Mayores

Alternativas a los medicamentos retirados por la presencia de ranitidina

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 27 de diciembre de 2019

4 minutos

Se trata de fármacos similares que cumplen la misma función de evitar el ardor estomacal

medicametos anti diarrea

Hace unos meses conocimos la noticia: Sanidad (@sanidadgob) retiraba una serie de medicamentos empleados para calmar el ardor de estómago. ¿El motivo? Se encontró una sustancia que podía llegar a ser cancerígena para los humanos: la ranitidina. Un fármaco que se usa para reducir la producción de ácido en el estómago, especialmente en los casos en los que se padece una úlcera gástrica o reflujo gastroesofágico.

Mientras las autoridades sanitarias determinan si un paciente puede o no seguir tomando estos fármacos, pues no se conocen todavía evidencias de daños en personas concretas, se han dejado fuera del mercado farmacéutico esos lotes sospechosos. En total, hablamos de 34 presentaciones diferentes, en forma de comprimidos, comercializadas por 16 laboratorios.

En este mismo sentido, los responsables públicos no han especificado si las personas que tomaban ese medicamento deben dejar de hacerlo; aunque sí recuerdan que no se puede cortar de raíz un tratamiento y sin consultar a un médico. Lo mejor es acudir a la consulta del especialista para que valore si se puede continuar con ese fármaco o si existen otro tipo de soluciones. Bajo esta premisa, ¿hay alternativas a este producto para la acidez estomacal? ¿Podemos tomar otros medicamentos que hagan la misma función? 

¿Qué medicamentos se pueden tomar como alternativa a los retirados que tenían ranitidina?

Medicamentos alternativos para esta dolencia estomacal

Desde la Organización Farmacéutica Colegial (@Farmaceuticos_) recuerdan que el riesgo de abandonar la ingesta de ese medicamento por nuestra cuenta es incluso mayor que si seguimos tomando la medicina hasta la próxima vez que veamos a nuestro médico.

Por eso, si el doctor te recomienda que lo mejor es que dejes de consumir estos fármacos puestos por ahora en cuarentena, siempre puedes decantarte por otros alternativos. Es el caso de aquellos que tengan en su composición famotidina, un inhibidor de la secreción ácida. Es un elemento de la misma familia y hace prácticamente la misma función, pero en este caso no hay ningún tipo de alerta sobre este producto. 

Como te explicará tu médico, su efecto no es muy rápido y tardarás un par de horas en notar esa sensación de alivio estomacal. Pero, por otro lado, la acción protectora te durará unas 10 o 12 horas desde que lo consumes. Además de utilizarse para esa acidez gástrica, la famotidina (como también era el caso de los medicamentos con ranitidina) se usan para combatir el reflujo y la úlcera péptica.

Igual que ese principio activo, existen otra serie de soluciones farmacológicas que tienen las mismas indicaciones terapéuticas, aunque antes de tomarlas también deberás consultarlo con tu médico de cabecera. Es el caso de los siguientes:

  • Omeoprazol. El rey de los protectores gástricos. Un medicamento potente que incluso se puede conseguir sin receta, de ahí el riesgo que supone si lo tomamos sin control alguno.
  • Esomeprazol. Este fármaco se aplica para el tratamiento de la esofagitis erosiva. 
  • Lanzoprazol. En este caso, su efecto puede reducir la cantidad de ácido que se produce en tu estómago. 
  • Rabeprazol.  Es un medicamento que puede administrarse en niños que hayan cumplido un año y que resulta aconsejable para cuidar el esófago. 

Aparte de esta lista, puede que el profesional sanitario te aconseje que tomes antiácidos para calmar esas molestias en el estómago. Son medicamentos que favorecen una reacción química que lo que hace es neutralizar el ácido clorhídrico del estómago y transformarlo en un nuevo compuesto formado por sal y agua. Lo bueno, como reconocen desde la OCU (@consumidores), es que actúa en apenas unos 15 minutos y al tener forma líquida se ingiere mucho mejor. La desventaja, añaden, es que su acción es temporal y solo sirve para apaciguar esa zona durante algo menos de una hora.

¿Qué medicamentos se pueden tomar como alternativa a los retirados que tenían ranitidina?

Consejos y remedios naturales para esas molestias

El ardor de estómago es una irritación del esófago que se siente en la misma boca del estómago. Por eso, además de esas pautas farmacológicas, el especialista sanitario puede que te hable de algunas soluciones naturales, así como de un cambio de hábitos para mejorar las dolencias asociadas al estómago. Toma nota si es tu caso: 

  • Una mala alimentación es responsable, en buena medida, de ese ardor que sientes en el estómago. Por eso debes tener mucho cuidado con pasarte con el alcohol, las comidas picantes, los fritos, las tazas de café o aquellas bebidas que tengan cafeína. 
  • Pero de nada serviría eliminar todo esto de tu dieta si de lo demás comes en cantidades ingentes y haces comidas muy copiosas. En la moderación está el secreto para cuidar tu aparato digestivo. 
  • La tradicional siesta española no es muy aconsejable en este caso. Por eso, vence la pereza y vete a dar un paseo tranquilo en lugar de irte al sofá. El mismo consejo que se puede aplicar por la noche: olvídate de cenar demasiado tarde e irte a la cama nada más terminar.
  • Tampoco es muy bueno en este sentido que hagas ejercicio inmediatamente después de comer. Lo único que conseguirás es dificultar la digestión y llamar a la aparición de esa molesta quemazón.  
  • Es bueno que en ese cambio de hábitos hagas algo por bajar de peso y controlar los kilogramos de más y muy importante, dejar de fumar
  • Y si quieres optar por remedios naturales para reducir ese ardor, siempre te puedes hacer una infusión de manzanilla, regaliz o malvavisco. E igual lo desconocías, pero si te tomas un plátano, sus antiácidos naturales lo combatirán.
0

No hay comentarios ¿Te animas?