Preguntas

¿El pie de atleta solo afecta a jóvenes deportistas o también a adultos mayores?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 11 de julio de 2019

2 minutos

Que no te engañe el nombre, esta infección por hongos que afecta a los pies es de las más comunes

¿El pie de atleta solo afecta a jóvenes deportistas o también a adultos mayores?

Su nombre científico es Tinea Pedis y aunque las personas que realizan una actividad física intensa, utilizando durante largos periodos de tiempo calzado deportivo, pueden padecerla con relativa facilidad, no es una patología que tengan en “exclusiva”.

Como explica la Fundación Podoactiva (@Podoactiva) el pie de atleta es una infección micótica dérmica, es decir, una infección producida por determinados tipos de hongos, que comienza a manifestarse generalmente en el área interdigital y puede expandirse por toda la planta del pie o pasarse de un pie al otro, dado que se contagia con facilidad.

Medidas preventivas especialmente importantes en verano

Existen distintos tipos de Tinea Pedis según el hongo exacto que cause la infección. La manifestación más habitual, que se aprecia a simple vista, es la anormal descamación de la piel. Puede afectar a los dedos (uno o varios), al espacio que queda entre ellos o a toda el área plantar. En ocasiones, el pie de atleta también va unido a la aparición de pequeñas pápulas de carácter inflamatorio. En los casos más graves, pueden formarse dolorosas úlceras entre los dedos con las que resulte realmente difícil caminar.

Aunque no seas un súper deportista conviene no olvidar algunas recomendaciones para prevenir esta micosis, especialmente en verano, porque como afirma la Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv) las temperaturas más elevadas, unidas a la humedad, parecen ser las condiciones idóneas para que los síntomas de esta patología aumenten. Piscinas, duchas o saunas compartidas, pueden ser el lugar perfecto para que los hongos se propaguen y lleguen a tus pies aunque no seas un atleta.

pie de atleta

Entre las recomendaciones para que esta situación no suceda debes recordar:

  • Utilizar calzado específico (que puedas mojar) en este tipo de instalaciones. Además de protegerte de posibles contagios, te ayudará a evitar peligrosos resbalones.
  • Secar escrupulosamente tus pies después de cada baño, para que no quede resto alguno de humedad, especialmente entre los dedos.
  • Si practicas running o senderismo. el calzado también es básico para la salud de tus pies. Elige unas zapatillas o botas que permitan una correcta transpiración. Además, para mantener controlado el posible sudor, aplicar polvos de talco es un remedio efectivo para tener los pies secos en todo momento.

Ante la sospecha de estar sufriendo esta infección por hongos, debes acudir al podólogo lo antes posible, para determinar el tratamiento más apropiado que consiga eliminarla evitando daños que podrían derivar en afecciones más complejas y dolorosas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?