Cómo

¿Problemas con tu vecino? Este es el procedimiento si quieres denunciarlo

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 27 de enero de 2020

3 minutos

Ruidos molestos o la realización de obras sin permiso pueden dar lugar a conflictos en el edificio

¿Problemas con tu vecino? Este es el procedimiento por si quieres denunciarlo

Las disputas entre vecinos pueden ser algo normal dentro de la convivencia en un bloque de viviendas. Situaciones que, salvo contadas ocasiones, no pasan de alguna que otra palabra o comentario. Sin embargo, puede que esas molestias causadas deriven en momentos más serios, en los que incluso barajes la posibilidad de denunciar a ese otro residente de tu edificio. Sobre todo si ya le has llamado la atención en alguna ocasión y el problema continúa.

Una queja formal que puedes hacer tanto si eres el propietario del piso como el inquilino, si la casa está alquilada. Es decir, toda aquella persona que se vea afectada por ese problema vecinal puede tomar medidas al respecto. Pero, ¿cuál es la forma más adecuada de solucionar este conflicto?

¿Problemas con tu vecino? Este es el procedimiento por si quieres denunciarlo

Situaciones que dan lugar a enfrentamientos vecinales

Una de las molestias más habituales y que provoca más altercados entre vecinos son los ruidos. Esa persona que pone la música demasiado alta por la noche, un perro que no deja de ladrar cada vez que se queda solo en casa o las obras que empiezan demasiado pronto, incluso el fin de semana, entre otras situaciones.

En estos casos, existe una ordenanza municipal, distinta en cada ciudad, que regula todo lo que tiene que ver no solo con los horarios y los ruidos, como explican los expertos de Legálitas (@Legalitas_ES), sino también con esas normas de convivencia y comportamiento. Un límite de volumen que sobre todo debe respetarse para asegurar el descanso nocturno.

Pero la cosa no acaba aquí, ya que hay otra serie de situaciones que provocan este tipo de enfrentamientos. Es lo que sucede cuando se hace un uso indebido de las zonas comunes que puede perjudicarte o molestarte. Por ejemplo, si un perro mancha el portal y su dueño no lo limpia, no se respetan los horarios de la piscina o si el coche de ese vecino interrumpe de forma continua el paso a tu plaza de garaje.

Este último punto también desencadena algún que otro choque vecinal cuando un residente no aparca donde debería. Por ejemplo, si su automóvil sobresale de la línea marcada y entra en el espacio contiguo que te pertenece. La cosa se puede poner más seria si, tras varios avisos, la otra persona no desiste de su actitud

Otros motivos para denunciar a tu vecino es no pagar religiosamente los gastos compartidos de la comunidad, que da lugar a la aparición de morosos. Vecinos que no están al corriente de los pagos obligados y que, como consecuencia, se produce una situación de desajuste en las cuentas bancarias de la finca

Por último, si una persona realiza modificaciones en la fachada sin pedir permiso al resto del bloque esto puede ser objeto de denuncia. Pero ya no solo por ese hecho, sino por los trastornos que, por ejemplo, te puedan provocar los ruidos y la suciedad de esas obras "ilegales". 

¿Problemas con tu vecino? Este es el procedimiento por si quieres denunciarlo

¿Cómo denunciar a tu vecino?

Si las advertencias y el intento de una comunicación amistosa no han surtido efecto, puede que pienses seriamente el denunciar a tu vecino. Puedes hacerlo, pero antes debes estar bien seguro de que está cometiendo una irregularidad por la que pueda ser sancionado administrativamente. Por ejemplo, si el problema es debido al ruido, se puede comprobar el volumen de este por medio de un dispositivo móvil o mediante un perito acústico que confirme que se incurre en una falta de convivencia. 

Con esos datos, puedes acudir a una comisaría de policía local para denunciar esas acciones que te molestan. Una vez interpuesta, los agentes se trasladan al domicilio del vecino conflictivo para hablar con él y comprobar si los hechos denunciados son reales. Si es así, se procede a iniciar un expediente sancionador por esa falta de la ordenanza municipal. 

Sin embargo, si tras el pago de la multa, ese residente sigue dando problemas, puedes presentar una reclamación judicial por la vía civil. En este caso, no vendría mal que contaras con la ayuda y el asesoramiento de un abogado. ​

En muchas de estas ocasiones, la acusación se hace de forma anónima por el miedo a sufrir posibles represalias. Sin embargo, para que la denuncia prospere con éxito, en la mayoría de los casos se solicitarán todos tus datos como denunciante. Una manera de descartar que no se trate de una falsa alarma o de una broma de mal gusto.

Pero antes de todo esto, y para que la convivencia con ese vecino no se deteriore por completo, siempre puedes recurrir al arbitraje o la mediación para resolver el conflicto. En algunas comunidades autónomas, como Cataluña, existe esta figura, que supone una alternativa a la solución judicial. Una manera de ahorrar tanto tiempo como costes a todas las partes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?