Sociedad

Una mujer de 85 años se tatúa el nombre de su marido fallecido como muestra de "amor eterno"

María Bonillo

Foto: Instagram: @locoblowtattoo

Martes 5 de octubre de 2021

7 minutos

Estuvieron juntos 58 años, y siempre fueron "muy felices"

WhatsApp Image 2021 10 04 at 14.26.40
María Bonillo

Foto: Instagram: @locoblowtattoo

Martes 5 de octubre de 2021

7 minutos

Son muchas las razones que nos pueden llevar a hacernos un tatuaje, la de Carmen ha sido el amor, en concreto el que compartió con su marido Luis durante 58 años, al que conoció cuando ambos tenían 16 y 19 años, respectivamente, según informa Quincemil.

A sus 85 años, esta coruñesa no dudó cuando una de sus nietas le propuso acompañarla para hacerse un tatuaje en honor a su pareja fallecida en 2014 a causa de un ictus: una "L", haciendo referencia a su nombre. De esta forma, se ha posicionado como la persona de más edad en tatuarse en el estudio Loco Blow de A Coruña, donde ya han tatuado a clientes mayores de 70 años.

"Me llevas por malos caminos", le comentaba Carmen a su nieta antes de la sesión, pero ella es muy "moderna", según comentaban sus nietos, y finalmente acudió con ganas al estudio. 

 

bigstock Close up Of The Elderly Couple 399724595

"Amor eterno"

La vida de Carmen y Luis se truncó debido a la enfermedad, que le dejó paralizado el lado izquierdo del cuerpo durante meses. Casados desde que tenían 20 y 23 años, les gustaba "hacer todo juntos y sobre todo bailar en las fiestas", comentaban los nietos en una entrevista a Quincemil. "Siempre fueron muy felices y no había día que no se dirigiesen palabras cariñosas", a pesar de que su vida no fue nada fácil debido a sus trabajos; Luis viajaba por el mundo buscándose la vida para trabajar mientras Carmen cosía para las casas. 

Esta es la historia que contiene esa pequeña letra que ahora Carmen luce en su brazo y que es la huella de su "amor eterno".

 

 

"Todo esto ha sido algo nuevo para ella, quería que mi abuela estuviera cómoda y en el estudio lo consiguieron con creces", aseguraba su nieta, mientras bromea con su abuela sobre una próxima cita, esta vez para un piercing. "En la nariz", continuaba la broma Carmen, quien puede que no vuelva a lucir más tatuajes, pero este lo llevará con mucho cariño. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor