Sociedad

El coronavirus agrava la pobreza energética en España "ante la inacción de Gobierno y eléctricas"

Marta Jurado

Foto: Cruz Roja/Europa Press

Miércoles 17 de febrero de 2021

9 minutos

El caso de la Cañada Real no es el único, se multiplican los problemas para el pago de suministros

Pobreza energética
Marta Jurado

Foto: Cruz Roja/Europa Press

Miércoles 17 de febrero de 2021

9 minutos

Este no ha sido un buen año para la pobreza energética que sufren millones ciudadanos con dificultades para pagar los suministros básicos y mantener una temperatura adecuada en su hogar y que hoy celebra su Día Internacional. La llegada del frío, con un temporal como Filomena que ha disparado los precios de la energía más de un 27% en enero y la situación de confinamiento derivada del COVID-19 han mostrado más que nunca esta realidad. En España entre 3 y 8 millones de personas se vieron afectadas por la pobreza energética en 2019, según los últimos datos disponibles de los que todavía no hay una actualización postCovid. Una cifra que los expertos estiman que se ha disparado con la pandemia "ante la inacción del Gobierno y las grandes eléctricas".

"Lo que ocurren en la Cañada se repite en un decena de barrios"

Una de las caras más visibles de esta dramática realidad es la Cañada Real de Madrid en la que más de 4.000 familias viven sin luz hace octubre ante la negativa de la empresa distribuidora Naturgy de devolverles el suministro por presuntas irregularidades. Una situación que se complicó todavía más con la llegada de Filomena, y derivó en una denuncia por el fallecimiento de un hombre de 72 años el pasado diciembre por frío. Pero según explican asociaciones como Ecologistas en Acción (@ecologistas) lo que ocurre en la Cañada Real, se repite en más de una decena de barrios de toda España, como el Distrito Norte (Granada), Font de la Polvora (Girona), de Sant Roc (Badalona), el Polígono Sur (Sevilla) o Culubret (Figueres) que viven sin luz ni calefacción.

"Lo que pasa es que no se habla de ello porque no interesa", por lo que exigen al Gobierno y a las energéticas tomen medidas, frenando los cortes de suministro a las familias más vulnerables y garantizando condiciones de vida dignas. Critican además “el posicionamiento de las administraciones públicas del lado de los intereses privados de las grandes compañías eléctricas, rindiéndose ante un discurso simplista, desoyendo sus obligaciones con la ciudadanía y alejándose de la protección de los derechos fundamentales”.

EuropaPress 3524195 poblados canada real galiana madrid espana 19 enero 2021 datos facilitados

La pandemia disparará los impagos

A este problema se suma la dificultad de disponer de datos recientes, que se han agravado con las nuevas realidades de la crisis del coronavirus y su crisis socieconómica cuyas consecuencias como el desempleos y los ERTES amenazan con multiplicar los impagos, deudas y desconexiones. "Pese a que no disponemos de datos todavía, suponemos que las personas que tiene dificultades para pagar el agua, la luz o la calefacción se han incrementado muchísimo en el último año, sobre todo entre los autónomos, y la gente que se ha quedado sin trabajo. A los menores ingresos se ha unido la complicación de estar más tiempo en casa teletrabajando por lo que se hace más necesario que nunca mecanismos que regulen el mercado eléctrico", señala María Campuzano, portavoz de la Alianza contra la Pobreza Energética (@APE_Cat).

Entre el 9%-16% de la población sufría pobreza energética en 2019 según datos de Eurostat y la Asociación de Ciencias Ambientales. “Si la situación socioeconómica de las familias continúa empeorando y persiste el desempleo y la falta de recursos, la pobreza energética va a ser una realidad cada vez más patente y grave para miles de familias vulnerables, principalmente por la acumulación de recibos y por las dificultades para asumir los pagos”, explica Olga Díaz, subdirectora de Inclusión Social de Cruz Roja (@CruzRojaEsp). Los kits de ahorro energético entregados por la entidad social a familias vulnerables se han incrementado en un 80% respecto a 2020. 

Mujer mayor sola: "Yo soy pobre energética"

"Yo soy una pobre energética porque soy una pensionista con 660 euros que vive en el centro de Madrid", explica Paca Blanco una de las mayores defensoras de la lucha contra la pobreza energética de Ecologistas en Acción. "Si de mi pensión tengo que destinar 100 euros a la luz o 250 entre luz y calefacción, sigo siendo más pobre cada día. Y lo soy desde hace años" señala Blanco, mientras que matiza que si se compara con la situación que se vive en la Cañada Real, es una "afortunada". 

"Hay que intenar poner en marcha medidas que puedan garantizar que todos los ciudadanos puedan tener luz, agua y calefacción todos los días de su vida porque sin eso no se puede vivir", señala. Las pensionistas que viven solas son el ejemplo prototípico de la pobreza energética entre los mayores, lo cual ratifica la feminización de la pobreza. "Ser mujer mayor que vive sola multiplica las posibilidades de mayor demanda térmica y menores ingresos", explica Sergio Tirado, miembro de la Asociación de Ciencias Ambientales en base a los estudios realizados en Madrid y Barcelona.

casa pobreza energetica
 

Bajan los beneficiarios del bono social 

A los problemas sobrevenidos por la pandemia, se unen los ya existentes antes del Covid. Entre ellos destacan los cuellos de botella burocráticos para acceder al bono social que impiden a los consumidores vulnerables beneficiarse en el descuento de entre el 25-40% en la factura de la luz. De hecho, después de llegar a máximos en julio, el bono social ha perdido de agosto a noviembre de 2020, 130.000 hogares beneficiarios. De las cerca de 1,3 hogares que lo reciben un 25% son familias numerosas, un 12% pensionistas y el 43% restantes, familias con bajos ingresos, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los expertos consideran que el desconocimiento de esta ayuda y la dificultad de los trámites para pedir o renovar el bono social están detrás de este descenso que ha podido afectar especialmente a los mayores de 65 años ante los que se ha abierto aún más la brecha digital. De ahí que entre las demandas de las asociaciones sociales esté la automatización de esta demanda sin necesidad de que se renueve. Por su parte, Sergio Tirado, considera que la pandemia ha subrayado la necesidad de la vivienda como espacio clave que debe reunir las condiciones básicas mínimas para que se viva con dignidad".

Asociaciones exigen a Gobierno y eléctricas que acaben con los cortes

Varias organizaciones de todo el Estado entre la que se incluyen la Alianza contra la Pobreza Energética, Ecologistas en Acción o Yayoflautas(@yayoflautas) hacen un llamamiento a la movilización este 17 de febrero, Día Internacional de la Pobreza Energética en diferentes puntos de España como el Ministerio de Transición Ecológica, contra los cortes de suministro. Bajo el lema "La pobreza energética mata", reivindican la "energía como derecho tanto en tiempos de pandemia como más allá" y lo harán proyectando imágenes de los hogares en media España que sufren esta situación.

Según explican desde la Alianza contra la Pobreza Energética, "es necesario que el Gobierno ponga en marcha mecanismos correctivos para que todos estemos protegidos ante situaciones climáticas extremas como Filomena o crisis socioeconómicas como las de la pandemia y se revisen los criterios de acceso al bono social. Además, las moratorias de desconexiones se prorrogaron hasta el fin del estado de alarma pero casos como el de la Cañada muestran que se siguen produciendo, lo cual es del todo insuficiente", opinan.