Sociedad

La Policía alerta sobre una nueva oleada de 'secuestros virtuales' con un nuevo método

65ymás

Lunes 5 de agosto de 2019

2 minutos

Las personas mayores son el objetivo principal de estos delincuentes

Estafa llamada

La Policía Nacional advierte de una nueva oleada de llamadas sobre "secuestros virtuales", después de que varias personas hayan comunicado que han recibido llamadas telefónicas en las que les exigían dinero para la defensa penal de un familiar que estaba detenido o había sido víctima de un accidente de tráfico sin llevar el seguro obligatorio.

Las personas que llaman se hacen pasar, según alerta la Policía Nacional en una nota de prensa, por policías, abogados u otras autoridades y comunican a la posible víctima que un hijo u otro familiar está en una situación delicada y necesita el pago de una cantidad de dinero para su ayuda.

Llamadas comerciales

En 2017 la Brigada Regional de Policía Judicial de Zaragoza desarticuló una banda organizada que operaba de esta manera desde el extranjero, pero en los últimos días se han detectado nuevas llamadas de este tipo en Zaragoza.

Se trata de una nueva versión de los conocidos "secuestros virtuales", con la variación de que los estafadores argumentan una detención o un accidente.

Los timadores, alerta la Policía, buscan víctimas que caigan en el engaño a través de numerosas llamadas aleatorias.

Consejos para prevenir estafas telefónicas en zonas de alto poder adquisitivo

Los números de teléfono son conseguidos en listines telefónicos, redes sociales, internet o directorios públicos. Las personas mayores son el objetivo principal de estos delincuentes.

En esta ocasión, tras hacer la llamada, acuerdan una cita con la víctima, en su domicilio o en otro lugar, y solicitan el pago en persona de la cantidad solicitada. También aceptan como pago joyas u objetos valiosos, lo cual debe alertar a la persona objeto del engaño.

La Policía Nacional detalla una serie de normas de prevención básica, como no descolgar llamadas que no esperan y que tengan prefijo extranjero o con número oculto; desconfiar si se comunica que un familiar está en una situación delicada y necesita el pago de una cantidad de dinero para poder ser ayudada, y comprobar la información que están aportando los falsos secuestradores.

Es muy importante, agregan, no realizar ningún pago y no facilitar datos personales ni publicarlos en redes sociales, así como llamar inmediatamente a la Policía Nacional e intentar localizar al supuesto secuestrado por otra línea y grabar la llamada.

0

No hay comentarios ¿Te animas?