Medicina preventiva

¿Sientes picor en las piernas? Estas pueden ser las posibles causas

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 17 de junio de 2019

2 minutos

Rascarnos de forma incontrolada no soluciona nada para acabar con el también llamado prurito

Picor en las piernas

Resulta casi imposible no rascarse cuando tenemos un picor insoportable. La mayoría de las veces esa molestia, también conocida como prurito, desaparece en poco tiempo y obedece a una falta de hidratación de la piel. Sin embargo, existen otras muchas causas, incluso más severas, detrás del picor en las piernas y hoy te desvelamos algunas de ellas.

Posibles causas del picor en las piernas

Como hemos dicho anteriormente, la respuesta a esta irritante situación se encuentra en una simple piel seca que necesita una buena dosis de hidratación. Esa falta de agua, así como el envejecimiento de nuestra dermis o patologías como la diabetes, hacen que nuestra piel esté tirante, áspera y con tendencia a las escamas. Lo mejor en este caso es beber abundantes líquidos y aplicarnos crema hidratante, mejor si es con productos no alérgicos, después de la ducha o cuando notemos ese picor. 

Otras de las reacciones de la piel que hace que se produzca ese picor puede deberse a un eccema o dermatitis atópica. Para ponerle remedio a esta afección tan común es importante recurrir a geles y lociones antihistamínicas. A los problemas que ya padecen muchas personas con mala circulación (hormigueo, aparición de varices...) se suma también un irremediable picor.

Precisamente, este no es único problema de salud interno que provoca el prurito. Hay enfermedades, con pronóstico más serio, detrás de lo que pueda parecer un simple picor. No tiene que sonar como voz de alarma, pero nunca está de más saber que ese picor en ocasiones puede ser consecuencia de una enfermedad hepática, tiroides o algunos tipos de cáncer como el linfoma.

¿Cómo podemos calmar esa irritante molestia? 

Si no responde a un problema interno más grave y es solo falta de hidratación o sequedad de la piel, estos son algunos consejos eficaces para calmar la zona y evitar volvernos locos rasca que te rasca, con lo que tampoco se consigue nada: 

  • Consulta con tu dermatólogo y compra la crema más adecuada para tu dermis. Así, ese cosmético puede llevar aceites vegetales con efecto reparador, aloe vera para calmar esa zona enrojecida y con picor o glicerina para aportarle una dosis extra de hidratación.
  • No te olvides de aplicar mañana y noche para calmar tu piel. 
  • Cuando haya brotes severos, por motivo de una alergia o infección de piel, lo mejor es consultar con un especialista por si considera oportuno recetarnos una crema a base de corticoides
0

No hay comentarios ¿Te animas?