Medicina preventiva

Aumento de los casos de cáncer de boca por la práctica de sexo oral

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 12 de noviembre de 2019

3 minutos

Es importante usar preservativo y vigilar que no haya heridas en la boca o en los genitales

La actividad sexual influye en una mejora de la memoria, según un estudio

El cáncer de boca y garganta no solo tiene su origen en el abuso de tabaco o el alcohol. Fumar y beber sin medida supone un importante riesgo para la aparición de este tipo de tumor, pero también la práctica de sexo oral con cinco o más compañeros a lo largo de nuestra vida. Y todo es debido al virus del papiloma humano que reside en las zonas genitales, con lo que es fácil adivinar que se traslade a la cavidad bucal. 

Eso sí, pese a que ha subido el porcentaje de tumores por este tipo de contagios, todavía siguen siendo mayoritarios los que se producen en personas fumadoras o que han abusado de las bebidas alcohólicas. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (@_SEOM), se estima que este año se diagnosticarán cerca de 8.500 nuevos casos de cáncer oral en nuestro país. 

Hasta el propio actor Michael Douglas reconoció en una entrevista hace años que el cáncer de garganta que le diagnosticaron no obedecía al consumo de cigarrillos, sino al sexo oral. Y es que los hombres son la población más afectada por este tipo de tumor. Pero recordemos, no hay que ser alarmistas, por practicar sexo oral no vamos a desarrollar un tumor orofaríngeo. 

Aumento de los casos de cáncer de boca por el sexo oral

Cáncer de boca: todo lo que necesitas saber

A pesar de ser uno de los tipos de cáncer más desconocidos, lo cierto es que su incidencia en la población comienza a ser significativa. Ampliando los datos expuestos anteriormente y según el centro oncológico MD Anderson Madrid (@MDAnderson_ES), la presencia del cáncer de boca o cáncer oral en España es, aproximadamente, de 6 a 13 casos por 100.000 hombres al año y de 1 a 2 casos por 100.000 mujeres.

En términos generales, se trata de una enfermedad que puede afectar a cualquiera de las partes que componen la boca como, por ejemplo, los labios, las encías, el paladar, la lengua e incluso el revestimiento interno de las mejillas. Aunque el tabaco, el consumo de alcohol y la práctica descontrolada de sexo oral son las causas principales del cáncer de boca, la exposición excesiva al sol en los labios o un sistema inmunitario debilitado también pueden motivar su aparición.

No obstante, la realidad es que los cánceres de boca ocurren cuando las células de los labios o la boca desarrollan cambios en su ADN, favoreciendo el crecimiento de las células cancerosas que, con el tiempo, se transforman en un tumor, tal y como explican desde la Clínica Mayo (@ClinicaMayo). Este suele ir acompañado de los clásicos síntomas que actúan como indicativo de la situación que atraviesa el paciente. Llagas en los labios que tardan demasiado en cicatrizar, dificultad para tragar, dientes debilitados o el crecimiento de protuberancias dentro de la boca son solo algunos de ellos.

Por eso, ante la más mínima señal de alarma, lo mejor es que acudas a tu médico de cabecera para que comience las pruebas pertinentes y determine un diagnóstico previo del problema.

Cáncer de boca

¿Qué otros riesgos tiene el sexo oral?

Como todo, la prevención es la base para una buena salud, también en materia de sexualidad. Esto no quiere decir que haya que dejar de practicar sexo oral, pero es importante seguir una serie de recomendaciones preventivas, como no ingerir el semen o no hacer esas prácticas sexuales si hay heridas en la boca o los genitales, que pueden suponer una puerta de entrada para el virus.

Es aconsejable, además, que el hombre utilice preservativo si recibe sexo oral y la mujer un parche de látex. Por su parte, lo de lavarse los dientes tras practicar una felación o un cunnilingus para evitar contagios es totalmente falso. 

Además, el cáncer oral no es la única enfermedad que se trasmite si hay un riesgo en la práctica de sexo oral. Hay toda una serie de patologías e infecciones que se pueden achacar a este motivo: 

  • El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) se puede transmitir por medio de la sangre, el semen o los fluidos vaginales; por tanto también estamos expuestos con este tipo de prácticas. Sin embargo, es importante apuntar que el riesgo es más bajo que si se hace sexo con penetración sin condón, salvo si se traga el semen. 
  • Infecciones menos graves que un cáncer, pero que es importante prevenir y tratar con una sana educación sexual. Es el caso de la clamidia, los herpes, la sífilis o la gonorrea. Estas dos últimas pueden llegar a tener consecuencias graves si no se sigue el tratamiento pautado para que remitan.
0

No hay comentarios ¿Te animas?