Preguntas

¿Qué es la hematuria y cuándo debe alarmar a las personas mayores?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 2 de febrero de 2020

3 minutos

La presencia de sangre en la orina puede obedecer a diversas causas, algunas de ellas graves

¿Qué es la hematuria y cuándo debe alarmar a las personas mayores?

La hematuria es el nombre que recibe la aparición de sangre en la orina. Una situación que puede ser alarmante, sobre todo en personas mayores, ya que puede obedecer a un trastorno serio de salud. Así pues, resulta imprescindible que acudas al médico para que confirme el diagnóstico concreto en cada caso. Y es que dicho sangrado puede tener distintos orígenes, algunos sin más importancia, que, a continuación, te explicamos.

¿A qué se debe la hematuria o sangre en la orina?

En la mayoría de las situaciones, dicha afección se hace de forma inconsciente, ya que no existe ningún síntoma doloroso que pueda apuntar a que algo está fallando en tu organismo. Aunque puede que todo quede en un susto y esa circunstancia obedezca a la toma de algunos laxantes o el consumo de ciertos productos que tiñen el orín de un color rosado o anaranjado. Es el caso de la remolacha, el ruibarbo y las bayas.

Cuando esto sucede, al cabo de unos días la sangre desaparece. Pero si no es así, hay que despejar otro tipo de incógnitas sobre los motivos por los que las células sanguíneas se filtran. Así pues, esto ocurre en casos muy concretos.

¿Qué es la hematuria y cuándo debe alarmar a las personas mayores?
  • Infección de las vías urinarias debido a bacterias que se introducen por medio de la uretra. 
  • Problemas renales cuyos síntomas pueden parecerse a los de una patología relacionada con la vejiga. Sin embargo, cuando se trata de una dolencia del riñón, como en este caso, además viene acompañado de fiebre y dolor en un costado. Si estos órganos sufren un golpe fuerte (por ejemplo, por un accidente) puede darse la misma situación.
  • Agrandamiento de la próstata, sobre todo a medida que los hombres se acercan a la mediana edad. Además de la sangre que se puede ver en el baño, puede existir una dificultad para orinar pese a una necesidad constante y urgente de hacerlo.
  • En ciertos estadios más avanzados de cáncer de riñón, de vejiga o de próstata, es posible un caso de hematuria. 
  • Defectos o trastornos hereditarios pueden estar detrás de la aparición de un tono rojizo a la hora de miccionar.

Causas todas ellas que se unen a factores de riesgo como son la edad (especialmente a partir de los 50 años), el consumo habitual de algunos medicamentos, como la aspirina; antecedentes familiares por cálculos renales, o si se es más propenso a padecer infecciones urinarias.

¿Qué tratamientos se recomiendan en estos casos?

Si no observas a simple vista la presencia de sangre en la orina, puede ser necesario analizarla en el microscopio. Así, una vez detectada, será el urólogo el que determine qué se hace, a continuación, para que en el sedimento urinario no haya glóbulos rojos.

Para acertar con el tratamiento adecuado, como recuerdan desde el Hospital Clinic (@hospitalclinic), es preciso tener en cuenta si el paciente sufre otros síntomas, así como la cantidad y el porcentaje de sangre localizada. Algo que se puede comprobar con un análisis y una ecografía, sobre todo si se sospecha que viene de un traumatismo renal o de una malformación.

Como no existe un tratamiento estándar en estos casos, lo que se hace es aplicar una terapia concreta según la causa aparejada a la hematuria. Por ejemplo, los antibióticos se usan si es por una infección; el médico puede recomendar reposo y beber mucha agua si has tenido un accidente o te has dado un golpe; y medicamentos o una intervención quirúrgica si el problema es de la próstata.

¿Qué es la hematuria y cuándo debe alarmar a las personas mayores?

El color de la orina puede ser un indicativo de tu salud

En otras muchas ocasiones, el tono que puedes observar en tu orina tras ir al baño ofrece muchas pistas sobre posibles enfermedades o patologías que es preciso conocer. Te desvelamos algunas de ellas para que las tengas en cuenta.

Como es lógico, lo normal es que ese tono sea amarillo, que se debe al pigmento conocido como urocromo. Sin embargo, cuando el color es más pálido o más oscuro, la causa puede ser un problema de salud, la toma de diuréticos, el alcohol, la diabetes o la deshidratación.

  • Si el color es anaranjado, puede ser que haya una obstrucción de la vía biliar, es decir, un bloqueo en los conductos por donde se transporta la bilis en su recorrido desde el hígado hasta la vesícula biliar y el intestino delgado.
  • Si es más azul verdoso, es consecuencia de medicamentos recetados por su acción antiinflamatoria, antidepresiva o anestésica. 
  • Cuando el "tapón" se produce en la zona intestinal, por ejemplo por un caso de estreñimiento, el líquido tiene un color más púrpura
  • El caso más curioso y menos habitual es cuando se produce la denominada enfermedad de la orina oscura con un color similar al gris. Se trata de una patología hereditaria debido a un trastorno metabólico. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?