Sociedad

Familiares de una residencia de Madrid piden ayuda porque los mayores "caen como moscas"

65ymás

Viernes 27 de marzo de 2020

7 minutos

La Consejería madrileña de Sanidad asumirá el control de las residencias de mayores

Familiares de una residencia de Colmenar (Madrid) piden ayuda porque los mayores "caen como moscas"

Familiares de internos de la residencia Hestia de Colmenar Viejo han pedido este jueves ayuda a las autoridades y test de diagnóstico del coronavirus porque los ancianos "están cayendo como moscas".

El primer caso por coronavirus ocurrió a principios de mes y fue derivado al hospital, donde falleció y fue confirmado como positivo. Quince días después hubo tres nuevos casos, dos de ellos con fallecimiento y otro recuperado de Covid-19. Ayer hubo dos muertes más y hoy la última, según informa a Europa Press la hija de una de las residentes de Hestia, donde solo vive una veintena de personas.

"Yo no voy a permitir que mi madre espere a su muerte en el sofá. Estamos viendo a personas que en poco tiempo las ponen oxígeno y mueren. Hemos pedido repetidamente al gerente que pida test para saber cuántos están infectados. He llamado al 012, al 060, a la Guardia Civil, al Ayuntamiento y hasta la Subdelegación del Gobierno para que las autoridades se personen allí y nos digan de verdad lo que está pasando", manifiesta.

En este sentido, esta familiar critica que no se les proporcione toda la información sobre el estado de salud de los mayores, los menús y el personal que les trata. "Dicen que tienen asistencia geriátrica y es mentira. No tienen ni terapeutas", se queja.

Otro de los familiares, Miguel ha mostrado también su "preocupación" por la situación de la residencia, ya que está habiendo varios fallecido y se prohíbe las visitas por el protocolo anticontagio. "Nos dicen que no se puede hacer nada más, que se les confina, se les da antibióticos si lo necesitan y se le controlan sus constante pero nada más", ha dicho.

Esperan a la UME

Ahora espera que llegue la Unidad Militar de Emergencias a desinfectar el centro y ayuda médica externa. "En esta residencia es muy pequeñita y van muchos muy seguidos. Mi madre está bien pero me da miedo, están cayendo como moscas", ha aseverado.

Por otro lado, José Luis, el responsable de Hestia Colmenar Viejo, ha negado cualquier tipo de desatención o desinformación, ya que hay habilitado un grupo de WhatsApp y diariamente envían a los familiares un vídeo en el que pueden ver la situación de todos los internos. Reconoce las dificultades para conseguir test de diagnóstico, como en el resto de los geriátricos.

El responsable de esta residencia tampoco da por válidos los datos de seis fallecimientos este mes por coronavirus y los reduce a dos. Asimismo, ha señalado que cumple rigurosamente con los protocolos de aislamiento y distancia entre los internos para evitar los contagios. También ha apuntado que se mantiene en contacto con Salud Pública.

La Consejería de Sanidad asume competencias

Por su parte, la Consejería de Sanidad asumirá el control de las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid para supervisar el estado de salud de los mayores internos en estos centros, una decisión que se produce tras la sucesión de fallecidos e infectados por coronavirus.

Se trata de un cambio de gestión sustancial y que otorga al departamento de Enrique Ruiz Escudero el mando único de estos centros residenciales en el marco del plan de choque "urgente" ante los acontecimientos de los últimos días en los que se han registrado numerosos casos de contagiados y fallecidos en estos centros como consecuencia del coronavirus (Covid-19), ha informado el Ejecutivo autonómico.

En las últimas fechas, varios centros han realizado llamamientos de ayuda a las administraciones públicas por el incremento de infectados y la falta de medios y personal para hacer frente a esta situación.

La decisión ya ha sido comunicada esta misma tarde a diversos grupos políticos en la Asamblea de Madrid por parte del Gobierno regional, han informado a Europa Press fuentes parlamentarias y corroboran fuentes regionales.

Ya ha transcendido que la Comunidad de Madrid ha elaborado una orden de actuación en los centros residenciales de la región, adaptando así la orden ministerial que autoriza a intervenir de manera inmediata aquellas residencias que se encuentren en situación crítica. Ahora esa decisión y el mando de las actuaciones concretas en la residencia recaerá en ese mando único, del que está el frente la Consejería de Sanidad.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hizo con todos los diversos portavoces de la Asamblea de Madrid, mediante una reunión telemática, sobre el estado de las residencias en la región y las dificultades que están teniendo para obtener material sanitario.

En ese encuentro se produjeron intervenciones que manifestaron su preocupación por la situación de las residencias de mayores. Por ejemplo, el portavoz de Unidas Podemos-IU, Jacinto Morano, trasladó a la dirigente madrileña su "plena disposición a colaborar en beneficio de los madrileños" pero también planteó algunas cuestiones que les parece importante "rectificar" como "la situación de las residencias de la Comunidad de Madrid; la ocupación en la sanidad pública y privada; la situación de los alquileres sociales o la alimentación de los menores de la Comunidad".

