Cómo

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 11 de septiembre de 2019

2 minutos

Aunque parece una tarea muy complicada, abrir una botella de vino sin sacacorchos es sencillo

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Si eres un aficionado al vino, seguro que tienes un sacacorchos en casa. El problema surge cuando bebes de manera esporádica y no encuentras este aparejo que, sin duda, facilita la tarea. Pero no desistas, aunque pueda parecer un método poco elegante y arriesgado, lo cierto es que puedes disponer de tu botella de vino sin ayuda de un abridor convencional. Únicamente necesitas un poco de maña y los siguientes objetos. Toma nota, lleva mucho cuidado y disfruta de una buena copa de vino.

Con un zapato

Este complemento de moda no solo hace más cómoda tu pisada, también puede ayudarte a abrir una botella de vino. ¿Cómo? Introduciendo la base de la botella en el zapato, a la altura del talón, y golpeando la suela contra una pared con el vino dentro. La fuerza del impacto se transmitirá al vidrio, este hará lo propio con el líquido que guarda en su interior y, finalmente, el aire que reside en la botella empujará el corcho lo suficiente para que puedas agarrarlo con las manos.

No obstante, aunque pueda parecer sencillo, recuerda que se trata de un material muy delicado, por eso es mejor dar muchos golpes y muy suaves, que optar por la fuerza para abrirlo cuanto antes.

Con una percha

Para esta técnica no sirve una percha cualquiera, sino de las antiguas hechas de alambre y recubiertas de plástico. Solo tienes que estirar el gancho y volver a doblarlo hasta formar una especie de anzuelo. Después, intenta clavarlo en el corcho y tirar hacia fuera para sacarlo de una vez por todas. No desesperes si el alambre se sale en más de una ocasión, estos métodos caseros requieren también mucha paciencia.

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Con un tornillo y un alicate

Si eres un manitas, seguro que tienes estas dos herramientas a tu alcance. Para abrir la botella de vino debes girar el tornillo para meterlo en el corcho. Algunas personas consiguen hacerlo con la mano, pero es posible que te defiendas mejor con ayuda de un alicate. Cuando creas que ya se encuentra a una profundidad adecuada, intenta jalarlo cuidadosamente para que el corcho salga con el tornillo. Quizás puedas sacarlo del todo de esta manera, si no prueba suerte con un tenedor o un imperdible en lugar del alicate.

Con un cuchillo

Este es el método más peligroso de todos, así que lleva mucho cuidado. Necesitas un modelo de sierra, con punta y que no sea demasiado grande para que puedas manejarlo cómodamente. Introduce la hoja en el corcho poco a poco, sin llegar a atravesarlo para que no caigan restos en el vino. A continuación, gíralo lentamente con la mano, mientras con la otra giras la botella hacia el otro lado. Así hasta que consigas sacar el tapón.

0

No hay comentarios ¿Te animas?