Cultura

Conoce el Museo de las Falsificaciones de Viena, el único de su género en Europa

Verónica Mollejo

Foto: Wikimedia Commons

Lunes 2 de septiembre de 2019

2 minutos

Aunque parezca mentira, son muchas las personas que acuden al museo a ver las falsificaciones

El Museo de las Falsificaciones de Viena

Abierto en 2005, el Museo de las Falsificaciones de Viena (Fälschermuseum en alemán) es uno de los puntos turísticos más curiosos y solicitados de la ciudad austríaca. Una popularidad que choca de frente con la majestuosidad de sus calles y edificaciones, fiel reflejo del esplendor que demostró durante gran parte de su historia. Recordemos el poderío del que disfrutó durante la Edad Moderna, la Era Napoleónica o el Imperio austrohúngaro, una influencia que también se vio alentada por su vinculación con la música clásica o la filosofía.

Conoce el Museo de las Falsificaciones de Viena, el único de su género en Europa

 

Sin embargo, entre toda esta magnificencia, visible en el Palacio de Schönbrunn, la Biblioteca Nacional Austriaca o el Palacio Belvedere, habita este lugar de interés turístico mucho más particular. ¿Visitarías un museo que únicamente incluye plagios, copias y falsificaciones?

Las falsificaciones más famosas del mundo

El Museo de las Falsificaciones de Viena ha acaparado la atención del público no solo por incluir copias exactas de las mejores obras de artistas de la talla de Klimt, Van Gogh, Monet, Rafael o Rembrandt, sino porque estas han sido elaboradas por algunos de los falsificadores más famosos del mundo, entre los que destacan Han van Meegeren, Tom Keating, Konrad Kujau, David Stein, Edgar Mrugalla o Lothar Malskat.

Gustav Klimt en el Museo de las Falsificaciones de Viena

No obstante, este museo cuenta con un valor añadido. Y es que los visitantes podrán descubrir también la diferencia que existe entre la creación original y la copia, así como interesantes anécdotas o curiosidades acerca de estos “criminales” y su actividad delictiva. Por ejemplo, el museo se hace eco de la divertida triquiñuela que hizo el mismísimo Miguel Ángel cuando todavía era un joven aprendiz. En el año 1490, le encargaron que hiciera una copia de un retrato, cuyo resultado fue tan impecable que el artista romano decidió quedarse con el original y entregar la copia. De hecho, nadie se dio cuenta hasta que el propio Miguel Ángel confesó su engaño.

Conoce el Museo de las Falsificaciones de Viena, el único de su género en Europa

 

Bajo esta premisa, el Museo de las Falsificaciones de Viena acoge multitud de trabajos que cambian constantemente, divididos en tres categorías: copias, cuando el autor original murió hace más de 70 años; reproducciones, una obra reinterpretada por otro pintor; y falsificaciones, que no son más que copias sin autorización.

Si vas a viajar a Viena en los próximos meses y te apetece conocer este lugar tan peculiar, solo tienes que ir hasta la calle Löwengasse, número 28, situada en el distrito 3. El museo está abierto de martes a domingo y la entrada solo cuesta 4 euros. Eso sí, no se admiten monedas ni billetes falsos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?