Por su parte, el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, transmitió a la presidenta autonómica que tiene que dar una respuesta a la "situación de extrema urgencia que está viviendo en las residencias de mayores". Según dice, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, también presente en la reunión le ha explicado que la Comunidad no tiene "ni información ni control sobre las empresas privadas".

Una de las residencias donde la UME encontró a un mayor muerto es pública y está en Madrid
 
Residencia de Usera, donde la UME encontró un cadáver en una de las habitaciones.

Reunión con Aguado y Almeida para elaborar un plan

Para ultimar este plan de choque, Díaz Ayuso ha convocado hoy por la mañana una reunión de urgencia por videoconferencia en la que han participado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; el vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno, Ignacio Aguado; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, y el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero.

Traslado a residentes con familiares o a hoteles

Por tanto, la Consejería de Sanidad se situará como mando único para llevar a cabo las actuaciones sanitarias en estos centros en un plan que incluye la actuación inmediata de los Bomberos de la Comunidad de Madrid y personal de Protección Civil en una serie de actuaciones para las que contarán con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Entre ellas, destacan el traslado de pacientes sin patologías y que no estén infectados, a hoteles cercanos o, dependiendo del criterio de los familiares, a su domicilio particular: los responsables de la Consejería de Políticas Sociales contactarán con los familiares para que opten con la opción preferida en cada caso.

Estas actuaciones de choque contarán, además, con la colaboración estrecha del Ayuntamiento de Madrid, que pone a disposición del Gobierno regional sus servicios tanto del Samur-Protección Civil como de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, para las residencias situadas en la capital.

Un millar de fallecidos

Un total de 1.065 personas han fallecido en las residencias de ancianos en lo que llevamos de mes de marzo, muertes que no solo se pueden atribuir exclusivamente al coronavirus debido a la falta de test para su detección.

De esas 1.065 personas, 760 han fallecido en residencia y 305 en hospital. Además, 655 personas han dado positivo en coronavirus, 388 se encuentran hospitalizadas y 14.894 en aislamiento. De los residentes que han sido aislados, 4.156 presentan algún síntoma y 10.738 son actualmente asintomáticos.

Militares UME

Mapeo "urgente" de las residencias

El plan supone un mando único sanitario que asumirá la Consejería de Sanidad, en coordinación con la de Políticas Sociales y Justicia, Interior y Víctimas, a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid (ASEM).

El Gobierno regional hará un mapeo urgente de las residencias de la región, para analizar bajo un mismo protocolo el estado de las mismas y la situación de los residentes, ha agregado el Ejecutivo autonómico.

Así, desde la ASEM se va a establecer un mando operativo para coordinar todas las actuaciones de los cuerpos (Bomberos y Protección Civil), siempre bajo las directrices de Sanidad y Políticas Sociales, que decidirán en cada caso cuáles son las actuaciones que llevar a cabo. La Comunidad dará traslado de este plan de actuación y coordinación a la Delegación de Gobierno.

Traslado de fallecidos

Ante la problemática que se han encontrado algunas residencias con los internos fallecidos, el consejero de Sanidad ha firmado una orden relativa al reglamento de Sanidad Mortuoria, por la que se permitirá tanto al personal de Bomberos como de Protección Civil y UME el traslado de los cuerpos de los residentes que pierdan la vida en los centros. No obstante, siempre se priorizará que estos trabajos sean llevados a cabo por los servicios funerarios municipales.

Los Bomberos y miembros de Protección Civil también participarán en las tareas de desinfección de las residencias, así como en el posible traslado de pacientes. De hecho, el Hospital de Ifema contempla un conjunto de camas que estarán a disposición de los mayores internos en el caso de que se requiera.

Con este Plan, los afectados serán trasladados con ambulancias de Protección Civil, sin necesidad de pasar por las del circuito del SUMMA, lo que "agilizará en trabajo y tiempo".

Para todas estas tareas, tanto los parques de Bomberos -con 1.400 efectivos-- como los miembros de Protección Civil, que cuentan en su plantilla con elevado número de voluntarios, recibirán los equipamientos pertinentes para tener su protección garantizada y poder entrar en las residencias.

Más personal

La Comunidad de Madrid ha autorizado desde el pasado 5 de marzo la contratación de un total de 2.278 profesionales como refuerzo para las residencias de la región ante la situación provocada por el Covid-19. Se trata de médicos, técnicos en enfermería y personal auxiliar. Además, la presidenta regional reclamó al Gobierno central un refuerzo de otras 1.000 contrataciones para estos centros.

Asimismo, Díaz Ayuso mantuvo la semana pasada una conversación con la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la que acordaron la colaboración de la UME en las tareas de desinfección de las residencias de la Comunidad de Madrid.

0

No hay comentarios ¿Te animas?