Medicina general

El cáncer de cabeza y cuello provoca un gran impacto psicológico y social en el paciente

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 27 de enero de 2020

2 minutos

Durante 2019 se diagnosticarán en España 11.791 nuevos casos de varios tipos de estos tumores

El cáncer de cabeza y cuello es uno de los tumores con más impacto psicológico y social

Los cánceres de cabeza y cuello son los que se desarrollan en las superficies húmedas y escamosas de distintas partes de estas dos zonas del cuerpo como, por ejemplo, la boca, la nariz y la garganta. Así, engloban la cavidad oral, la faringe, la laringe, los senos paranasales y la cavidad nasal, y las glándulas salivales. Las estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM @_SEOM) establecen que a lo largo del año 2019 se diagnosticarán en España 11.791 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello. En concreto de laringe, faringe o cavidad oral.

La combinación de alcohol y tabaco

En los varones, estos tumores representan aproximadamente el 5% de los casos de cáncer y en las mujeres el 2%, por lo que supone la quinta neoplasia más frecuente de la población mundial, según datos del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (TTCC @ttccgroup). De igual modo, tienden a diagnosticarse en personas mayores de 50 años y no tanto en adultos jóvenes.

Entre las causas que los desencadenan está el consumo de alcohol y tabaco. En concreto, al menos en el 75% de ambos cánceres, el motivo principal es la ingesta de estas sustancias al mismo tiempo. Las personas que recurren tanto al tabaco como al alcohol de forma simultánea poseen un riesgo mayor de desarrollarlos que las que fuman e ingieren alcohol de manera independiente.

Beber alcohol moderadamente no tiene ningún beneficio sobre la reducción de la mortalidad

El impacto psicológico

Desde la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), se hace especial hincapié en que la mayoría de las terapias empleadas para tratar estos tumores poseen efectos negativos y que estos a su vez tienen un impacto psicológico y social en el paciente.

Las secuelas físicas son importantes, de modo que en ocasiones afectan a su calidad de vida de una forma significativa, incidiendo incluso en la capacidad para hablar, tragar y respirar. En opinión de María Jesús Romero, presidenta de la Asociación Española de Pacientes con Cáncer de Cabeza y Cuello, estos tumores son poco conocidos no porque haya pocos casos, sino porque quienes los padecen se aíslan socialmente por sus secuelas. “El desconocimiento de la sociedad es muy grande y esto no facilita la vuelta de los pacientes a una forma de vida lo más parecida posible a la que tenían anteriormente, porque desgraciadamente no va a ser igual, sino bastante distinta”, asegura.

Por ello, es vital que el paciente y el médico hablen sobre el tipo de tratamiento que se va a recibir y de qué manera va a perjudicar a su manera de comer, hablar o respirar, así como a su aspecto exterior. Estas singularidades del cáncer de cabeza y de cuello hacen que la rehabilitación sea un elemento crucial del proceso de recuperación. En ocasiones, será necesario recurrir a una cirugía plástica para reconstruir algunos huesos y tejidos. De igual modo, los cuidados paliativos y la atención en el ámbito emocional requieren una dedicación específica.

0

No hay comentarios ¿Te animas?