Sociedad

Una de cada tres personas mayores convive con mascotas en España: 2,9 millones en total

65ymás

Viernes 23 de octubre de 2020

1 minuto

El 75% de los mayores con perro aseguran que su nivel de estrés se ha reducido y son más activos

En España una de cada tres personas mayores convive con una mascota, son 2,9 millones en total (Bigstock)
65ymás

Viernes 23 de octubre de 2020

1 minuto

Según los datos de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) recogidos por la Real Sociedad Canina de España (RSCE), el 32% de las personas mayores españolas conviven con una mascota, que para el caso de los perros supone en torno a 1,1 millones. 

No obstante, esto no les convierte en el mayor grupo de población que convive con su mascota, ese primer puesto corresponde al grupo de los millennials, el 36% de los nacidos entre 1981 y 1993 conviven con algún animal en su casa.

Sin embargo, no puede dejar de tenerse el cuenta el volumen de población de cada uno de estos grupos. A fecha 1 de enero de 2020 la población mayor de 64 años en España ascendía a 9,28 millones de personas mientras que los milenials eran 7,2 millones. Si a estos datos se le aplican los anteriores porcentajes descubrimos que los mayores conviven con 2,9 millones de animales domésticos mientras que los animales que corresponden a los milenials son 2,5 millones, lo que sitúa al sector de los mayores como el que más convive con  animales.

En España un tercio de las personas mayores convive con una mascota, 2,9 millones en total (Bigstock)

De los datos que maneja AMVAC, entre estos animales domésticos el perro es el principal compañero de las personas mayores, pues del 40% de hogares que en nuestro país habita una mascota, más de 5 millones (el 22% del total) son canes, y el 63% de ellos, de raza. Un animal que no solo hace compañía a los seniors, sino que también tiene beneficios en su salud, tanto física como mental.

Según señala RSCE, a partir de la Encuesta Nacional sobre Envejecimiento Saludable de EEUU, el 75% de los mayores que tienen mascotas aseguran que su nivel de estrés se ha reducido, mientras que un 78% de los que conviven con perros afirman sentirse más activos físicamente. Algo que a en esa etapa de la vida es fundamental para mantener una buena salud.

En España un tercio de las personas mayores convive con una mascota, 2,9 millones en total (Bigstock)

Si bien, el mayor beneficio para las personas mayores de convivir con una mascota es la compañía que les hace. Como indica el presidente de la RSCE, Julián Hernández, “los perros son una fuente de energía y vitalidad para las personas mayores, sobre todo para las que viven solas, pues les empujan a salir a la calle, a socializar con otros tutores de perros cuando se juntan para jugar, y a distraerse. Además, los perros de raza cuentan con la ventaja de que tienen aptitudes para realizar una labor de cuidado y vigilancia de los mayores, pues sus cualidades se han depurado gracias a la cría y, además, son entrenados para ello”.

Beneficios incuestionables

Desde la Fundación Affinity llevan años concienciando sobre la importancia que estos animales de compañía tienen para una persona mayor y recuerdan desde esta fundación dedicada a los animales que, en no pocas ocasiones, las personas mayores sufren algunos problemas sociales y de salud. "A menudo no se sienten queridas, les cuesta comunicarse con otras personas y acaban teniendo una sensación de soledad no deseada ya que se van aislando y se deteriora su estimulación cognitiva", recuerdan estos profesionales que ponen en alza el valor que tienen los animales de compañía para revertir esos sentimientos y esas tristes situaciones. Una poderosa medicina en todos los aspectos: 

  • Contacto físico. Estos perros y gatos reciben contentos toda muestra de cariño en forma de una caricia y para estos mayores es todo un bálsamo de sosiego.
  • Estimulación sensorial y mental. Muchas de estas personas puede que se pasen horas sentadas frente al televisor, pero gracias a estos animales pueden estimular todos sus sentidos. 
  • Memoria. Puede que alguno de estos mayores tuviera un perro en su infancia y el contacto con este nuevo amigo le ayuda a evocar aquellos buenos recuerdos. 
  • Compañero ideal para facilitar una relación social. Solo con el mero hecho de compartir esta experiencia con monitores, médicos o compañeros ya se está haciendo mucho por mejorar la socialización de esas personas mayores. 
  • Potencia la salud a la hora de alejar el estrés, favorecer el buen humor, mejorar la presión arterial e incluso abrir el apetito tras una tarde de juegos con estos simpáticos animales. 
En España un tercio de las personas mayores convive con una mascota, 2,9 millones en total (Bigstock)

Las personas mayores -aseguran la Fundación Affinity- que tienen animales experimentan menos estrés y visitan al médico con menor frecuencia que las que no los tienen. "La compañía de los animales palía el sentimiento de soledad, estimula la comunicación, favorece el contacto físico y las demostraciones de afecto, además, estimula la memoria, y la atención. Pero hay una cosa que nos encanta y es la capacidad que tienen de hacernos reír", afirman.

Si los mayores viven solos, pueden caer fácilmente en la apatía. Adoptar un animal de compañía los obliga a observar unas rutinas diarias para cuidarlo, asearlo, jugar, alimentarlo, y en consecuencia, hacerse cargo de sí mismos. "La persona se siente más útil e incluso, pueden aumentar las ganas de vivir y disminuye la ansiedad y la necesidad de medicación. Los animales permiten que las personas rían sus gracias, pero también que se rían de ellas mismas y de lo que las rodea", concluyen.

Ejercicio físico garantizado

Son muchos los mayores que por diversos motivos salen cada vez menos de sus casas e incluso terminan por recluirse en ellas. Pero esta situación cambia radicalmente cuando adoptan un perro y tienen por obligación la necesidad de salir para pasear al perro, al menos, tres veces al día.

Estos paseos, sobre todo si pueden hacerse al aire libre, implican hacer ejercicio y ventilar los pulmones. Además, el hecho de estar en un parque jugando con su perro a lanzarle una pelota no solo hace feliz al animal, también ejercita las articulaciones del mayor y previene enfermedades como la artrosis.

En España un tercio de las personas mayores convive con una mascota, 2,9 millones en total (Bigstock)

Según un estudio de BMC Part of springer Nature, tener un perro ayuda a las personas mayores a acercarse a las metas de actividad física diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Por otra parte, al realizar cualquier actividad física, el cerebro libera endorfinas, hormonas que dan una sensación de felicidad y bienestar. Al estar feliz, para cualquier persona es más sencillo olvidar de los sentimientos de apatía, soledad o angustia.

Una cosa más. Pasear con un perro, sobre todo si se trata de cachorros, implica que, en muchas ocasiones, la gente se para un momento para verlo, acariciarlo e intercambiar unas palabras con su dueño lo que le reporta el beneficio de la convivencia porque con un perro se incrementa notablemente la socialización de su dueño lo que al mismo tiempo aumenta su autoestima.

Las razas que mejor se adaptan a los mayores

Pero a la hora de convivir con un perro hay que tener siempre en cuenta que no todos estos animales son iguales, cada raza tiene sus propias características y no todas son las más adecuadas para convivir con mayores. Por suerte, indica la RSCE, la ventaja de contar con más de 400 razas registradas en el mundo es que permite que cada persona encuentre la que más se adecúa a su forma de ser, estilo de vida, lugar en el que vive... y apuntan para las personas mayores, con unas características ya definidas, hay determinadas razas que se ajustan mejor.

Golden Retreiver  (Bigstock)

Foto: Golden Retreiver 

Así, si hablamos de personas con movilidad reducida, se ha comprobado que razas como los Pastores Alemanes, los Golden Retreiver o los Labradores son muy útiles, pues además de hacer una labor de compañía les asisten porque han sido entrenados para ello. “Logran abrir cajones, les acercan el mando a distancia e incluso les sirven de alarma, ya que se les enseña a reaccionar ante, por ejemplo, desmayos o subidas y bajadas de azúcar”, señala el presidente de la RSCE.

Cocker Spaniel  (Bigstock)

Foto: Cocker Spaniel 

Otros son los llamados ‘perros señal’, que asisten a personas con discapacidad auditiva, ya que son adiestrados para avisarles de los sonidos con un gesto que les conduce al origen del sonido, tanto los cotidianos en el hogar (el timbre, el teléfono, el horno...) como los de alarma, en caso de incendios y evacuaciones. En este caso, las razas que mejor desempeñan esta labor son de nuevo el Golden Retriever, el Labrador Retriever o los Cocker y Caniches.

Yorkshire Terrier

Foto: Yorkshire Terrier

Pero también reuerdan que hay otras razas más pequeñas que se adaptan muy bien a las personas mayores, fundamentalmente por su menor tamaño y fuerza, lo que les hace ideales para manejarse mejor con ellos. Se trata de los Yorkshire, Shih Tzu, Teckels o los Chihuahua, entre otras, que son además, algunas de las razas caninas más populares en nuestro país.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?