Sociedad

Cantabria desarrolla nuevas herramientas tecnológicas para mejorar el diagnóstico de los mayores

María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 12 de mayo de 2022

6 minutos

El proyecto TeDFES pretende contribuir a facilitar el camino hacia "la salud digital"

Cantabria desarrolla nuevas herramientas tecnológicas para mejorar el diagnóstico de los mayores. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 12 de mayo de 2022

6 minutos

El proyecto Tecnologías y dispositivos fotónicos para el envejecimiento saludable (TeDFES), desarrollado por la empresa AMBAR Telecomunicaciones, el Instituto de Investigación Sanitaria, IDIVAL, y la Universidad de Cantabria (UC), a través del grupo de investigación de Ingeniería Fotónica, ha desarrollado nuevas herramientas que permitirán mejorar la supervisión, el diagnóstico y las actuaciones, incluidas aquellas de tipo preventivo, en las personas mayores, tanto en ámbitos de asistencia hospitalaria, ambulatoria y residenciales.

Los resultados se presentaban a principios de este mes en una rueda de prensa en el Paraninfo de la UC, presidida por el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos. Participaron también el consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Raúl Pesquera; el director general de ÁMBAR Telecomunicaciones, Roberto García, y el responsable del grupo de investigación de Ingeniería Fotónica de la UC, José Miguel López Higuera.

"TeDFES es un ejemplo claro de la comunicación y la colaboración público-privada que tiene que calar mucho más en la sociedad y es una iniciativa que profundiza en ámbitos de gran interés desde el punto de vista sanitario, como son la salud digital y el reto que supone el envejecimiento poblacional, la cronicidad y las patologías asociadas. TedDFES es un ejemplo más del "camino que debemos seguir las administraciones para continuar avanzando en beneficio de todos, el de la colaboración y las sinergias entre distintos ámbitos: administración, espacios de investigación y empresa", expresaba el consejero Raúl Pesquera y recoge la Universidad de Cantabria (@unican) en un comunicado. 

"Se trata de hacer útil la tecnología más moderna a través de diversos dispositivos al diagnóstico, el seguimiento de una serie de actividades que tienen que ver con indicar el nivel de salud en el envejecimiento", añadía el rector. 

La tecnología desarrollada permite evaluar la condición física, valorar y estimular la condición cognitiva para detectar actividad y ritmo cardíaco de personas sobre la cama, así como recoger, comunicar, integrar, tratar datos y presentar resultados de acuerdo a las pre-especificaciones clínicas. En torno a 50 profesionales entre personal médico y sanitario e ingenieros han formado un equipo multidisciplinar para el diseño de las herramientas desarrolladas.

"Estas nuevas tecnologías desarrolladas nos van a permitir buscar y anticiparnos a los deterioros de ciertos pacientes para hacer un seguimiento de su evolución y, además de analizar su capacidad motora y su estado cognitivo, poder tener un escenario que nos permita desde un punto central poder determinar las evoluciones y prever cualquier tipo de información. Se ha demostrado que este tipo de herramientas pueden ser aplicables en diferentes entornos, y para ello, durante 2 años de pandemia se realizaron pruebas piloto, sabiendo la dificultad, en hospitales y centros de salud y se han estado comprobando los resultados", señalaba en este sentido Roberto García, director general de ÁMBAR Telecomunicaciones.

En definitiva, "estas nuevas tecnologías permiten que haya muchos datos, información para que los actos médicos sean más rápidos, más eficaces, cuesten menos y sean más breves", indicaba el investigador López Higuera.

TeDFES-Marcha

Algunas de las herramientas que se han desarrollado es el TeDFES-Marcha, un sistema sensor optoelectrónico que, sin contacto alguno con el paciente, aporta en tiempo real y automáticamente, numerosa y objetiva información biomecánica, tras realizar el sencillo ejercicio de levantarse, caminar tres metros y volver a sentarse en una silla. Así, el sistema es capaz de ofrecer datos sobre la fragilidad o sarcopenia, y posibilita su diagnóstico precoz en personas mayores, habilitando la toma de acciones que contribuyan a un envejecimiento más saludable y poder realizar diagnósticos más efectivos y eficientes.

Este sistema ya ha sido probado por especialistas clínicos del Servicio Cántabro de Salud en dependencias de la Unidad de Media Estancia Psiquiátrica del Servicio de Psiquiatría del HUMV, ubicada en el Hospital de la Santa Cruz en Liencres.

WEBAPP (FAC-TeDFES)

Igualmente, se ha desarrollado una herramienta capaz de detectar cambios sutiles específicos que permitan diferenciar el envejecimiento normal del patológico. Para ellos se utilizará un test que evalúa el aprendizaje y la memoria libre diferida a diferentes intervalos de tiempo, y lo hace de una forma más exhaustiva que los test de memoria estándar (que emplean intervalos de 20-30 minutos). En este caso, se presenta al usuario pares de nombre-cara y pares de trabajo-cara en una fase de aprendizaje, y después se le solicita, en etapas sucesivas, que los relacione. Seguidamente se realiza una prueba de memoria diferida 30 minutos más tarde, y luego a los siete días.

Estos resultados, cuando queden definitivamente validados, servirán para la detección temprana del deterioro cognitivo de las personas mayores. Actualmente está siendo utilizada por la Unidad de Deterioro Cognitivo de Valdecilla en pacientes sanos de Cohorte Valdecilla, para poder contrastar y correlacionar sus resultados con los obtenidos.

Monitorizado de movimiento y actividad cardíaca

También se ha desarrollado un sensor de fibra óptica hipersensible que, sin contacto alguno con los pacientes postrados en cama, es capaz de detectar el movimiento de los mismos y su ritmo cardíaco a través de un transductor de fibra óptica de plástico situado bajo el colchón, capaz de ofrecer datos sobre la presencia o no del paciente sobre la cama y seguir el ritmo cardiaco.

Plataforma Web Central

Por último, para acceder a los datos distribuidos, se ha diseñado e implementado una infraestructura de comunicaciones flexible acorde a cada escenario, así como una Plataforma Web Central, alojada en la nube, que permite gestionar y visualizar la información del sistema, así como las alarmas y notificaciones encaminadas a un mejor seguimiento de los pacientes. La plataforma sirve de registro, análisis de datos y eventos de las pruebas piloto conectadas en tiempo real, siendo capaz de procesar valoraciones del estado cardiovascular o la calidad del sueño, entre otros aspectos.

De esta forma, el proyecto TeDFES, que ha contado con una financiación de más de 2,8 millones de euros provenientes de fondos nacionales y europeos, pretende contribuir a facilitar el camino hacia "la salud digital" mejorando eficacias y eficiencias de las actuaciones médicas, la recogida de datos, ayudando a los pacientes a controlar sus condiciones e incentivar estilos de vida más saludables, así como posibilitar la reducción de costos en las organizaciones sanitarias.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor