Preguntas

¿Puede perjudicarnos un exceso de higiene corporal?

Teresa Rey

Viernes 19 de abril de 2019

2 minutos

Con ducharnos una vez al día es suficente, pues demasiada agua puede dañar la piel

Puede perjudicarnos un exceso de higiene corporal (Bigstock)

Mantener una higiene corporal adecuada es importante porque la limpieza es fundamental para mantener la salud. Sin embargo, también hay unos límites y lo mismo que es malo no lavarse también lo es hacerlo en exceso. Se trata de llegar a un término medio y siempre adecuado al tipo de vida de cada persona. Un cirujano, por ejemplo, tendrá que lavarse varias veces las manos al día, de modo que esta acción se encuentra justificada en su caso, pero en alguien que no lo necesite solo tendrá que seguir las recomendaciones al respecto. Es decir, depende de las circunstancias, así deberemos actuar. Lo mismo que hay unas pautas para la higiene dental, también existen unas medidas que debemos seguir para nuestro aseo general.

El agua con moderación

El doctor Román Barabash Neila, de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), asegura que solo hay que ducharse una vez al día, porque un exceso de agua perjudica a la piel. En concreto, puede contribuir al deterioro de la misma e incluso agravar patologías dermatológicas que ya se padezcan.

Realmente lo que ocurre cuando nuestra epidermis recibe demasiada agua es que su capa protectora se debilita. Esto puede favorecer a que proliferen bacterias, hongos, virus y otros microorganismos.

Cómo lavarse

El consejo, por tanto, es ducharse con agua tibia, nunca muy caliente, y solo en una ocasión a lo largo del día, pero no más. Se trata de usarla con moderación, pues el agua al final también proporciona bienestar.

En cuanto a si es mejor la ducha o un baño, también depende. Si atenemos a razones de seguridad, en personas mayores es recomendable la ducha, pero si estamos bien o hay alguien que nos puede asistir, un baño relajante en casa de vez en cuando aporta también sus beneficios y puede ayudarnos a eliminar el estrés acumulado durante el día.

Si no es posible ducharse todos los días, se puede hacer cada dos días, o cada dos o tres jornadas, y el resto de la semana centrarse en las axilas, los genitales y los pies, indican los expertos.

Los productos de higiene

Para mantener una higiene adecuada es recomendable usar geles que no dañen el manto natural de protección de la piel y que no sean agresivos, los jabones neutros son una buena opción. En cuanto al champú también debemos buscar productos adecuados para el uso diario, suaves y que respeten el pH de la piel. 

Después de cada lavado es recomendable secar bien, pero sin frotar. Con la toalla y con movimientos delicados de modo que se absorba bien el agua. Esto también es válido para el cabello.

0

No hay comentarios ¿Te animas?