Cómo

Cómo diseñar una rutina para sobrellevar una cuarentena

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 21 de marzo de 2020

3 minutos

Debido a la pandemia que actualmente nos tiene confinados, es preciso cambiar los hábitos

Cómo diseñar una rutina para sobrellevar una cuarentena

La situación en la que está sumida toda España, y gran parte del mundo, nos ha obligado a reprogramar nuestra rutina diaria, al vernos confinados en casa hasta nuevo aviso. Esta realidad tan poco habitual llega acompañada de numerosos inconvenientes, como la soledad, la ausencia de vida social, el temor a lo desconocido o el riesgo a contraer el virus. Sin embargo, para poder superar este trance de la mejor manera posible, es preciso centrar nuestra atención en sus ventajas, que también las tiene.

Por ejemplo, ahora tenemos más tiempo para nosotros mismos, podemos disfrutar por fin de nuestros pasatiempos favoritos, descansar hasta que nuestro cuerpo nos lo pida, y estar más pendientes de nuestros amigos y familiares, aunque sea a través del smartphone. Sin olvidar la recuperación de nuestro hermoso planeta debido a la caída de las emisiones.

No obstante, para que este plan de superviviencia se cumpla de forma adecuada, es preciso adaptar nuestra rutina al confinamiento y la cuarentena. Si te dejas llevar por el libre albedrío, apenas aguantarás unas semanas en buen estado, por eso es necesario seguir unas pautas que nos ayudarán a vencer esta etapa, única en la historia de la humanidad. ¡Toma nota!

Rutina durante la cuarentena

Mantén tu horario habitual

Es normal que los primeros días aumentes tus horas de sueño para reponer fuerzas y aprovechar el tiempo libre. Sin embargo, esto no debe convertirse en algo habitual. Debes ser fiel a tu reloj biológico y al horario sobre el que antes basabas toda tu rutina. Es decir, si antes te levantabas a las 8 de la mañana y te acostabas sobre las 11 de la noche, intenta mantener esa costumbre. De lo contrario, tu metabolismo o tu ritmo intestinal podrían verse afectados, perjudicando así tu salud.

No caigas en el sedentarismo

Como ya habrás oído en los medios de comunicación, el ejercicio físico es muy importante para mantener la energía, incluso cuando no sales de casa. Este confinamiento suele invitar a pasar largas horas en el sofá frente al televisor, pero está en tu mano luchar contra ello. Recuerda que el sedentarismo provoca numerosos problemas de salud, como el aumento del colesterol y la presión arterial, el riesgo de enfermedades del corazón, las mujeres sufren con mayor intensidad los síntomas de la menopausia y también influye en la depresión y el sobrepeso, según la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (@FEDAFormacion).

Para combatirlo, basta con diseñar una breve rutina de ejercicios que puedas desempeñar en casa. Recurre, por ejemplo, a series de sentadillas, con un pequeño salto en la elevación; abdominales, flexiones o estocadas, siempre adaptadas a tu condición física. También puedes recurrir a otras actividades más 'amenas', como el baile, caminar a paso ligero por tu casa o incluso bajar las escaleras de tu edificio cuando vayas a hacer la compra. Lo importante es que te mantengas activo y que este entrenamiento dure entre 20 y 30 minutos, cada día.

Rutina para la cuarentena

La importancia de las rutinas

Como hemos dicho anteriormente, conservar tu rutina habitual es muy importante, pero no solo hablamos de tus horarios, también de todas aquellas cosas que ocupaban tu jornada y que puedes seguir haciendo. En este sentido, es muy recomendable mantener una higiene aunque no vayas a salir de casa en todo el día, esto implica ducharse y vestirse, aunque sea con ropa cómoda. Esta limpieza se extiende también al hogar, otra de las tareas que suele ocupar tu día a día.

Tampoco descuides tu alimentación, de hecho, ahora tienes más tiempo para hacer recetas más elaboradas y suculentas, porque la cuarentena no está reñida con una alimentación rica, sana y equilibrada. Y, finalmente, reserva unos minutos para hacer videollamadas con tus seres queridos, ya que no puedes disfrutar de su compañía del modo tradicional.

Es el momento de ser creativos

Después de hacer ejercicio y cumplir con las tareas diarias, es el turno de dar rienda suelta a la creatividad. Con tanto tiempo libre, ahora puede probar suerte con todas esas aficiones que antes posponías hasta el infinito. Estas no solo te mantendrán ocupado y fomentarán el entretenimiento, también conllevan una serie de ventajas para tu salud. Coser, pintar, tocar un instrumento o escribir un relato son ejercicios que estimularán tu mente, mejorarán tu estado de ánimo y autoestima, te ayudarán a mantener las capacidades cognitivas en funcionamiento y fortalecerán tu memoria. ¿Qué más se puede pedir?

¿Puedes tomar el sol desde la ventana? ¡Hazlo!

En algunos casos será un poco complicado, pues no todos disponen de ventanas que dan a la calle o, mejor aun, de una amplia terraza donde pasar las horas. Pero si perteneces a este grupo de afortunados, dedica unos minutos del día a 'tomar el sol'. Ya sea sentándote en la terraza o asomándote por la ventana, adquirirás tu dosis correspondiente de vitamina D, un nutriente que solo se obtiene de este modo y que promueve la absorción de calcio y fósforo, muy beneficioso para los huesos; vela por tu sistema inmunológico y te aporta funciones antienvejecimiento, entre otras ventajas.

Según indican varios expertos, unos 10 minutos a mediodía son suficientes para obtener la dosis adecuada de vitamina D.

0

No hay comentarios ¿Te animas?