Alimentación

Alimentos en tetrabrik, ¿se conservan bien y son seguros?

Teresa Rey

Lunes 30 de septiembre de 2019

5 minutos

Permiten en general un tiempo de conservación mayor e impiden que la luz o el oxígeno los perjudique

Alimentos en tetrabrik se conservan bien y son seguros (Bigstock)
Teresa Rey

Lunes 30 de septiembre de 2019

5 minutos

Leche, zumos, cremas, sopas… estos son los principales alimentos que podemos encontrar envasados en tetrabrik. La idea surgió en la década de los 50 del siglo pasado por iniciativa de una empresa sueca Tetra Pak. El primer diseño no era igual al que conocemos, se llamaba Tetra Classic y tenía forma de pirámide. Se utilizó para la leche, lo que supuso un importante avance pues hasta el momento se vendía a granel. Ya en el año 1968 apareció el primer envase que es conocido por todos como tetrabrik.

Composición y funcionalidad

El nombre de tetrabrik se debe a su forma, ya que “brick” significa ladrillo en inglés. Estos envases están formados por varias capas y materiales. En concreto, cuatro capas de polietileno, una de aluminio y otra de cartón. El uso de estas sustancias tiene una intencionalidad. Por un lado, el polietileno proporciona la estabilidad del líquido; el cartón es lo que confiere solidez al soporte, mientras que el aluminio aísla, es decir, impide que luz y oxígeno entren en el recipiente y salvaguarda al alimento de estos factores externos.

Desde un punto de vista funcional, la forma rectangular de estos envases hace que sean fáciles de apilar, y esto es cómodo, no solo para transportarlos, sino también para colocarlos tanto en los supermercados como para almacenarlos en casa.

Del mismo modo, los fabricantes han procurado que sean muy versátiles y ofrecen distintas forma de abertura y volúmenes. En este este último punto, los más pequeños contienen 200 ml y los más grandes 1000 ml.

Las aberturas clásicas se hacen mediante perforación, pero también los hay de pajita y los que se abren mediante un tapón de plástico.

Tetrabrik

Ventajas nutricionales

La nutricionista Ana Bellón explica en el libro Saber Comer que entre las ventajas del tetrabrik destaca que protegen a los alimentos y los mantienen en buen estado sin necesidad de aditivos y conservantes, y durante más tiempo. Sí que es cierto que el líquido se esteriliza para eliminar posibles bacterias, pero las propiedades nutricionales se conservan. A continuación se coloca en otro recipiente que también se ha esterilizado y sin oxígeno, y esto es lo que favorece que el alimento se conserve durante más tiempo sin sufrir alteraciones en su composición.

Los alimentos en tetrabrik se pueden conservar durante un tiempo bastante largo sin necesidad de ser abiertos. No obstante, también tienen una fecha de consumo preferente que se debe controlar. Una vez abiertos, sin embargo, sí se tienen que guardar en el frigorífico y consumir en no más de dos o tres días.

A temperatura ambiente los podemos dejar en la despensa durante mucho tiempo (el que se nos indique en el artículo), siempre que no lo hayamos abierto.

Entre los productos que podemos encontrar a día de hoy en este envase, además de la leche, tenemos zumos de fruta, horchatas, vinos, caldos y sopas, cremas para calentar o el gazpacho o salmorejo, principalmente.

Leche en el supermercado

En el caso de los caldos y sopas, la experta indica que se somete a un proceso llamado uperización, similar al de esterilización UHT que se emplea en la leche, y que tiene como finalidad eliminar gérmenes y bacterias. Con este sistema se consigue que el alimento dure más tiempo sin apenas modificar sus propiedades organolépticas (sabor, aroma, textura o color).

Otros productos como el salmorejo o gazpacho se someten a otro método, el de termización, que en comparación con el anterior se caracteriza porque trabaja a temperaturas más bajas. En estos casos la durabilidad es menor y sí es aconsejable mantenerlos siempre en el frigorífico, a pesar de no haberlos abierto.

Una crema y una sopa fría para los días más calurosos

Sí se reciclan

Otra cosa que debe saber el consumidor es que el tetrabrik sí se recicla. ¿Dónde? Junto a las latas y los plásticos, en el contenedor amarillo. Es importante hacer esta labor de reciclado porque no es un envase biodegradable y se ha de llevar a una empresa de reciclaje especializada para que realice la separación de los materiales y su posterior reutilización.

Respecto a esta cuestión hay voces críticas que aseguran que no todos los componentes de este tipo de envases se pueden reciclar y que resultan muy contaminantes. Sin embargo, en Tetra Pack aseguran que más del 70% del material que emplean para el envasado se produce a partir de fibras de papel largas y fuertes que se pueden reciclar varias veces. La capa de polímeros o plásticos que utilizan para tetrabrik de bebidas se puede mezclar con otros y genera productos nuevos como tejas, cajones o cajas de cartón, entre otros.

Desde la empresa, se han comprometido a que en el año 2030 las soluciones de reciclado sean aptas para todos los componentes de los envases para bebida, como parte de su compromiso con la estrategia de plásticos de la Unión Europea.

Sobre el autor:

Teresa Rey

… saber más sobre el autor