Cómo

Las personas mayores compran cada vez más por Internet: cómo hacerlo de forma segura

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 12 de diciembre de 2019

4 minutos

Descubre las medidas básicas para disfrutar de las ventajas del comercio online

Cómo comprar en Internet de forma segura

Desde hace unos años, el comercio electrónico ha cambiado los hábitos de consumo de la población en general. La comodidad de poder comparar distintos productos sin salir de casa y adquirirlos con un solo clic ha hecho que las compras a través de aplicaciones y páginas web experimenten un crecimiento constante. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (@CNMC_ES), en 2018 el comercio online se acercó, en España, a un volumen total de negocio de 40.000 millones de euros, cifra que supone casi un 30% de incremento respecto al año anterior.

Que el ordenador o el smartphone se hayan convertido en un "escaparate" donde adquirir bienes y servicios de todo tipo es una tendencia que se impone y a la que se suman las personas mayores de manera activa, aunque es el segmento de población que sigue mostrando mayor reticencia, sobre todo a la hora de facilitar datos relativos a medios de pago.

Cómo comprar en Internet de forma segura

¿Qué compran los adultos mayores en internet?

Pese a no haber nacido en la era digital, la llamada generación del baby boom (1946-1965) ha sabido aprovechar las ventajas que ofrecen las compras online. El Informe Global sobre Consumidores en Internet de 2017, realizado por la empresa de servicios KPMG (@KPGM_ES), señala que este colectivo adquiriere casi el mismo montante de productos que los jóvenes millennials y gasta una cantidad de dinero superior en cada transacción. La principal diferencia generacional radica en el tipo de bienes que se adquieren, destacando en el caso de las personas mayores los productos sanitarios, el vino y los electrodomésticos y enseres del hogar.

Hay que aclarar que existen diferencias entre países y grupos de edad. En general, en España lo que más se compra por Internet siguen siendo los productos electrónicos, los dedicados al ocio y el entretenimiento, los accesorios, la ropa y la alimentación. Lo posibilidad de conseguir productos difíciles de encontrar en comercios físicos, la comodidad de no tener que “ir de tiendas” y el hecho de poder comparar entre multitud de ofertas son las tres ventajas a las que dan más importancia los consumidores mayores asiduos a Internet.

La seguridad: principal reticencia en los mayores

Aunque se estima que el consumidor con edades comprendidas entre 50 y 70 años realiza una media de 10 compras al año por internet, la tienda tradicional, con el asesoramiento que facilita y las garantías que ofrece, sigue manteniendo una alta valoración. En España, superados los 65 años y a medida que la edad avanza, el uso del ordenador o el móvil para compras disminuye. Así lo indica el informe Mayores y el apoyo Digital publicado por la unión de Asociaciones de Personas Mayores UDP (@MayoresUDP), en colaboración con el Imserso (@Imserso), que señala que 8 de cada 10 personas mayores que accede a internet lo hace para buscar información o intercambiar mensajes con familiares o amigos, no con el objetivo de comprar.

El temor a engaños o estafas y, quizás, el desconocimiento de las medidas básicas que garantizan unas compras seguras marcan las reticencias que muestra un segmento importante de la población mayor a la hora de decidirse a adquirir productos vía online.

Cómo comprar en Internet de forma segura

En este sentido, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (@sanidadgob) ofrece en la Guía Práctica para la Compra Segura en Internet, con algunos consejos básicos que nunca hay que olvidar:

  • Es importante elegir una web que ofrezca confianza. Recuerda que en cualquier comercio online debe figura el nombre (persona física o jurídica) responsable de la tienda, así como una dirección y otros datos, como el número de identificación fiscal. Cuanta más información proporcione la web, más garantías.
  • Si compras habitualmente por Internet, tu equipo o dispositivo debe tener los programas, apps y navegadores actualizados y contar con un antivirus que evite fallos de seguridad.
  • Nunca compres online en ordenadores u otros dispositivos de uso público o compartido, ni tampoco a través de redes WiFI abiertas o públicas.
  • Fíjate en el formato y el texto de la web. Imágenes de mala calidad, errores ortográficos o páginas con textos traducidos con mínima calidad levantan sospechas. Confirma que no es una página fraudulenta que imita a una perfectamente legal. Ante la duda, comprueba que la tienda online dispone de certificado de seguridad. Si es así, su dirección empezará por htpps (S) y verás en ella el símbolo de un candado, que garantiza que la información que envías está cifrada. Si además la web tiene algún sello que acredite sus buenas prácticas, mejor.
  • Desconfía de los “chollos”, aunque sean muy tentadores.
  • A la hora de pagar con tu tarjeta de crédito, el método de pago más habitual en Internet, comprueba la solidez de tu contraseña y utiliza preferentemente una única tarjeta para tus co,pras online, cuyo saldo deberás comprobar con relativa frecuencia para detectar con rapidez cualquier anomalía. Hay que recordar que en una web segura el pago con tarjeta no implica riesgos añadidos. Nunca envíes dinero en efectivo para completar una compra. Si te lo solicitan, sospecha.
  • Recuerda que tus derechos como consumidor en internet se mantienen. Por ejemplo, puedes desistir de una compra o contrato en los 14 días posteriores (con excepciones en algunos productos y servicios) y, por supuesto, tienes derecho a hacer uso de las garantías (devoluciones, reparación de productos…).
0

No hay comentarios ¿Te animas?