Política

El 'diputado de Revilla', José María Mazón: "Los nuevos líderes políticos están un poco verdes"

Marta Jurado

Miércoles 13 de noviembre de 2019

5 minutos

Entrevistamos al diputado cántabro de 68 años que repite como representante del PRC en el Congreso

José María Mazón, diputado de Revilla

Hace unos meses, el "sí" de José María Mazón (Oviedo, 1951), único diputado del Partido Regionalista de Cantabria (@prcantabria), resonó en solitario en el Congreso como único apoyo a la fallida investidura de Sánchez. Ahora, las miradas vuelven a fijarse en él, que repite en esa segunda legislatura también en solitario, para dilucidar si habrá por fin Gobierno. El recién elegido diputado se muestra cauto, pero con la voluntad de mostrar su apoyo al candidato que reúna más apoyos, siempre y cuando se comprometa a cumplir las reivindicaciones prioritarias del partido de Miguel Ángel Revilla, como un tren digno de Madrid a Santander.

Con un perfil más técnico que político, este ingeniero de Caminos se ha mantenido al lado del mediático presidente cántabro desde 1995, cuando formó parte de su gobierno como director de Carreteras. Después de 30 años de experiencia como servidor público, achaca los resultados electorales a nivel nacional a la "falta de claridad" del centro de Ciudadanos y a escasa experiencia de los líderes de los principales partidos políticos.

P.-¿Cómo valora el preacuerdo del PSOE y Unidas Podemos? ¿Estamos un paso más cerca del desbloqueo?

R. -Vamos a ver qué pasa. Aún es muy pronto para valorarlo. Sabemos del acuerdo entre Sánchez e Iglesias por lo que hemos visto en la prensa, pero no me atrevería a asegurar que suponga la formación definitiva de un nuevo Gobierno. Habrá que ver quiénes más lo apoya, si sale adelante. Nosotros estamos a la espera de que el PSOE se ponga en contacto con nosotros y ver qué nos ofrecen. El preacuerdo tiene varios puntos sociales que tal como hemos podido leer, parecen todos asumibles. Vamos a ver en qué condiciones.

P.- Ustedes fueron el único partido que apoyó la investidura fallida de Sánchez previa a las elecciones, ¿mantienen su apoyo? 

R. -Nosotros defenderemos, como siempre, los intereses de Cantabria y la gobernabilidad de España. Desde el PRC mantenemos la posición de apoyar al candidato que garantice unos "mínimos sociales" y de "legalidad" en aras de la "gobernabilidad". En este caso, todo parece indicar que ese canditado será Pedro Sánchez, y ofrecemos nuestro apoyo, siempre y cuando se mantengan los compromisos firmados para la anterior legislatura en cuanto a intereses para Cantabria se refiere. En concreto, infraestructuras ferroviarias rápidas que conecten Cantabria con Madrid y País Vasco. 

P.- Ante la incertidumbre, esos pactos podrían también inclinar la balanza hacia el bloque conservador. ¿Estarían dispuestos a apoyar un gobierno del que formase parte Vox?

R. -Nosotros con Vox no vamos a negociar, si acaso lo haríamos con el candidato que se postulase a presidente y en base a un de programa. En cualquier caso, Vox es un partido que quiere reducir las autonomías, mandar a Torra a la cárcel y otras cuantas cuestiones que se hacen incompatibles con la democracia y la legalidad. Nosotros vamos a exigir esos mínimos de respeto a la Constitución y que se aborde una agenda social amplia que incluya temas como las pensiones, la dependencia, sanidad, empleo.... 

P.- Y volvamos a la noche electoral, ¿qué lectura hace de los resultados del 10 de noviembre a nivel nacional?

Creo que no ha habido grandes sorpresas, salvo lo de Vox, que responde a diversas razones entre las que destaca el voto castigo al sistema. Estamos ante un escenario parecido al anterior, pero todavía más fragmentado. Por eso es vital el desbloqueo, los líderes de los principales partidos deben aplicarse para encontrar una solución porque ir a unas terceras elecciones sería catastrófico para el país. Siempre es posible encontrar un punto en común, lo contrario sería una irresponsabilidad.

