Practicopedia

¿Se pueden congelar las cremas de verduras? Esto es lo que tienes que saber

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 8 de diciembre de 2020

1 minuto

Hay verduras que no se deben congelar ya que su alto contenido en agua modifica su textura

¿Se pueden congelar las cremas de verduras? Esto es lo que tienes que saber
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 8 de diciembre de 2020

1 minuto

Si eres de los que tienen poco tiempo y prefiere cocinar grandes cantidades para congelarlas después, debes saber que no todos los alimentos se pueden congelar, especialmente si hablamos de verduras.

Seguro que en más de una ocasión te ha pasado que has congelado un puré de verduras y al descongelarlo parecía como si estuviese cortado, con una textura bastante rara, con el agua por un lado y la verdura por otro. Pues bien, aunque podríamos arreglarlo en cierta medida simplemente volviéndolo a triturar o pasándolo por la batidora, y calentándolo posteriormente al fuego para tratar de conseguir recomponerla y que se vuelvan a mezclar todos los ingredientes, debes saber por qué sucede esto con el objetivo de evitarlo.

Puré de brócoli

 

Aunque las cremas no se estropearán ni son perjudiciales para la salud, lo cierto es que la textura final será muy diferente a la recién hecha.

Hay cuatro verduras que, debido a su alto contenido en agua al congelarlas pierden toda su textura y se agrietan y por lo tanto no recomendamos su congelación: la patata, el apio, el pepino y la lechuga.

Tal y como hemos visto en esta sección en alguna que otra ocasión, no es recomendable congelar los purés a los que les hemos incorporado patata, ya que la fécula se cristaliza generando una textura arenosa al descongelarse. En el caso de hacerlo, la solución pasaría por batirlo todo de nuevo.

Pero, además, hay otras cremas como aquellas a las que les incorporamos lácteos como nata, queso o yogur, las cuales tampoco son preferible congelarlas, ya que la grasa de la leche y el agua cristalizan al congelarse, formando cristales de hielo que estropean la textura homogénea.

Nuestro consejo es, que en el caso de que vayas a congelar los purés de verdura, lo hagas evitando echar los alimentos que te hemos mencionado y que no congelan bien. Lo ideal es que le añadas esos alimentos una vez descongelado, con el objetivo de conservar el puré en perfecto estado.

No obstante, la mayoría de las verduras tienen abundante agua en su composición y, en este sentido, sean de lo que sean los purés, seguro que has notado que al descongelarse aparecen desestructurados y con mala imagen. La solución, tal y como mencionábamos, pasa por batirlo de nuevo para que vuelva a su estructura original.

Además, debido a esta cantidad de agua propia de las verduras, es probable que la textura se vuelva un poco más líquida de por sí, con lo cual, nuestro consejo es que a la hora de congelar los purés lo hagas de la manera más espesa posible.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?