Sociedad

Una mujer de 88 años recupera la visión gracias a un chip biónico: "Estoy emocionada"

María Bonillo

Foto: Moorfields Eye Hospital

Viernes 18 de febrero de 2022

4 minutos

Es la primera persona de Reino Unido en beneficiarse de este implante

Una mujer de 88 años recupera la visión gracias a un chip biónico
María Bonillo

Foto: Moorfields Eye Hospital

Viernes 18 de febrero de 2022

4 minutos

Una mujer británica de 88 años, ciega de su ojo izquierdo, ha sido capaz de detectar señales visuales generadas electrónicamente, gracias a un microchip implantado exitosamente, según indicaba el Moorfields Eye Hospital, en una nota, el hospital del que es paciente. De esta forma, se convertía en la primera persona de Reino Unido en recibir este innovador dispositivo, que forma parte del estudio PRIMAvera.

Este chip biónico abre la posibilidad de recuperar parcialmente la visión para aquellas personas que sufran atrofia geográfica (GA), que es la forma más común de degeneración macular relacionada con la edad, una condición que afecta al 4,8% de los mayores de 65 años y al 12% de los mayores de 80. La GA, por su parte, afecta al 6,7% de los mayores de 80 años. Así, este implante tendrá un impacto positivo significativo en la calidad de vida de las personas que sufran esta afección. 

La operación tuvo lugar en diciembre de 2021, y el procedimiento consistió en insertar un microchip de 2 mm de ancho bajo el centro de la retina del paciente, creando así una especie de trampilla en la que se colocó el chip. El Dr. Mahi Muqit, cirujano vitreorretiniano consultor en Moorfields, profesor clínico honorario en el Instituto de Oftalmología de la UCL e investigador investigador del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR), fue quien realizó la cirugía. 

“Este innovador dispositivo ofrece la esperanza de restaurar la vista a las personas que sufren pérdida de visión debido a la AMD seca. El éxito de esta operación y la evidencia recopilada a través de este estudio clínico proporcionarán la evidencia para determinar el verdadero potencial de este tratamiento”, comentó. 

Gafas con cámara de vídeo

Para que el dispositivo complete su tarea y el paciente pueda ver, son necesarias unas gafas especiales que incluyen una cámara de vídeo conectada a un pequeño ordenador que se sujeta a una pretina que lleva el paciente. De esta forma, el chip captura la imagen proyectada por las gafas y la transmite al ordenador. Los algoritmos de inteligencia artificial (IA) se encargan entonces de procesar esa información y enviar instrucciones a la cámara, haciendo que las gafas se enfoquen en lo que la IA percibe como el objeto principal de la imagen. Así, las gafas proyectan la imagen enfocada como un rayo infrarrojo a través del ojo hasta el chip, que a su vez convierte este rayo en una señal eléctrica que pasa a través de las células de la retina y las células ópticas hasta el cerebro, donde se interpreta como si fuera una visión natural.

 

Una mujer de 88 años recupera la visión gracias a un chip biónico

 

Ahora, la mujer pasará por un programa de rehabilitación para aprender a usar la nueva visión que ha adquirido. Tras este proceso, se podrá determinar el nivel de visión que se ha recuperado y la velocidad a la que se produce el procesamiento. Por su parte, la paciente será capaz de reconocer elementos tan pequeños como palabras y podrá leer de nuevo. 

“Perder la vista en mi ojo izquierdo debido a la DMRE seca me ha impedido hacer las cosas que amo, como la jardinería, jugar a los bolos en interiores y pintar con acuarelas. Estoy encantada de ser la primera en tener este implante, emocionada ante la perspectiva de disfrutar de mis pasatiempos nuevamente, y realmente espero que muchos otros también se beneficien de esto”, explicaba la mujer, que se ha convertido en la primera persona de Reino Unido en beneficiarse de este implante. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor