Fisioterapia

La fisioterapia puede ayudar ante los efectos de la menopausia

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 8 de noviembre de 2019

3 minutos

Existen diferentes tipos de tratamientos para reducir e incluso eliminar los síntomas asociados

Cómo la fisioterapia puede ayudar ante los efectos de la menopausia

La menopausia se produce durante el climaterio -ese periodo de la vida de la mujer en el que pasa de un estado reproductivo a uno no reproductivo-, concretamente en los primeros momentos en los que se frena la menstruación. Los efectos que esta evolución del cuerpo provoca en las mujeres no son solo a nivel fisiológico, sino que también son hormonales y metabólicos. Tales cambios son los culpables de una sintomatología muy característica y sumamente molesta, ya que afecta tanto a la salud como al bienestar de la mujer, que tiene que afrontar esta etapa sabiendo a lo que se enfrentará. Pues bien, uno de los colectivos en los que puede encontrar ayuda para sobrellevar los síntomas son los fisioterapeutas.

Un proceso natural

En este punto, lo primero que quieren dejar claro desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid es que “la menopausia no es una enfermedad, es un proceso natural de todas las mujeres entre 45 y 55 años”. Además, en este colectivo añaden que “provoca una serie de cambios fisiológicos y sintomatología característica: sofocos, palpitaciones, mareos, problemas de sueño, cambios en el estado de ánimo, dificultad de concentración, dolores de cabeza. Los cambios producen un aumento de la grasa corporal y una disminución de la masa muscular y ósea, lo que incrementa el riesgo de padecer osteoporosis”. 

Cómo puedes aliviar los sofocos durante la menopausia

Aparte de estos síntomas, la menopausia también puede provocar incontinencia urinaria, ya que se pierde fuerza en la musculatura del suelo pélvico; prolapsos, es decir, la caída de la vejiga, del útero o incluso del recto; y vaginismo, lo que causará dolor durante las relaciones sexuales.

El papel de la fisioterapia en el proceso de la menopausia

Desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid aseguran que “la fisioterapia puede ayudarte a paliar estos síntomas. Gracias a técnicas de fisioterapia pelviperineológica, la gimnasia hipopresiva, el Biofeedback y la electroestimulación reduciremos y en algunos casos hasta eliminaremos completamente todas estas afecciones”.

Fisioterapia pelviperineológica

Según la Fundación Esclerosis Múltiple Madrid, “la pelviperineología es la parte de la fisioterapia que estudia y trata los trastornos funcionales del periné, incluido el dolor. Estos trastornos pueden derivar de problemas neurológicos, como la EM, y también de circunstancias vitales, como el embarazo, la menopausia o los problemas de próstata. Dentro de esta disciplina se trabajan distintas esferas: urológica, coloproctológica, sexual y ginecológica”.

Así pues, la fisioterapia que se enfoca a la pelviperineología trata de paliar estos síntomas. Y lo hace mediante tratamientos manuales, tratamientos mediante técnicas instrumentales como electroestimulación y biofeedback, ejercicios de Kegel, reentrenamiento abdominal o gimnasia abdominal hipopresiva.

Fisioterapia para combatir la osteoporosis (Bigstock)

Biofeedback

“El biofeedback es una técnica que se utiliza de manera muy habitual en la reeducación del suelo pélvico. Consiste en la monitorización de las contracciones de la musculatura del suelo pélvico mediante una sonda de presión. Así la paciente consigue mejorar la continencia e integrar dicha musculatura en sus actividades de la vida diaria”, detallan desde EGOM (Equipo Médico de Ginecología y Obstetricia).

Gimnasia hipopresiva

Este tipo de gimnasia formulada por el doctor en Kinesiterapia Marcel Caufriez busca que la mujer trabaje la musculatura abdominal sin perjudicar el suelo pélvico, de cara a fortalecerla y mejorar la salud del core.

“Consiste en grupos de ejercicios en los que a partir del control de la respiración y el diafragma se logra elevar las vísceras (útero, vejiga e intestinos). En las clases se enseña a las mujeres a elevar el ombligo hacia arriba desde el diafragma con una respiración especial. Así, se produce de una forma refleja una tonificación del suelo pélvico y de la zona abdominal”, detallan en Fetal Medicine Barcelona, quienes añaden que “esta gimnasia, además, corrige la postura, coloca la columna sin dar presión abdominal, trabaja mucho los brazos y reduce la tensión del abdomen bajo”.

gimnasia hipopresiva

Electroterapia

La utilización de corrientes de diferentes frecuencias resulta muy útil para que la mujer identifique la musculatura que ha de fortalecer. Hay ocasiones en las que no detecta el músculo que debe contraer y con la electroterapia le será mucho más sencillo. Además, sirve para tonificar esa musculatura, aumentar la fuerza.

Masaje perineal

EGOM se refiere a esta técnica manual como "aquella que busca la mejoría del tejido aumentando la vascularización y oxigenación del mismo, elastificándolo, normalizando el tono muscular e inhibiendo los puntos dolorosos”.

Otras técnicas que utiliza la fisioterapia

Además de con las técnicas anteriores, el fisioterapeuta puede ayudar en los síntomas de la menopausia con otras técnicas como la punción seca, la magnetoterapia, la termoterapia o incluso con estiramientos y ayuda en la corrección de hábitos.

Sea como fuere, la fisioterapia cuenta con las herramientas para que las mujeres afronten con mayor optimismo una de esas etapas de la vida que son complicadas por lo que suponen a nivel físico y mental.

0

No hay comentarios ¿Te animas?