Asociaciones de mayores

Elecciones 10-N I CONJUPES: "Evitar la soledad no deseada debe ser una prioridad de los políticos"

Antonio Castillejo

Sábado 2 de noviembre de 2019

7 minutos

Análisis de Vicente Sanz Fernández, presidente de CONJUPES

Vicente Sanz, presidente de CONJUPES

De cara a las próximas elecciones del 10 de noviembre65Ymás ha contactado con las principales asociaciones de mayores y sindicatos para recabar su opinión sobre cual ha sido el desarrollo de la situación de este colectivo en nuestro país a lo largo de los últimos cinco años.

Para ello les hemos pedido a todos su opinión sobre los pros y los contras de lo que se ha hecho desde los poderes público y las distintas administraciones en diez cuestiones fundamentales: Sanidad pública; Sistema Público de Pensiones; Dependencia; España vaciada; Soledad no deseada; Red de residencias públicas; Discriminación por razón de edad (Edadismo); Programas de viajes del Imserso; o Envejecimiento activo.

Hoy publicamos lo que nos ha respondido Vicente Sanz Fernández, presidente de la Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España (CONJUPES)

Sanidad pública:

Sufrió un profundo recorte en sus presupuestos, que significó una disminución de servicios y aumentó la desigualdad entre los ciudadanos. Un elevado porcentaje de familias de ingresos bajos continúan teniendo dificultad para acceder a la compra de medicamentos o la atención bucodental. Las listas de espera, es otro de los aspectos que empeoró durante el período de crisis.

Debemos de continuar con nuestra demanda para hacer valer nuestros derechos e influir en aquellas decisiones que pueden afectar a nuestra calidad de vida, promoviendo programas concretos que eviten las listas de espera en las patologías que son más comunes a nuestra edad, como son: los trastornos urológicos, cataratas, prótesis traumatológicas y tratar de impulsar la creación de nuevos servicios de geriatría, puesto que son totalmente insuficientes a día de hoy.

Sistema público de pensiones: 

Si queremos garantizar la sostenibilidad y la permanencia de las pensiones públicas, se debe de volver con urgencia al consenso que significó el Pacto de Toledo en su momento, porque la utilización de las pensiones como arma política en periodo electoral, (y en estos años unas cuantas elecciones hubo), puede significar la desaparición del Sistema Público de Pensiones.

¿Cómo se podría dar solución a este tema? Pues no cabe duda que la solución mejor sería la de aumentar el número de cotizantes y sobre todo con unas cotizaciones mayores a las actuales y en este aspecto cualquier gobierno debe de esforzarse y fijar como objetivo prioritario la disminución del desempleo.

Por otra parte se habla de sacar las pensiones de viudedad y orfandad fuera del Sistema de Seguridad Social y que se financien vía impuestos, etc. De lo que no cabe duda es que el problema es importante y que afecta muy seriamente a los pensionistas presentes y futuros.

Dependencia:

El acceso universal a los servicios sociales y a los cuidados de larga duración quedaron garantizados, en condiciones de igualdad como un derecho a partir de la Ley de Autonomía Personal y de la Ley General de Sanidad, de modo que deben de ser garantizados por los poderes públicos, sin que nadie debe de quedar excluido, por no poder pagarlo, y la realidad es que en nuestro país continúan existiendo notables diferencias en el acceso a los servicios sociales que prevé la Ley de Autonomía Personal y muy especialmente en algunas Autonomías y debe de ser urgente acabar con ello.

Creo que en políticas sociales ningún partido político con expectativas o con posibilidades de gobierno debería de considerar dentro de sus objetivos la disminución de los presupuestos en esta materia, especialmente en aquellas partidas que pudieran afectar seriamente a los colectivos más vulnerables y desprotegidos (personas mayores, dependientes…).

Soledad no deseada: 

En España, según los datos del INE hay casi cinco millones de personas que viven solas. En nuestro país se superan los 4.700.000 hogares unipersonales. Un 25% del total de hogares y más del 10% de la población española. Como es lógico, el número aumenta en los mayores de 65. Se calcula que cerca de dos millones de personas mayores, en su mayoría mujeres, viven solas, y nosotros, el movimiento asociativo de las personas mayores, no podemos quedarnos con los brazos cruzados, tenemos que procurar que estas personas tengan compañía, amistades, distracciones y los cuidados formales e informales adecuados, para que puedan llevar una vida integrada en la comunidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de que es la epidemia de nuestra era. La pandemia de la soledad. Evitar la soledad no deseada debe de ser una prioridad del movimiento asociativo de las personas mayores y de los responsables de las políticas sociales, con estrategias de apoyo dirigidas a las personas que se encuentran en esta situación y que se orienten a prevenir esta circunstancia y posibles consecuencias de vulnerabilidad.

