diciembre de 2019

2 minutos

Pueden prevenir algunos trastornos usándolos bien

zonas verdes urbanas reducen mortalidad

Los gimnasios al aire libre o circuitos biosaludables se encuentran en ubicaciones específicas dentro de los parques de algunas ciudades. Seguro que los has visto en alguna ocasión. Se trata de aparatos diferentes dispuestos en un espacio más o menos verde con los que se pueden ejercitar distintas parte del cuerpo y que están destinados para todo tipo de personas, desde jóvenes hasta mayores. Su origen proviene de China donde es muy común que las personas mayores realicen ejercicios al aire libre o incluso bailen. ¿Sabes cómo se usan? ¿Te has planteado los beneficios que aportan para tu salud o sabes que pueden ayudarte a mejorar el equilibrio?

Moviendo las extremidades

Los aparatos dispuestos en el parque con el objetivo de que ejercitemos nuestro cuerpo están pensados para que movamos determinadas partes. Según la Guía de utilización de parques biosaludables de la Ciudad de Salamanca, su principal finalidad es la prevención o el tratamiento de determinados trastornos por medio del movimiento.

Con la utilización de esta maquinaria conseguimos de forma genérica mover las articulaciones de las extremidades superiores e inferiores, mejorar la fuerza muscular y trabajar el equilibrio, la coordinación y la destreza óculo-manual.

Algunos de estos aparatos permiten fortalecer por ejemplo la flexibilidad y la agilidad de la articulación de los hombros y los codos, o directamente son beneficiosas cuando se tiene una patología artrósica en las articulaciones de los dedos o las muñecas. También nos sirven para estirar la espalda y relajar los músculos de la cintura, cadera y espalda a la par que reforzamos la musculatura abdominal y lumbar o para mejorar la movilidad de la columna vertebral.

Respecto a los miembros inferiores ayuda a fortalecer los músculos de las piernas o los glúteos, y aumentar la capacidad cardíaca y pulmonar. Algunos están indicados cuando se ha perdido fuerza en las extremidades inferiores y se presenta artrosis de cadera o rodilla.

Un aspecto importante de estos aparatos es su uso correcto. Normalmente cada aparato viene acompañado de un dibujo explicativo para hacer los ejercicios de forma adecuada. En el caso de tener dudas podemos preguntar a un fisioterapeuta o una persona experta. También pueden darse contraindicaciones, por lo que debemos informarnos respecto a las mismas.

Otros beneficios

Además de los beneficios físicos, los gimnasios al aire libre tienen otras ventajas, como el hecho de socializar. Al tartarse de una actividad que puede ser compartida y en un espacio común es posible que al practicarla coincidas con más gente y entables amistades.

Desde un punto de vista psicológico, otras de sus ventajas es que al realizarse en un espacio natural aumenta la vitalidad, la autoestima y mejora en general el bienestar, según apuntan en la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (FEDA). Del mismo modo, si nos da algo el sol, podremos obtener los beneficios de sus rayos, aunque siempre con moderación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?