Cómo

Cómo tener WiFi en el coche si este no viene de fábrica

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 1 de octubre de 2019

2 minutos

Aunque algunos modelos ya incluyen conexión WiFi, también puedes comprar un router para el coche

Cómo tener WiFi en el coche si este no viene de fábrica

En pleno siglo XXI, parece imposible no estar conectado las 24 horas del día a Internet, ya sea a través de los smartphones, las tabletas o los clásicos ordenadores. De hecho, esto genera mucha ansiedad a algunas personas, demostrando así el alcance y la influencia que las nuevas tecnologías tienen sobre nuestra vida. Sin embargo, todavía existían algunos lugares donde podíamos "descansar" de su dominio como, por ejemplo, el interior del coche. Una libertad que también tiene los días contados.

Y es que muchos de los vehículos que salen ahora al mercado ya llevan incorporados conexión WiFi, que te permite tener Internet mientras viajas a bordo de tu coche. Este servicio integrado incluye muchas ventajas, como la posibilidad de vincular varios dispositivos a la vez, tener Internet también en el extranjero o disponer de asistencia en carretera a cualquier hora.

Afortunadamente, tal ha sido la acogida de esta novedad que muchos operadores de telefonía o empresas del ámbito tecnológico han desarrollado otras alternativas para disfrutar de este servicio, aunque tu automóvil no sea de nuevo cuño.

Cómo tener WiFi en el coche si este no viene de fábrica

Muchas opciones disponibles

Como ya hemos adelantado, los operadores de telefonía móviles han desarrollado dispositivos específicos para poder instalar una red WiFi en el coche. Movistar Car o Car WiFi Orange son solo algunos de ellos. Además de las prestaciones mencionadas anteriormente, disponen de algunas ventajas adicionales como, por ejemplo, la localización del vehículo en tiempo real, un histórico de tus recorridos o el control del mantenimiento del mismo. No obstante, para que este servicio esté operativo, debes pagar una cuota mensual que suele rondar los 4 o 5 euros.

Otra opción es adquirir un dispositivo MiFi, nombre que reciben los aparatos que se conectan a tu coche por medio de una toma de corriente (como el mechero) y actúan como routers portátiles con conexión WiFi ilimitada. Hay muchos modelos disponibles en el mercado, solo tienes que escoger el que mejor se adapte a tus necesidades. Eso sí, es preciso avisar de que la velocidad máxima suele ser muy reducida y que para funcionar requiere una tarjeta SIM con conectividad 4G LTE. 

Finalmente, si no te interesa ninguna de las alternativas anteriores, siempre puedes compartir los datos de tu teléfono móvil para llevar a cabo funciones básicas como escuchar música en Spotify, seguir una ruta de navegación o conocer el estado del tráfico. Esto no requiere la contratación ni el duplicado de una tarjeta, aunque sí restará velocidad y datos a tu tarifa personal. ¡Tú decides!

0

No hay comentarios ¿Te animas?