Sociedad

Los familiares y trabajadores de las residencias de Madrid piden más control y personal

Pablo Recio

Foto: Pablo Recio

Madrid, Viernes 26 de abril de 2019

4 minutos

Manifestación contra el maltrato a mayores

"Vivimos el caso de Los Nogales con mucho miedo"

Nueva denuncia de maltrato a mayores en una residencia de Zamora

Decenas de personas se concentraron este jueves delante de la Oficina de Información al Mayor de la Comunidad de Madrid para protestar contra el maltrato a mayores y para pedir a la administración regional un aumento de personal en las residencias públicas y privadas.

La concentración fue convocada por la Asociación de familiares de residentes y trabajadores en Residencias de Mayores (@pladigmare ), el sindicato CCOO (@CCOO ) y otras organizaciones del sector a raíz del caso de Los Nogales, en el que fueron denunciados tres trabajadores del centro por un supuesto trato vejatorio a varias residentes, hecho que también conllevó que la Comunidad de Madrid multase a la empresa y abriese dos expedientes.

"Vivimos el caso de Los Nogales con mucho miedo", reconocía Purificación Martínez, que tiene un familiar en la residencia pública Madrid Sur (Vallecas). "Creemos que hay cierto corporativismo aunque la situación laboral de los auxiliares es delicada", explicaba. Para ella, las inspecciones "no funcionan".

"No tenemos un espacio para poder estar con los nuestros, tenemos que quedarnos en el pasillo y, encima, si hacemos ruido se quejan", denunciaba también. 

Sin embargo, Mercedes Plaza, otra de las manifestantes, que también tiene a familiares en la misma residencia, matizaba las palabras de Martínez: "Queremos romper una lanza en favor de los trabajadores, no todos son iguales. En nuestro caso los profesionales son bastante buenos y formales". Aún así, en su opinión la falta de personal hace que el servicio sea peor. "Tiene que sobrar gente en las residencias y en los hospitales, no faltar", señalaba.

Purificación y Mercedes.

Así, un problema añadido que afrontan muchos de los familiares es la distancia de sus familiares. Mercedes Gonzalo afirmaba que tenía a su madre en la residencia Monte Hermoso de Cercedilla y que tiene que hacer 70 km de ida y de vuelta cada vez que va a visitarla. 

"Ese es el primer maltrato", apuntaba. Así, el no poder visitar a diario a sus familiares, impide, según ella, que los hijos tengan control sobre qué trato reciben sus padres y madres y que puedan denunciar negligencias o maltrato. 

En su caso particular, su residencia, además de lejos, está mal comunicada. "Desde el cercanías hay 4 km hasta la residencia, sin arcén ni acera. Hemos tenido que recoger a gente con andadores en la carretera", aseguraba. 

Mercedes Gonzalo.

Los auxiliares piden acabar con la precariedad

Además de familiares, en la concentración también había trabajadores del sector de las residencias. Una de ellas, Daniela, que trabaja en una residencia de Madrid (no quiso dar el nombre), comentaba: "Los instrumentos escasean: a veces no hay geles, pañales o bragas". 

La profesional aseguraba a 65Ymás que se manifestaba para exigir que no se "haga negocio con las personas mayores". Para ello, piensa que lo más importante es que se aumente el número de trabajadores ya que, hoy, la situación en muchos centros es de "precariedad". "Explotan", apuntaba. 

Daniela.

Uno de los problemas: las ratios de personal

"Las ratios que hay (de personal por cada residente) son muy bajas y gran parte del maltrato institucional se debe a éstas", explica a 65Ymás el presidente de la Asociación de familiares de residentes y trabajadores en Residencias de Mayores (Pladigmare), Miguel Vázquez. "Queremos entender que el caso de Los Nogales es puntual y no generalizado. Conocemos a muchos trabajadores y sabemos que se comportan bien dentro de lo que cabe", apunta.

"En Francia hay una de 0,61 y en España es de 0,47 trabajadores por cada residente", señala. Y añade: "Estamos recibiendo denuncias de muchísimas asociaciones de que hay un trabajador para atender a 14 residentes".

Así, también piensa que denuncias por la mala calidad de la comida, los errores en la medicación o el no sacar a los residentes a tomar el aire vienen muchas veces provocados por este déficit de personal.

Además, el presidente de la organización sin ánimo de lucro afirma que debería de haber una representación de los familiares en las residencias. Vázquez piensa que debería de seguirse el modelo de los consejos escolares e incluir presencia de las familias en los órganos de control de estos centros. De esta manera, "podría haber sido más fácil detectar" casos de maltrato.

En cuanto a la propuesta de instalar cámaras en los cuartos, el dirigente se muestra a favor aunque "sólo detectan al maltratador y no si existe una falta de personal", por lo que no es la solución a todos los problemas.

Concentración contra el maltrato.

La respuesta de la Comunidad de Madrid

La asociación presentó estas quejas al Gobierno regional y desde la administración madrileña les dijeron que la ratio establecida se superaba en muchas residencias, aunque también comentaron que estudiarían la propuesta de tener representantes de los familiares en los centros.

"Además, les hemos dicho que garantizaran la indemnidad de los trabajadores que denuncian situaciones de malos tratos, pero nos han dicho que para eso están los sindicatos", relata. "Nos han comentado que a ellos, al fin y al cabo, les quedaba un mes y que no sabían quién iba a estar en la próxima ocasión", señala. Y critica: "Ningún partido nos ha pedido nuestra opinión". 

0

No hay comentarios ¿Te animas?