Cómo

Cómo hacer un limpiador casero efectivo contra la grasa de la cocina

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 11 de abril de 2020

2 minutos

Con ingredientes naturales fáciles de conseguir podrás dejarla en perfecto estado de revista

Cómo hacer un limpiador casero efectivo contra la grasa de la cocina

Quemadores, azulejos, encimera, electrodomésticos, mobiliario… si te gusta cocinar y pasas tiempo preparando distintas recetas, seguro que sabes que la grasa, que se adhiere a todas partes, es uno de los principales problemas a la hora de mantener la concina reluciente.

Tienes productos específicos para eliminarla fácilmente, pero muchos contienen elementos químicos que pueden resultar agresivos en exceso para determinadas superficies y también desprender olores no demasiado agradables incluso tóxicos. Especialmente si padeces algún tipo de alergia o sensibilidad a algunos de los componentes químicos presentes en estos productos, te puede interesar probar a hacer tu propio limpiador anti grasa para la cocina.

desengrasante cocina

Como hacer un quitagrasas eficaz y “ecológico”

Vinagre blanco, aceites esenciales, zumo de limón, bicarbonato… son algunos de los ingredientes que puedes utilizar para hacer, en casa, distintos limpiadores, válidos para dejar impecables todos los elementos de una cocina.

El vinagre blanco, también llamado destilado, es el más recomendable para la limpieza general en el hogar (mejor que el de vino o el de manzana) y puedes encontrarlo en cualquier droguería o supermercado. Tiene múltiples aplicaciones y es excelente para eliminar los restos de grasa y suciedad en la cocina. Para la limpieza diaria, mézclalo, en una botella pulverizadora, en la siguiente proporción: 4 partes de agua y una de vinagre. Pulveriza en cualquier superficie, deja actuar un par de minutos y retira con un paño húmedo… eliminarás cualquier resto de grasa que haya podido salpicar muebles, azulejos o encimera.

Si necesitas un remedio para acabar con la grasa más resistente, una opción eficaz es añadir al preparado anterior una cucharadita de bicarbonato. De esta manera aumentarás su capacidad como poderoso disolvente.

Además de utilizarlos como ingredientes para elaborar cosméticos naturales, como jabones o cremas, los aceites esenciales, especialmente los obtenidos de cítricos pueden echarte una mano a la hora de acabar con la grasa que resta brillo a la cocina. Prueba, por ejemplo, a diluir en una botella de plástico vacía que ya no te sirva: medio litro de agua, media taza pequeña de jabón neutro en polvo y 3 – 4 gotas de aceite esencial de limón o, en su defecto, el zumo de dos limones. Agita bien recipiente y ya tienes un eficaz desengrasante, de agradable olor, válido para prácticamente cualquier superficie. Si lo prefieres, puedes utilizar otro aceite como el de naranja o el de romero.

Para la grasa incrustada que pueda haber quedado, por ejemplo, en los quemadores o adherida a la junta de los azulejos, aplica y deja actuar unos minutos, una pequeña cantidad de bicarbonato empapado en vinagre (con consistencia sólida, formando una especie de masa). Este sencillo remedio logrará desprenderla, para que solo tengas que terminar de eliminarla con un paño o bayeta húmeda.

0

No hay comentarios ¿Te animas?