Preguntas

Cómo mejorar la concentración con consejos y ejercicios

Teresa Rey

Lunes 2 de diciembre de 2019

2 minutos

Si trabajamos la atención, mejoramos la memoria, solo tenemos que cambiar algunos hábitos

Cómo mejorar la concentración con consejos y ejercicios (Bigstock)

Estamos llenos de estímulos por todas partes. Nos ponemos a hacer algo, de pronto nos suena el whatsapp y no podemos evitarlo o lo miramos ipso facto o ya estamos dándole vueltas, ¿quién me habrá escrito? Nos sentamos frente al ordenador y en el momento más inoportuno nos avisa de que tenemos un nuevo e-mail. Después, están nuestros propios pensamientos y nuestras preocupaciones diarias. Tantos estímulos merman nuestra capacidad de concentración. Del mismo modo, podemos tender a ser personas inquietas y esto también puede afectar a nuestros niveles de atención, pero existen algunas formas de trabajarlo.

¿Qué es la concentración?

Concentración y atención van de la mano. Como aclara el psicólogo Bernabé Tierno en su libro Las mejores técnicas de estudio (Ed. Temas de hoy), realmente la segunda es una propiedad de la primera. Es decir, gracias a mi capacidad de concentración logro estar atento. Por tanto, la concentración consiste en estar inmerso profundamente en una tarea, objeto o idea, con una abstracción de todo lo que hay a nuestro alrededor, y durante un tiempo prolongado. Además, según apunta el experto, muchas veces los fallos en la memoria se producen por esta falta de atención.

Cómo mejorarla

La mejora de la atención puede, por tanto, repercutir en muchos ámbitos: en el trabajo, en el deporte o en la cotidianidad. En ella influyen aspectos que están presentes en nuestra vida diaria: la ansiedad o el estrés la merman, pero también la falta de sueño o el entorno en el que nos encontremos, explica Marité Rodríguez experta en neuromarketing y neurociencia.

Si queremos que nuestra atención sea plena cuando nos ponemos a realizar una tarea, podemos ir marcándonos pequeños objetivos a lo largo de la jornada. A medida que los vayamos cumpliendo, deberemos tomarnos un descanso. De esta forma, podremos empezar con la tarea siguiente con la misma tenacidad y concentrados en ella.

También tenemos la posibilidad hacer unos preparativos previos. Si estamos al principio del día quizá un buen desayuno o practicar algo de ejercicio es la mejor manera de ir asimilando lo que vas a realizar a continuación y que exige de ti una dedicación plena, comenta la experta.

De la misma manera, tenemos que buscar el momento idóneo, pues si nos encontramos muy cansados o pendientes de algo que perturba en gran medida nuestros pensamientos, como es lógico nos costará más fijar nuestra atención.

Si estamos estudiando o trabajando, el entorno puede perturbarnos, por lo que debemos intentar crear un ambiente con el menor número de distracciones posibles.

Ejercicios para mejorar la atención

Existen numerosas tablas de ejercicios para trabajar la concentración. Bernabé propone varios, perorecogemos dos de ellos que puedes hacer en cualquier momento:

  • Coge un periódico o revista y en una página cualquier tacha a la mayor velocidad que puedas una letra concreta, por ejemplo la vocal “a”. Cuando hayas adquirido la destreza suficiente, puedes aumentar hasta dos o tres letras teniendo siempre la imagen, en tu mente concentrada, de cada una de ellas.
  • Rápidamente cuenta en sentido decreciente a partir de 100, de dos en dos o de tres en tres: 100-97-94-91…
0

No hay comentarios ¿Te animas?