Al igual que han hecho otros países de la Unión Europea, en España deben de ampliarse los medios humanos y técnicos dedicados a fomentar el voluntariado de las personas mayores y de la sociedad en general.

Residencia de mayores

Red de residencias públicas: 

La ratio media en España es de plazas de residencias es de 4.4 plazas por 100 habitantes de más de 65 años, pero con una distribución muy desigual en función de las provincias españolas y con claras diferencias en el número de plazas y en unas la ponderación de privadas es muy superior a las públicas. Hay Autonomías que tienen mayor arraigo de lo público, como es el caso de Asturias y en otras es al contrario es mayor el número de plazas privadas como es el caso de Castilla-León.

El número de plazas públicas creció por encima del 50% en los últimos quince años, aún así estamos por debajo del ratio que recomienda la OMS, que es de 5 plazas por 100 habitantes mayores de 65 años y la oferta de plazas residenciales públicas es insuficiente, muy especialmente en alguna Comunidad Autónoma, y ante la posibilidad de acceder a una plaza privada nos encontramos que el precio de las plazas privadas supera los 1.800 euros y la pensión media a principios del año 2019 era de 985 euros.

Discriminación por razón de edad (Edadismo):

Hay muchos mitos sobre la vejez, que de alguna manera llevan a pensar que las personas mayores son una carga para la sociedad: el elevado gasto en pensiones, la atención sanitaria y el consumo de medicamentos, la inversión en servicios sociales, etc. Olvidándose de los aportes económicos que estos hicieron y están haciendo a la sociedad.

Son muchas las personas que ocupan su tiempo en actividades no remuneradas que suponen una aportación importante a la economía y a la sociedad. Cuando hablamos de esto estamos hablando del cuidado de hijos y nietos que permanecen en el entorno familiar, incluso en algunas ocasiones de los propios padres, el cuidado de las personas dependientes, etc., que la inversión en protección social está ayudando a generar riqueza y de los importantes retornos económicos que genera, actuando como mecanismo de activación económica y de creación de empleo.

Por todo ello tenemos una importante labor de concienciación en el seno de la sociedad y de los propios partidos políticos, haciéndoles ver que una sociedad más igualitaria y solidaria con las personas mayores y con las personas con discapacidad significa una sociedad mejor para todos.

Programas de viajes del Imserso:

Se deben, no solamente mantener, sino potenciar. Si antes hablábamos de la soledad no deseada esta es una forma de disminuir esa soledad.

Formación a lo largo de la vida

Formación continuada de las personas mayores:

Las personas que acceden a la jubilación actualmente tienen un grado de formación y unas expectativas de vida significativamente distintas a la de las generaciones anteriores, por lo que hay que saber dar respuestas innovadoras e imaginativas para cubrir esta última etapa de la vida, y de aquí surge la vital importancia de la educación y la formación de las personas mayores como forma de participación social y de desarrollo personal.

La creciente demanda de cursos formativos dirigidos a personas mayores, se refleja en la importantísima oferta por parte de las instituciones y entidades, para ofrecer múltiples programaciones orientadas al fomento del envejecimiento activo a través de la autorrealización personal. En este sentido, existen varias líneas de actuación, que van desde los programas de educación para personas mayores, con actividades formativas concretas, hasta los programas universitarios para mayores, que prácticamente todas las Universidades desarrollan actualmente y que cada vez tienen mayor aceptación entre las personas mayores. También en este apartado y por los tiempos que nos toca vivir, debemos de señalar la importancia que tiene la formación en el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, las llamadas TICs, y que actualmente, y aun mas en el futuro, juegan un papel activador para la participación social.

Envejecimiento activo: 

El Movimiento Asociativo de las Personas Mayores se constituye como un elemento clave para el desarrollo de las actividades de envejecimiento activo y que se ha convertido como una buena fórmula para impulsar la participación social en las personas mayores.

En España, durante los últimos años, la participación de los mayores en el movimiento asociativo adquirió un alto grado de desarrollo, pasando de una acción reivindicativa, a un conocimiento más certero de los problemas sociales y colaborando con sus propuestas para tratar de resolverlos, no obstante, aún le queda una larga e importante tarea para mejorar estructuras y alcanzar una verdadera plenitud.

Otra característica de la participación de las personas mayores en las asociaciones es el cambio que se está produciendo en la demanda de actividades, aquí también parece que las políticas de envejecimiento activo tienen su reflejo. La incorporación de la mujer a este movimiento, ha dado paso también a una propuesta de actividades renovadas, que reflejan un cambio de tendencia, y con ello a un modelo de asociacionismo, mucho más dinámico y más activo que en épocas anteriores, circunstancia esta que debemos de defender e impulsar para reconocer su importantísima contribución a la sociedad. Este es un hecho que observamos se refleja en mayor medida en el ámbito rural.

0

No hay comentarios ¿Te animas?