Cómo

Cómo hacer la receta de bizcocho más sencilla, aunque no tengas ni idea de repostería

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 21 de junio de 2019

1 minuto

Si te asusta hacer un bizcocho, descubre un método con el que no te equivocarás con las medidas

Cómo hacer la receta de bizcocho más sencilla

Si no eres muy ducho en la cocina, elaborar un dulce se puede presentar como un auténtico reto. La repostería requiere tiempo, “buena mano” y lograr la máxima exactitud a la hora de incorporar los distintos ingredientes. Si siempre has querido hacer un esponjoso bizcocho para merendar, pero aún así no ha sido posible, con esta receta seguro que te saldrá. El secreto es simple: tu medidor no va a ser una cucharada, una taza o un "pellizco", sino algo muy tangible, un vasito de yogur.

Receta de bizcocho para no rendirte ante la repostería

Está muy rico, puedes adaptarlo a tus preferencias añadiendo ingredientes adicionales y si sigues las indicaciones, te saldrá un bizcocho de lo más digno. ¡Toma nota!

Ingredientes:

  • 1 yogur natural (el vaso te servirá de medidor)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina
  • Azúcar de caña
  • 1 sobre de levadura
  • 3 huevos
  • Ralladura de cáscara de naranja o de limón
Cómo hacer bizcocho

Para preparar la masa del bizcocho, vierte en un bol el contenido del yogur y, una vez eliminados los restos del lácteo, utiliza el recipiente para calcular el aceite de oliva necesario. Con un vasito es suficiente. Cuando tengas medido el aceite, ponlo a freír a fuego lento, evitando que llegue a humear, pues no debe quemarse. Aprovecha para incorporar la piel del limón o de la naranja ya rallada, que aromatizará y llenará de sabor el aceite.

Una vez fría, mézclala con el yogur en el bol y añade tres vasitos de harina, dos de azúcar y el sobre de levadura. Incorpora los tres huevos batidos y remuévelo todo muy bien, con movimientos envolventes para formar una masa. Recuerda que estos deben estar a temperatura ambiente, sácalos previamente y por un tiempo prudencial de la nevera, tal y como recomienda el Instituto de Estudios del Huevo (@huevoinstituto).

Solo te falta el "momento horno”. Precaliéntalo a unos 170º - 180º y, mientras alcanza la temperatura, prepara el molde adecuado, sin olvidar untar sus paredes con unas gotas de aceite. Vierte la mezcla e introduce el molde en el horno. En unos 35 o 40 minutos, estará listo. Espera que esté templado para desmoldar y disfrutar. Recuerda que a la masa puedes añadirle lo que te apetezca: unos frutos secos, anís en grano, virutas de chocolate... Fácil y a tu gusto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?