Cómo

¿Cómo cocinar con papel aluminio de forma correcta y saludable?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 14 de febrero de 2020

3 minutos

Este material puede ser un recurso muy socorrido, rápido y fácil para preparar algunos platos

Cómo cocinar con papel aluminio de forma correcta y saludable

Pese a que no cuenta con muy buena fama por alguno de los elementos que lo componen, el papel de aluminio puede ser un recurso muy socorrido, rápido y fácil para cocinar algunos alimentos. En ocasiones, la escasez de tiempo nos impide realizar los platos que nos gustaría ya que para elaborarlos bien debemos emplear varias horas. Sin embargo, con esta herramienta se pueden conseguir platos variados y saludables en poco tiempo.

Cómo colocarlo

Antes de ponernos manos a la obra hemos de tener en cuenta unos pocos apuntes. Entre ellos de qué manera hemos de colocar el papel de aluminio a la hora de cocinar. Como bien sabrás este posee dos caras diferentes, uno que brilla y la otra que es mate. Según los fabricantes ambas tienen la misma función, de modo que a la hora de conservar los alimentos el colocarlos sobre una cara u otra es indiferente. No obstante, si lo utilizamos para cocinar sí hay que saber que la parte más brillante es la que proporciona más calor, dado que por esta misma cualidad la luz se refleja más. Así pues esta es la que debe cubrir los alimentos al cocinarlos, y la mate ha de quedar hacia fuera.

Si tenemos dudas respecto a si esto nos puede perjudicar la salud, a día de hoy existen diversos informes realizados por distintos organismos, como la Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE, que han desmentido estos temores y que aseguran que el uso de papel aluminio en la cocina no es dañino para la salud de las personas.

Pescado con papel de aluminio

Ventajas

Emplear papel de aluminio en la cocina es ventajoso porque va a permitir que hagamos platos suculentos conservando el sabor y las propiedades de sus ingredientes. La técnica que se utiliza es conocida como papillote, y es uno de los métodos culinarios más agradecidos por lo mencionado, además de por lo sencillo que resulta de poner en práctica. El término francés papillote significa “en paquete” y el nombre de este método se debe al hecho de que se inició en el país vecino, como otras tantas técnicas culinarias. Solo consiste en cocinar los alimentos dentro de un envoltorio, que puede ser de distintos materiales, siendo uno de ellos este que ahora nos ocupa.

Cuando envolvemos los alimentos de esta manera lo que hacemos es conseguir preservar su sabor al protegerlos de la acción directa del calor, y además se cuecen en sus jugos propios. Con el papel de aluminio usado de este modo a la hora de cocinar nuestros platos en el horno, conseguiremos unas presentaciones jugosas, y lograremos que no se mezclen los ingredientes, se generen residuos de comida, así como olores o sabores que nos puedan resultar desagradables. Tiene la ventaja de que es maleable y se adapta a distintas formas y apariencias y es capaz de acumular los jugos.

De esta manera podemos preparar una gran variedad de opciones como verduras, hortalizas, pescados o incluso huevos, panes y algunos quesos. Otro de los beneficios de usar este sistema es que apenas es necesario añadir aceite de modo que la acumulación de grasas es escasa y se puede aprovechar la propia salsa de lo que cocinemos.

Usando bien los tiempos es posible que las verduras estén en su punto sin ser sometidas a una cocción muy alta provoque la pérdida de sus propiedades, además podrás percibir que mantienen prácticamente su color original y su sabor natural. Del mismo modo, se evitan que los productos se quemen y al no estar en contacto con el exterior es más fácil preservar sus vitaminas y minerales.

hornos

Los tiempos de cocción

En el papillote con papel de aluminio u otro envoltorio, lo más importante es controlar los tiempos de cocción sobre todo cuando cocinamos platos completos, como puede ser un pescado junto a su guarnición. Este por ejemplo es uno de los se elaboran con más facilidad. Las opciones más adecuadas son piezas enteras de por ejemplo merluza o salmón. Estos suelen pescados suelen necesitar entre cinco y diez minutos para estar listos, pero si los acompañamos de verduras y queremos hornearlo todo a la vez, deberemos tener en cuenta que estas tardan más en hacerse.

Por ello se recomienda pocharlas o saltearlas ligeramente antes de introducir todos los ingredientes en el horno. Lo ideal es cortarlas en juliana o en rodajas o medias lunas. Luego se puede añadir algo de aceite de oliva, pero en cantidad mínima para no crear demasiado líquido, vino o si nos gusta un poco de salsa de soja. Con papel de aluminio hay que evitar usar vinagretas o zumos de limón, ya que lo pueden rasgar

Para envolver el pescado y las verduras con este material lo ideal es crear como una especie de sobre. Debes cortar un rectángulo y ubicarlo todo en un extremo y a continuación doblarlo de tal manera que quede cubierto todo. La idea es dejar una apertura superior, a modo de sobre, y que los tres bordes laterales queden bien replegados para que no haya escapes.  Por la parte abierta deberemos introducir el resto de los ingredientes y acto seguido cerrarlo del todo. El horno debe estar a una temperatura de entre 160 ºC y 180 º C, y el tiempo tendremos que irlo controlando, pero solo son necesarios unos pocos minutos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?