Tecnología

Las nuevas tecnologías ayudan frente al abandono rural

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 14 de marzo de 2020

3 minutos

Hay herramientas muy válidas para ayudar a los entornos rurales, pero depende de mejorar la conexión

Las nuevas tecnologías ayudan frente al abandono rural

Es un hecho que el 60% de los municipios que hay en España tienen menos de 1.000 habitantes, según las cifras del INE, como también lo es que la tendencia es que muchos de ellos terminen desapareciendo y que la población siga concentrándose en los grandes núcleos urbanos.

Esto provoca la llamada España Vacía o Vaciada, donde no es de extrañar encontrarse con pueblos cada vez más despoblados y de los que terminan emigrando sus habitantes por la falta de oportunidades y de servicios -este último aspecto afecta especialmente a la población de mayor edad-. Como no puede ser de otro modo, los responsables políticos han incluido este problema en sus agendas, aunque por el momento no parecen haber puesto freno a un éxodo que no hace sino empobrecer numerosas regiones del país, provocando desigualdades entre unos territorios y otros y, por lo tanto, acrecentando el problema.

Una de las vías para revertir la tendencia pasa por el uso de la tecnología, como pilar sobre el que sustentar una estrategia que devuelva a la gente al entorno rural, puesto que allí podrá encontrar tanto opciones de llevar a cabo su trabajo como posibilidades de acceder a todos los servicios básicos.

Las nuevas tecnologías ayudan frente al abandono rural

¿Cómo puede utilizarse la tecnología?

El primer paso que debe darse para que esta opción se convierta en una tabla salvadora del medio rural pasa por mejorar las conexiones a Internet en toda la geografía. Poco puede hacer la tecnología si en un pueblo apenas hay cobertura móvil. A día de hoy todavía existen muchas poblaciones donde la velocidad de acceso no permite el funcionamiento de un negocio online, lo que supone un menoscabo a las posibilidades de potenciar la economía local.

Si a eso le unimos que no hacen posible el teletrabajo de personas que quieran irse a vivir a un lugar alejado del mundanal ruido porque puedan trabajar a distancia, pues se pierde la posibilidad de que algunas localidades se repueblen con gente joven y familias, que a fin de cuentas es de lo que suelen adolecer. Así pues, una vez que 4G llegue con garantías a la mayor parte del territorio y solo entonces, hay una serie de tecnologías que invitan a pensar con optimismo.

Las nuevas tecnologías ayudan frente al abandono rural

Las más comunes son las que están en mente de todo el mundo: el smartphone como vehículo conductor del acceso a múltiples servicios; los sistemas de pago online que permiten hacer la compra a distancia o incluso sacar adelante un negocio con productos locales; y las redes sociales, artífices de que los contenidos se viralicen y que lugares que parecían perdidos para siempre sean descubiertos por una pléyade de visitantes que, de repente, se ha interesado por alguno de sus atractivos. Todas ellas resultan esenciales para las personas que vivan en entornos rurales con pocos servicios y aquellas que necesiten dar a conocer sus pequeños negocios.

Otras tecnologías

Aplicar el Big Data, la Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas puede sonar extraño para cualquiera que vea al campo como un lugar donde se sigue trabajando a la antigua usanza, pero nada más lejos de la realidad. La capacidad de capturar y analizar los datos que ofrecen los múltiples sensores que se pueden instalar en las tierras nos acerca a un escenario en el que el agricultor podrá tener explotaciones más rentables (a lo que sumará un mayor compromiso con el medio ambiente), de manera que su negocio no se resienta -al menos del mismo modo que lo están haciendo otros muchos en el campo español y por lo que están luchando estos días-.

Hay que tener en cuenta que este tipo de tecnologías además permiten adelantarse a cómo se comportarán las cosechas e incluso la venta de los productos, gracias al citado análisis de datos. Si de ese modo los negocios se hacen más rentables, muchas familias podrán mantenerlos y no finiquitar el trabajo que sus padres o anteriores generaciones han venido realizando hasta la actualidad.

Las nuevas tecnologías ayudan frente al abandono rural

Pero eso no es todo, estas tecnologías también ayudan a racionalizar mejor los servicios (sanidad, transporte, abastecimiento…) de tal manera que los habitantes de la región no se sientan abandonados. Por lo tanto, suponen un excelente apoyo a los ayuntamientos que pueden derivar los esfuerzos y poner el foco en las verdaderas necesidades de sus vecinos.

Teletrabajo y conexión

Volviendo al tema con el que abríamos este artículo, la conexión es clave para que familias jóvenes decidan trasladarse al medio rural, ya que si desde allí pueden llevar a cabo sus tareas, habrán ganado calidad de vida y además se ahorrarán los caros alquileres que existen en las grandes ciudades.

A eso se le une la posibilidad de fomentar el turismo rural, que sigue teniendo muchos adeptos. Sin embargo, para ello la conexión resulta esencial de cara a llegar al mayor número de personas posibles. Y es que un hostal rural puede estar presente en múltiples webs de ocupación hotelera, darse a conocer por las redes sociales y utilizar una plataforma segura de pago. Es más, con algunos programas incluso podrá saber cuándo es más rentable abrir el alojamiento y de dónde proviene la mayor parte de los visitantes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?