Preguntas

En qué casos es necesaria una mastectomía preventiva

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Lunes 10 de febrero de 2020

2 minutos

La mastectomía preventiva se puede realizar si existen antecedentes personales o familiares

Mastectomía Preventiva

Enfrentarse a una operación como una mastectomía nunca es fácil. Cuando tu médico la propone, normalmente es porque se ha detectado un tumor o células cancerígenas en esta zona. Según la fase en la que se encuentre, se optará por un tipo de cirugía u otra, pudiendo ser parcial (solo los tejidos afectados), total (la mama completa) o incluso radical (incluyen los músculos torácicos).

Pero hay casos en los que, sin haber desarrollado el cáncer, el médico puede optar por la mastectomía preventiva si el paciente se encuentra en alguno de los siguientes grupos de riesgo.

Antecedentes y mastectomía preventiva

La organización Breast Cancer indica los siguientes casos como pacientes en los que se puede recomendar la mastectomía preventiva. Se trata de una operación sencilla y rápida (dura en torno a 60 – 90 minutos) y puede evitar la aparición del cáncer de mama.

La parte más importante es determinar si existen antecedentes familiares que hayan tenido esta enfermedad antes de los 50 años. Esto incluye a parientes muy directas, como hermanas, madres o hijas. Es fundamental conocer el historial clínico de tu familia para poder coger a tiempo esta o cualquier otra enfermedad.

La mastectomía puede recomendarse por antecedentes familiares

También incluyen los antecedentes personales, por ejemplo, si lo padeciste en el pasado, tienes más probabilidad de que vuelva a suceder. La diagnosis del carcinoma lobular in situ también se considera como un factor de riesgo, además de haber recibido radioterapia en el pecho en una edad bastante joven (antes de los 30).

Prevención del cáncer

Existen además algunas pruebas que pueden encontrar mayor posibilidad de sufrir cáncer de mama y, por tanto, se puede recomendar en estos casos la mastectomía preventiva. Esto incluye las mutaciones de ciertos genes, sobre todo el BRCA1 y BRCA2, y la existencia de microcalcificaciones en el tejido mamario.

Una biopsia previa puede ayudar a determinar si existe o no el cáncer de mama, pero en ocasiones esta resulta complicada de realizar y, en base a los factores comentados anteriormente puede ser importante realizar una mastectomía preventiva para evitar males mayores.

En estos casos, es todavía más recomendable optar por una reconstrucción durante la propia operación. Si no existe contraindicación médica (debilidad del paciente, persona fumadora…). Gracias a esto los efectos de la mastectomía preventiva, especialmente los efectos psicológicos y estéticos, se verán bastante reducidos y la mujer podrá continuar con su vida con normalidad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?