Preguntas

¿Sabías que uno de cada cuatro españoles sufre hipersensibilidad dental?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 5 de diciembre de 2019

6 minutos

Abusar de alimentos ácidos, cepillarnos con fuerza o apretar los dientes está detrás de esa molestia

pastas de dientes contra la hipersensibilidad dental
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 5 de diciembre de 2019

6 minutos

Una de cada cuatro personas en nuestro país tiene algo común, al menos una cosa. Nos referimos a que sufren sensibilidad dental tal y como se extrapola de un estudio realizado por Sanitas (@sanitas) sobre la salud bucodental de los españoles. Con esta cifra conocemos, por tanto, lo común que resulta esta molestia en los dientes que se agrava sobre todo en los meses de más frío debido a esas temperaturas tan bajas que afectan a nuestra boca. 

Dolor agudo. Es la señal más característica de este problema que se intensifica debido a una carencia del esmalte protector que se encarga de proteger nuestra dentadura; algo que sucede, por ejemplo, cuando estas personas afectadas toman alimentos o bebidas demasiado frías o calientes y notan ese "pinchazo". 

En condiciones normales, la dentina se encuentra en la parte interior del diente (es una capa cuya función es proteger al nervio dental), pero si ese esmalte que a su vez protege a la dentina está cada vez más defectuoso y va perdiendo grosor, con el tiempo esa dentadura se muestra más sensible ante cualquier estímulo o agente externo. Es entonces cuando esa dentina, que está formada por poros o conductos que van hacia el nervio, está más expuesta a ese daño provocado por esas bajas temperaturas o por ciertos alimentos. 

Y como todo, siempre hay un colectivo poblacional que tiene un mayor riesgo de sufrir esa sensibilidad. Es el caso de esas personas que suelen poner mucho empeño (fuerza) a la hora de lavarse los dientes, lo que padecen recesión gingival (en este caso la encía se retrae y deja al descubierto parte del diente que antes permanecía oculto; algo que se da más frecuentemente al cumplir más años) o que sufren de periodontitis (que puede dejar sin soporte óseo a la pieza dental). 

¿Sabías que uno de cada cuatro españoles sufre hipersensibilidad dental?

Esta barrera protectora se va desgastando debido a diversas causas: al consumo de alimentos ácidos, por apretar o rechinar los dientes, por exponerlos a temperaturas frías o por no cuidar ese esmalte con una buena pasta y una adecuada rutina de higiene bucal. En este buen hábito ese esencial que ese cepillado sea suave y con cepillo adecuado para no dañar ni a las encías ni a los dientes. 

Tampoco viene mal que de cara a una mayor prevención para evitar esa sensibilidad dental, que puede ser especialmente molesta en aquellos mayores que ya de por sí tienen ciertas patologías en la boca, se acuda de forma regular al dentista. 

¿Sabías que uno de cada cuatro españoles sufre hipersensibilidad dental?

Apunta estos consejos para acabar con esa sensibilidad dental

Ya hemos dicho que una buena higiene dental y una visita al dentista de vez en cuando pueden hacer mucho para acabar con esa molesta sensibilidad en los dientes. Pero te adelantamos algún truco más que resulta muy efectivo en este sentido y que puede evitar males mayores como puede ser una caries:

  • A la hora de lavarte los dientes usa una pasta que sea poco abrasiva con los mismos y si quieres ayúdate del hilo dental para eliminar esos restos que pueden quedar en esos huecos de difícil acceso. Incluso hay soluciones y enjuagues bucales que alivian estas molestias y refuerzan la barrera protectora del esmalte. 
  • Cuidado con abusar de aliños con demasiado vinagre y no consumas demasiados refrescos (no solo por un tema de salud dental, sino que a tu organismo en general no le viene nada bien estas bebidas azucaradas; sobre todo a los mayores). Lo mismo que si en nuestra dieta abundan los cítricos, los tomates, los yogures, la nata, los quesos curados, el zumo de naranja, el vino o incluso el café
  • Lo mismo pasa si nos excedemos con el azúcar, el verdadero enemigo de la salud de nuestros dientes. Una vida tan dulce puede hacer que proliferen las bacterias que se encargan de deteriorar las encías y dejen expuestas áreas sensibles de los dientes.
  • Cuidado con esa manía de morder lápices, bolígrafos o cualquier otro objeto que solo hacen que dañar el esmalte de tus piezas dentales. Lo mismo sucede si nos empeñamos en abrir envases o bolsas con los dientes. 
  • Si tu problema está relacionado con el bruxismo, es bueno que tu dentista te haga una férula nocturna para descargar en esta esa tensión que se acumula en la mandíbula. 

Además de estas acciones que puedes llevar a cabo en casa, en la consulta de tu dentista también te pueden ayudar a combatir esos dientes sensibles. Así pues, este especialista puede aplicar una especie de barniz de flúor sobre esos dientes más sensibles para ayudar a que salgan más reforzados y no sufran ese daño.

Además, se suele aconsejar una pasta de dientes, también rica en flúor, para lavarse los dientes de esas zonas sensibles y ayudar a reforzar el diente. Y en los casos más llamativos o graves incluso se recurre a la realización de una restauración de esa pieza dental para reparar aquellas zonas donde ya no queda esmalte alguno.