Sociedad

¿Cuáles eran las muñecas con las que se jugaba en España hace 60 años?

Carlos Losada

Foto: Wikimedia Commons

Sábado 29 de febrero de 2020

3 minutos

El 9 de marzo cumple años la famosa Barbie, pero en nuestro país eran otras las muñecas favoritas

Muñecas Mariquita Pérez en el Museo de Pontevedra
Carlos Losada

Foto: Wikimedia Commons

Sábado 29 de febrero de 2020

3 minutos

Si en cualquier parte del mundo se pregunta por la muñeca más famosa, un porcentaje muy alto de personas se referirá a la Barbie, además de apuntar alguna otra popular en cada territorio. Así que no cabe duda de que este juguete que cumple la nada desdeñable cifra de 61 años parece que sigue estando tan de moda como siempre entre los más pequeños de la casa.

Su éxito radicó en que por primera vez se popularizaba una muñeca que no simulaba a un niño o a un bebé, sino que mostraba la figura de una mujer adulta a la que se podía cambiar de ropa y adjuntar accesorios propios de la vida real. Eso sí, este invento de Ruth Handler no fue pionero en este aspecto, habida cuenta que ya había otra muñeca alemana llamada Bild Lili que había comenzado siendo un juguete para mayores y cada vez era más demandado por las niñas. Aprovechando esa idea y sin el claro convencimiento de los dueños de Mattel, Ruth Handler ideó la Barbie y el resto es historia: millones de muñecas vendidas en todo el mundo durante seis décadas.

Muñeca Barbie

¿Y en España?

Mientras que en Estados Unidos la Barbie no tardó en ser la muñeca preferida de las niñas, en España aún tardaría en popularizarse. Y es que por nuestro país triunfaban las muñecas de producción nacional. La primera que adquirió gran fama y de la que aún hoy muchas personas se acuerdan fue Mariquita Pérez, ya que fue la favorita durante los años 40 y 50, además de comienzos de los 60. No en vano, fue elegida la mejor muñeca fabricada en España, algo que se hizo entre 1939 y 1976.

Como bien sabrán muchos lectores, la Mariquita Pérez no solo estaba fabricada con excelentes materiales, sino que además contaba con múltiples piezas de vestuario y complementos. Fue tal la acogida de Mariquita y la alta demanda que hubo de ella, que no tardaron en crear a su hermano Juanín Pérez, realizado en los mismos materiales. Eso sí, cabe señalar que en una época como la vivida en los años 40, en los que la autarquía y el hambre estaban a la orden del día, una muñeca como Mariquita Pérez suponía un auténtico producto de lujo, solo asequible para las familias con mayores recursos, ya que su precio de 85 pesetas en el año 1940 suponía más de la mitad del salario medio de la época. Este hecho, unido a una excelente publicidad provocó que todas las niñas quisieran tener una.

Mariquita Perez
Primer modelo de Mariquita Pérez - Wikipedia

Más muñecas

La popularidad de Mariquita Pérez provocó que aparecieran otras muñecas que también tuvieron tirón entre las niñas de aquellos años, como es el caso de la Muñeca Bombón, que se comercializaba tanto en versión mulata como blanca. Eso sí, quizás la mayor competidora fue Gisela, creada en 1943 y que, como Mariquita, solo estaba al alcance de familias adineradas. Algo similar ocurrió con Cayetana, de cuyo lanzamiento fue madrina la propia Cayetana, Duquesa de Alba. De aquellos tiempos también es interesante recordar a Valentín e incluso Tressy minimaniquí, pero el lanzamiento de Barbie y su colonización de todo el mundo había cambiado la concepción de las muñecas, algo que también ocurrió en España.

'Nancy' 

La empresa Famosa dio un paso clave en este sentido con el lanzamiento de Nancy en el año 1968, la cual no tardó en convertirse en la más solicitada por muchas niñas. Esta muñeca más moderna de plástico medía 42 centímetros y se asemejaba a la Barbie en que reflejaba una modernidad que no tenían sus antecesoras.

Esto caló entre el público, ya que nunca antes se había creado en nuestro país una muñeca con aquellas características. En poco tiempo se convirtió en el juguete favorito de las niñas españolas y consiguió impulsar a Famosa, que desde entonces se sitúa a la cabeza de este mercado. Además, cada vez se comercializaban más modelos de ropa y accesorios.

Otras muñecas

Aal contrario de lo que sucedió con Mariquita Pérez, la Nancy era asequible para casi todo el mundo (eran otros tiempos y otros materiales), lo que facilitó aún más su crecimiento en ventas. Por supuesto, ante tal éxito aparecieron otras muchas muñecas que la imitaban. Sin embargo, su principal competidora apareció de la propia Famosa, cuando en 1976 lanzaron la hermana “pequeña” de la Nancy: Lesly, una muñeca de menores dimensiones pero con su propio estilo, también lleno de posibilidades combinativas como la Nancy. Ambas fueron precursoras de otra muñeca que tuvo una gran repercusión en los años 80: la Chabel, creada por la empresa Feber y que se agenció con buena parte del mercado.

Aparte de estos nombre tan conocidos, han sido muchas las muñecas que han hecho las delicias sobre todo de las niñas de nuestro país y cuyos nombres o se han retomado o han pasado al olvido. He aquí algunos ejemplos: Barriguitas (de Famosa), Naly (de b.b.), Pupitas (de Famosa), Peinadita (de Muñecas Arlequín), Giovana (de Jesmar)...

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?