Preguntas

En qué consiste la tanorexia, la peligrosa adicción al bronceado

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 26 de julio de 2019

2 minutos

Este trastorno psicológico por estar moreno tiene graves consecuencias para la salud

¿Qué es la tanorexia? La peligrosa adicción al bronceado

La obsesión por estar morenos va mucho más allá del plano estético. Y es que este trastorno por no tener la piel sin broncear, llamado tanorexia, supone un grave peligro para nuestra salud. Una alteración psicológica con la que estas personas no conciben su piel con aspecto blanquecino y se pasan horas y horas de exposición tanto al sol como a los rayos UVA de las cabinas de estética. Todo para dar color a su dermis. 

¿Qué se esconde tras este comportamiento? Bajo esta adicción podemos encontrar desde situaciones de baja autoestima, necesidad de aceptación o aprobación por parte de los demás, un problema de depresión o el dar una importancia excesiva a la belleza y al aspecto exterior de cada uno. "Se trata de una preocupación exagerada e irracional por tener la piel bronceada hasta límites antiestéticos e incluso peligrosos", explican desde el Hospital Clínico San Carlos.

En definitiva, la mente de una persona que sufre esta afección psicológica gira alrededor de esta peligrosa adicción, llevándole a modificar sus patrones de conducta, sus relaciones personales y sociales e incluso evitando viajar a lugares donde no haya ni rastro de sol (en los casos más extremos).

Una situación que, sobre todo, tiene especial incidencia en aquellas mujeres a las que no les preocupa en absoluto tomar el sol, incluso en las horas centrales del día cuando es más dañino

¿Qué es la tanorexia? La peligrosa adicción al bronceado

La tanorexia, un peligro grave para la salud

Como es evidente, las alteraciones de la salud de estas personas que sufren tanorexia se observan tanto a nivel mental con problemas psicológicos que deben ser evaluados por profesionales, como físico. Ese abuso de los rayos del sol derivará en un futuro en la aparición de enfermedades que afectarán a la piel como quemaduras, melanomas o cáncer de piel, lesiones oculares, así como debilitamiento del sistema inmunológico o envejecimiento prematuro de la piel.

Por ello, antes de que sea demasiado tarde y estas graves consecuencias aparezcan, es importante poner remedio a este trastorno psicológico. Así, es importante que estas personas acudan a un especialista que decidirá el tratamiento más adecuado en cada caso. Lo más habitual en estos casos es que se sigue un procedimiento de recuperación en el que se combinan los fármacos con terapias psicológicas y dermatológicas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?