Cultura

Recorriendo los horrores del pasado en estos museos dedicados a la tortura

Carlos Losada

Foto: Wikimedia Commons

Viernes 24 de enero de 2020

3 minutos

La imaginación del ser humano para infringir daño a sus semejantes parece no tener límites

Recorriendo los horrores del pasado en estos museos dedicados a la tortura: Santillana del Mar

Durante la historia el ser humano ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. Por lo general, los mayores hallazgos se exponen en museos y exposiciones, donde se muestra nuestra mejor cara. Sin embargo, también hay excepciones, ya que existen exposiciones en las que se repasan los horrores que nuestros antepasados eran capaces de perpetrar. Y lejos de ahuyentar a los visitantes, estos se sienten atraídos por comprobar hasta dónde se podía llegar a la hora de herir y lastimar a los semejantes. Es por ello que a continuación haremos un recorrido por algunos museos que dan buena cuenta del tipo de torturas que se llevaban a cabo siglos atrás.

Museo de la Tortura de Santillana del Mar

Esta bella población cántabra tiene entre sus múltiples atractivos la visita a este museo dedicado a los instrumentos de castigo, tortura, humillación y pena capital. En sus tres plantas situadas en pleno casco histórico podrás encontrar más de 50 instrumentos europeos utilizados entre los siglos XV y XIX, época en la que el Tribunal de la Santa inquisición tenía capacidad y potestad de castigar a quien fuera necesario de cara a preservar la pureza del catolicismo.

Y sin duda, te sorprenderán, pues para diseñar alguno de ellos, los creadores tuvieron una imaginación ciertamente perversa. Los más destacados son la doncella de hierro (iron maiden, como el grupo musical), la guillotina, los potros de tortura, el toro de Falaris… Y se pueden encontrar en las secciones Castigo ejemplarizante y humillación pública, Castigo físico y tortura de reos, Instrumentos de ejecución y Aparatos creados para torturar específicamente a mujeres. Todas las piezas se exponen con ilustraciones y con una explicación de cómo se empleaban en su origen estos instrumentos tan macabros.

Museo de la Tortura Santillana del Mar
Museo de la Tortura de Santillana del Mar

Museo de Antiguos Instrumentos de Tortura de Toledo

Una ciudad con tanta historia como Toledo también cuenta con un museo de estas características, donde se exponen más de 40 objetos dedicados a la tortura, la mayoría de ellos creados y utilizados por la Inquisición en su lucha y persecución de la herejía. Esta exposición cuenta con cinco salas y se encuentra ubicada en la calle Alfonso XII. En ella tendrás la oportunidad de contemplar los instrumentos y maquinaria que más era utilizada por los tribunales inquisitoriales, eclesiásticos y civiles de España y de otros países europeos (fuera de nuestras fronteras la complejidad e imaginación era mayor).

La visita a este museo también forma parte de una ruta por la Ciudad Imperial en la que además se recorren los sitios donde el Santo Oficio ejerció, así como el lugar donde se encontraba el quemadero y en el que se realizaban los autos de fe.

Museo de la Tortura en Toledo
Foto de Leyendas de Toledo

Museo de Tortura Medieval de Guadalest

Un total de 11 salas con más de 70 instrumentos de tortura es lo que ofrece esta exposición situada en la localidad alicantina de Guadalest, en la que además podemos encontrar otros muchos museos curiosos. En este podemos encontrar todo tipo de artilugios destinados a diversos menesteres, todos ellos realmente macabros: para interrogatorio (potro, garrucha, cuna de Judas…), para humillación pública (cepos, toneles, máscaras de hierro infamantes…), de castigo (jaulas, desgarradores de senos, collares de púas…) y de pena capital (horca, guillotina, parrilla, garrote…).

Museo de Tortura de Guadalest
Museo de Tortura Medieval de Guadalest

Museos en Europa

Esta curiosidad por lo terrorífico no solo se da en nuestro país, ya que en Europa también hay otros museos dedicados a la tortura que se pueden visitar y que resultan tan interesantes como los españoles.

Museo della Tortura

Más que un museo, se trata de un conjunto de exposiciones que hay en varias localidades italianas en las que se recogen todo tipo de instrumentos utilizados para esta finalidad. Los emplazamientos son San Gimignano, Siena, Volterra, Lucca y Montepulciano. Entre ellos destaca el situado en la primera de estas poblaciones, la cual se caracteriza por ser uno de los lugares más bellos de la Toscana. El museo no solo expone las piezas sino que trata de concienciar sobre el uso de la violencia y por qué habría que erradicarla en la actualidad, cuando todavía se hace uso de ella en muchos lugares del mundo. En la exposición de San Gimignano se halla la Doncella de Nuremberg (la conocida Iron Maiden), una especie de ataud con pinchos metálicos en sus paredes en el que metían a la persona castigada, dejándola allí dentro hasta morir.

Museo della Tortura en San Ggimignano
Museo della Tortura

Otra visita que merece la pena porque estamos hablando de una de las ciudades más bellas de Italia es al museo situado en Siena. En sus instalaciones podrás admirar piezas de gran rareza que datan de los siglos XVI al XX.

Museo della Tortura en Siena
Museo della Tortura

Folter Museum de Oude Steen

Nuestra última parada nos lleva a una villa de ensueño. En el Museo de la Tortura de Brujas (Bélgica) se halla en una de las cárceles más antiguas de Europa, cuyas paredes han sido testigo de todo tipo de prácticas violentas. Este edificio reconvertido en museo cuenta con muy diversos artefactos destinados a la tortura de los infelices que habían cometido algún acto delictivo o pecaminoso.

Museo tortura de Brujas
Folter Museum de Oude Steen
0

No hay comentarios ¿Te animas?