Preguntas

¿Para qué se utiliza la optometría sintónica o fototerapia syntonic?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 18 de enero de 2020

2 minutos

Es una terapia que se basa en la luz y sus ondas de frecuencia para abordar trastornos oculares

Para qué se utiliza la optometría sintónica o fototerapia syntonic

La optometría sintónica o fototerapia syntonic es una terapia que se basa en la luz y sus ondas de frecuencia para el abordaje de determinados problemas oculares. El primer gabinete en el que se aplicó esta terapia se abrió a principios del siglo XX pasado en Suiza, pero el concepto como tal se originó en Estados Unidos en los años 30. Esta terapia lo que hace es trabajar con distintas frecuencias de luz de modo que se estimula la bioquímica del cerebro, según los expertos.

Estimular el cerebro

Gracias a estos haces de luz u ondas y su aplicación en los ojos, se estimula el sistema neurológico, lo que repercute positivamente en las vías motoras de la zona ayudando a la mejoría de algunos trastornos.

La fototerapia syntonic establece que esas ondas de luz son la manera más rápida de provocar la reacción del cerebro. Gracias a ello resulta posible conseguir información de la visión en general y a la par lograr beneficios en sistema motor, y aspectos como la acomodación, la concentración, el sistema binocular u otras habilidades visuales.

Su aplicación varía en función de cada paciente y de los trastornos oculares que tenga, pero lo más habitual  es emplearla para abordar la vista cansada, el ojo vago, la visión borrosa o inestable o doble, estrabismos o reducción de la visión periférica. Además, puede usarse en dolores de cabeza, problemas de concentración o de lectura, lesiones cerebrales traumáticas o incluso rendimiento deportivo, entre otros.

Los problemas oculares provocados por el agua de las piscinas

Su efectividad

Sus defensores aseguran que es eficaz en el 95% de los casos, allí donde la onda específica que necesita el paciente consigue generarle una respuesta positiva. Para comprobar si este puede someterse a la terapia existen unos tests optométricos que lo evalúan.

La técnica consiste en emitir luz blanca, y a esta se le aplican distintos filtros que tienen que adecuarse para alcanzar la frecuencia de luz que pertinente en cada caso. Esta frecuencia se ha de repetir varias veces para que alcance los efectos terapéuticos deseados.

Todavía no hay suficientes estudios científicos que evidencien la eficacia de este método, pese a que lleva tiempo practicándose. Hay varios informes que la avalan, pero se considera que aún deben realizarse más investigaciones. Algo que a día de hoy está llevándose a cabo, según apuntan algunos especialistas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?