Practicopedia

¿Cómo y cuándo es mejor pesarse?

Anna Blanco

Foto: Bigstock

Miércoles 31 de marzo de 2021

3 minutos

Pesarse en diferentes horas del día o en condiciones distintas puede darnos resultados poco fiables

¿Cómo y cuando es mejor pesarse?
Anna Blanco

Foto: Bigstock

Miércoles 31 de marzo de 2021

3 minutos

Pesarse regularmente es una buena forma de controlar nuestro peso y muy necesario si deseamos perder kilos para comprobar si lo que hacemos está funcionando. Ahora bien, para obtener unos resultados fiables debemos pesarnos siguiendo una serie de pautas y recomendaciones y no permitir que la báscula controle nuestra vida. 

Para empezar, hemos de tener en cuenta que nuestro peso puede variar significativamente durante el día (hasta 3 kg) en función de diversos factores como la cantidad de agua y comida que hemos ingerido, el tipo de alimentos, la ropa o, en el caso de las mujeres, la menstruación.

Por todo ello, la báscula puede mostrar cifras muy diferentes dependiendo del momento de la jornada en el que nos pesemos. Por ello, la primera recomendación es pesarse siempre en el mismo momento del día para que nuestro cuerpo esté en las mismas condiciones cada vez. Los expertos afirman que la mejor hora es después de levantarse ya que en este momento del día obtendremos una lectura más baja y, además, también nos dará un reflejo más preciso de lo que pesamos realmente, sin ningún gramo adicional de agua ni alimentos.

Además, también hemos de tener en cuenta hacerlo del mismo modo (desnudos o con la misma ropa, por ejemplo, o en ayunas). 

Por otra parte, es aconsejable no pesarse todos los días sino fijar un día a la semana para hacerlo, ya que será más que suficiente, eligiendo, eso sí, siempre el mismo día a la misma hora. Mejor si evitamos el fin de semana en el que es fácil saltarnos la dieta o comer de forma más desordenada.

¿Cómo y cuando es mejor pesarse?

Y si no podemos resistirnos y preferimos pesarnos todos los días debemos tener en cuenta que es lógico que haya oscilaciones de peso y no obsesionarnos con cada resultado.  

Respecto a la báscula que utilicemos existen modelos que además del peso nos pueden ofrecer más datos como el porcentaje de grasa corporal o la frecuencia cardíaca. Eso ya depende de cada uno de nosotros y lo que queramos invertir en el aparato, lo que sí es importante es siempre utilizar la misma báscula. Y es que, la de casa, la de la farmacia o la del gimnasio, por ejemplo, pueden ofrecer resultados diferentes ya que cada báscula está sujeta a ciertas tolerancias por lo que para que la información sea útil debemos utilizar siempre la misma.  

Y una vez que tenemos nuestra báscula, debemos colocarla en un sitio adecuado. Lo mejor es que esté situada en un suelo llano, antideslizante y sin alfombras.