P.​- Usted lleva más de 30 años en política. ¿Considera que los políticos actuales han estado a la altura de las circunstancias?

R. -Lo de Ciudadanos, por ejemplo, lo veo como una oportunidad perdida en la anterior legislatura. Rivera tuvo en sus manos un acuerdo con Sánchez que contaba con mucho apoyo (180 escaños). Pero, tal como se ha visto en las urnas, es un partido que ha defraudadao porque ha dejado de tener una base estable. Considero que los políticos actuales están un poco verdes, son muy jóvenes y la mayoría no ha gobernado, salvo Sánchez. La experiencia en estos casos, se nota. No es lo mismo prometer que hacer, pero a todo ello se aprende con el tiempo. Es normal, son otra generación que tiene que tomar ahora las riendas. Lo de la ambición personal, no nos engañemos, es algo que comparten también las anteriores generaciones. 

P.- Usted fue elegido diputado por primera vez en abril de este año, ¿cómo afronta la siguiente legislatura en la que repite?

R. -La asumo con la esperanza de que logremos ir, ahora sí, en la buena dirección. Creo que todavía pudo aportar algo, sino me habría quedado en mi casa. Siempre tuve cierta vocación política, de servicio público y por eso hice las oposiciones, ya mayor. Una vez entré, me llamaron de director de carreteras del Gobierno de Cantabria en el año 95. Miguel Ángel Revilla no me conocía todavía, pero necesitaba a alguien con mi perfil. 

P.- De ser un desconocido para el presidente Revilla, a ser su mano derecha en Madrid, ¿Es fácil seguir junto a él después de tantos años? 

R. -Sí, es una persona que delega mucho en el trabajo diario. Marca pautas, pero también da mucha libertad a los gestores. Para mi es una gran suerte seguir trabajando junto a una persona fundamental en la política de la región. Revilla ha puesto Cantabria en el mapa y eso lo convierte en un referente, en este caso inigualable. Hace un año pensó en mí como cabeza de lista al Congreso, tras haberlo intentado en otras elecciones previas, porque soy conocido en Cantabria como consejero de obras públicas durante 3 legislaturas; y así llegamos al Congreso en abril.

P.- ¿ Y cómo se siente cuando le llaman "el diputado de Revilla" o "el diputado 124" por su apoyo al PSOE en la Cámara?

R. -Lo tengo asumido, el presidente Revilla es una persona muy conocida en España y ha sido una manera de ideantificarnos. Después de esta legislatura veo que ha habido avances porque ahora ya se empieza a escuchar el PRC. Hemos llegado para quedarnos, para que la voz de Cantabria se oiga. Aunque las figuras como nosotros acabemos retirándonos, tengo la confianza de que el partido seguirá. Y respecto a lo segundo, ahora ya no seré diputado 124...

P.- Efectivamente con estas elecciones el tablero cambia y su partido no ha conseguido sus ansiados dos diputados. ¿Qué lectura hacen de sus resultados en Cantabria?

R. -Teníamos la ilusión de llegar al 24% de los votos, pero al final nos quedamos en el 21% de los apoyos y no llegamos a los dos diputados. Hubiese sido un notición, pero ni el tiempo lluvioso, ni la falta de visibilidad en las tertulias y debates de televisión, han contribuído a este resultado. Aún así estamos satisfechos porque hemos conseguido un buen respaldo en Cantabria, pese a que las encuestas no nos apoyaban. 

-  Y por último, ¿qué opina del auge de los partidos regionalistas el 10N? ¿Cree que han tomado como modelo la trayectoria del PRC?

R. -Es verdad que en estas últimas elecciones han entrado en el Congreso nuevos partidos, muchos de corte regionalista, como Teruel Existe o BNG. Pero nosotros somos muy normales, tan solo aplicamos el sentido común, y poner a nuestra tierra en el centro, con puntos claros sobre la mesa, sin chantajes. Soy cántabro, aunque sin renegar de mi lugar de nacimiento, Asturias, que llevo también en el corazón.

0

No hay comentarios ¿Te animas?