Sociedad

Estos pueblos ofrecen vivienda y trabajo para frenar la despoblación

Marta Vicente

Sábado 20 de marzo de 2021

5 minutos

La Torre d'en Domènec ha sido el último en sumarse a esta forma de atraer nuevos pobladores

La falta de interés de Movistar, Orange y Vodafone aísla aún más a la España Vaciada en el COVID-19
Marta Vicente

Sábado 20 de marzo de 2021

5 minutos

Hay pueblos en España que han perdido el ruido. Ya no se escuchan niños correr por las calles, ni conversaciones entre vecinos en cada esquina. Incluso, puede que pasees por ellos sin encontrarte un alma. Esto puede agradar a muchos que buscan desconectar del estrés de la ciudad pero, para los habitantes de lo que se conoce como la España Vaciada, supone vivir en un silencio devastador que, además, destruye su economía.

La pandemia ha azotado a estos pueblos por partida doble: por la población envejecida que es el principal grupo de riesgo y por la falta de recursos y servicios que venían arrastrando de hace años. Sin embargo, la crisis sanitaria también provoca que las personas huyan de las aglomeraciones y esto, junto con la mala situación económica, puede animar a buscar nuevas oportunidades fuera de la ciudad.

Es por esto que los pueblos saben que ahora es el momento de convencer a los dudosos para repoblar sus calles y luchar contra la España Vaciada. Muchos de ellos intentan atraerlos con medidas atractivas. La Torre d’en Doménec ha sido el último en sumarse a la lista ofreciendo a familias con niños casa gratis y un trabajo con el objetivo de reabrir el colegio. Ante este llamamiento, las solicitudes han desbordado al ayuntamiento.

España despoblada

La respuesta saturó el Ayuntamiento

La Torre d’en Doménec es un pueblo de Castellón, situado en la Plana Alta, que busca familias con niños para poder reactivar el centro escolar que lleva 8 años cerrado. A cambio, pone a disposición de los nuevos vecinos, una casa gratis y gestionar el bar municipal, que también tuvo que echar el cierre en enero. Actualmente, en este pueblo hay tres niños y, con otros tres, ya tendrían alumnos suficientes para que el colegio volviera a abrir sus puertas.

En una entrevista para la COPE, el alcalde del pueblo, Héctor Prats, decía que para reactivar el pueblo deben "dar dos servicios que consideramos fundamentales como son el colegio y el bar, que es un lugar de reunión por excelencia de la gente".

Tras recibir más de 1.200 solicitudes –una respuesta totalmente inesperada, según el alcalde–, el Ayuntamiento tuvo que lanzar un comunicado informando que “se cierra el proceso de solicitudes por saturación de la red”. Al no contar con suficiente personal técnico ni los recursos necesarios, el pueblo se vio obligado a pedir ayuda a la Generalitat Valenciana y ahora lo gestionan desde la Dirección General de la Agenda Valenciana Antidespoblació (AVANT).

La Torre d’en Doménec tiene apenas 160 habitantes censados y, como otros muchos pueblos de la España vaciada, su economía gira en torno a la agricultura, la ganadería y a los turistas en verano. Reactivar el colegio y el bar supondrá un avance muy importante para frenar la despoblación.

Otros pueblos con la misma oferta

Héctor Prats ha decidido impulsar la repoblación siguiendo los pasos de otros pueblos como Zucaina, también de la provincia de Castellón que logró reabrir su escuela captando nuevos vecinos ofreciendo lo mismo: casa gratis y trabajo asegurado. Además, Zucaina obtuvo una respuesta parecida, ya que unas horas después de lanzar la propuesta, recibió cientos de correos electrónicos.

Ahora mismo también hay otros pueblos que han impulsado medidas para frenar la despoblación:

  • Tabanera de Cerrato, un pequeño pueblo de Palencia, donde los nuevos habitantes recibirán una casa y se encargarán de un negocio de ultramarinos. Ya pueden enviarse las solicitudes, aunque vivienda y trabajo estarán disponibles a partir de mayo.
  • El pueblo de Jasa, situado en Huesca, también pone a disposición una vivienda gratuita y un bar-restaurante por el que no se pagará alquiler.
  • Aýna (Albacete) es conocido como 'La Suiza Manchega' y es el pueblo donde se rodó gran parte de la película "Amanece que no es poco". En este caso, el pueblo no tiene la misma oferta, pero también, han lanzado una medida para incentivar la escolarización y evitar el cierre del colegio: ofreciendo alquiler de viviendas a partir de 150 euros al mes. El alcalde del municipio pone la condición de que las familias deben teletrabajar o tengan algun proyecto emprendedor por la zona.