Salud

Fluorosis dental, los peligros de abusar del flúor

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Lunes 1 de febrero de 2021

4 minutos

La fluorosis dental se manifiesta en forma de una decoloración de los dientes

Fluorosis dental, los peligros de abusar del flúor (Foto Bigstock) 3
Toni Esteve

Foto: Bigstock

Lunes 1 de febrero de 2021

4 minutos

La salud bucodental es un indicador clave para evaluar el bienestar y la calidad de vida de las personas. El hábito de cepillarse los dientes al menos un par de veces al día durante dos minutos está entre los que más contribuirá a nuestra higiene bucodental. Solemos hacerlo con una pasta fluorada, porque contribuye a la prevención de la aparición de caries. Para ello, los dentistas suelen aconsejar que elijamos una alto contenido en flúor, como una medida para prolongar la vida del esmalte dental y la salud general de la boca.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (@icoev), por ejemplo, considera que, para que un dentífrico resulte eficaz frente a las caries, debe contener una cantidad mínima de 1.000 partículas de flúor por millón. Ese porcentaje de flúor impide el desarrollo de bacterias que acaben formando sarro y a la vez mantiene en buen estado el esmalte de los dientes, lo que contribuye a evitar las caries y la pérdida de piezas dentales.

Qué es la fluorosis dental (Foto Bigstock)

Por otra parte, hay estudios que aseguran que el exceso de alguno de los productos que se emplean para limpiar la boca y los dientes, como el flúor, puede resultar perjudicial precisamente para el esmalte de las piezas dentales. Es lo que se conoce como fluorosis dental, que se manifiesta en forma de una decoloración de los dientes. En este sentido, una importante cantidad de flúor provoca que se reduzca el almacenamiento de calcio en los dientes. Además, otro de los efectos negativos es que incrementa el estrés de las células presentes en el esmalte y esto provoca que se altere la correcta mineralización del mismo. Como casi siempre, en la dosis está el veneno.

La propia Organización Mundial de la Salud (@WHO) destaca igualmente los peligros del exceso de flúor: “la ingesta de fluoruros tiene efectos tanto beneficiosos -reducción de la incidencia de caries dental- como negativos -fluorosis del esmalte y de los huesos tras una exposición prolongada-. El margen entre las ingestas que producen esos efectos opuestos es muy estrecho”. La OMS también alertaba de otro problema de salud que puede provocar ingerir demasiado fluoruro, algo que ocurre cuando se consumen aguas subterráneas que lo poseen en abundancia de forma natural, o de productos de cultivos que captan fluoruros y se riegan con esas aguas. Esa exposición puede provocar una fluorosis esquelética discapacitante, asociada a osteosclerosis, calcificación de los tendones y ligamentos y deformidades óseas.

Fases de la fluorosis

La fluorosis dental se manifiesta en varias fases, según la gravedad. En un primer nivel es posible que apreciemos leves estrías o líneas en la superficie de los dientes, y posteriormente pueden aparecer una especie de manchas blancas opacas. En las situaciones más graves y severa, que podrían verse empeoradas por una nutrición deficiente, el esmalte de los dientes presenta un aspecto totalmente quebradizo y es posible observar unas marcas marrones que salpican toda la estructura dental.