Cultura

¿Por qué Salvador Dalí es considerado uno de los grandes genios del surrealismo?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 11 de mayo de 2019

2 minutos

Este 11 de mayo se cumplen 115 del nacimiento de uno de los grandes pintores españoles del siglo XX

Salvador Dali

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domenech, marqués de Púbol, o simplemente Dalí, porque este apellido lo dice todo, nació en Figueres (Girona) un 11 de mayo de 1904 y tanto su obra como su personalidad, extravagante y arrolladora, dejaron una huella imposible de borrar.

Según relata la Fundación Dalí, su primer contacto directo con el arte se produjo en la finca El Molí de la Torre, a la afueras de Figueres, donde pasaba temporadas y tuvo oportunidad de conocer la colección de cuadros impresionistas del pintor Ramón Pichot.

Quizá fuera ese el momento en el que su creatividad tomase forma y Dalí iniciase la andadura que le llevó a convertirse en uno de los artistas clave de la revolución del arte del siglo XX.

Un espíritu inquieto

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, de la que fue expulsado y readmitido en varias ocasiones y su estancia en la capital sirvió para que conociese, en la Residencia de Estudiantes, a las que también serían figuras esenciales de la cultura como Federico García Lorca o Luis Buñuel.

En 1926 viaja a París, donde conoce a Picasso y allí entra en contacto con el grupo de los surrealistas encabezado por el poeta André Breton (del que también estuvieron a punto de echarle).

En 1929, en Cadaqués, tuvo el primer encuentro con la que sería su esposa y musa, Gala, de la que no se separó hasta el momento de su fallecimiento. Viajaron juntos también a Estados Unidos y ya en la década de los 30, Dalí, en plenitud creativa, comenzó a ser un artista reconocido por su capacidad de innovación y por una originalidad difícil de superar hasta el día de hoy. El genio ampurdanés falleció en su localidad natal en 1989.

La obra de Dalí y su aportación al arte de vanguardia

Escritor, pintor, escultor, ilustrador, diseñador de joyas… su personalidad inquieta y, sin duda, peculiar, le llevó a explorar nuevos caminos en las más variadas disciplinas artísticas.

Su pintura surrealista, desconcertante y rompedora en formas y colores, sigue resultando impactante en cuadros como La metamorfosis de Narciso, El gran masturbador o La persistencia de la memoria.

La obra del artista es extensa y su inquietud creativa se refleja en campos muy distintos, desde la escritura, con libros como La conquista de lo irracional o su conocido Manifiesto Místico, hasta las escenas oníricas que ha dejado en el cine, fruto de su colaboración con directores como Luis Buñuel en El perro andaluz o Alfred Hitchcock, en Recuerda, sin olvidar su aportación al diseño arquitectónico en las casas en las que vivió, que transformó en verdaderas esculturas o en edificios como el actual Teatro Museo Dalí en Figueres, con su original decoración exterior a base de huevos y que guarda algunas de sus obras más destacadas, o el Castillo Gala Dalí de Púbol, regalo del pintor a su amada y musa.

11 de mayo.Teatro Museo Dalí

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?