Cuál

Estas son las carreteras españolas más peligrosas en invierno

Marco Herrera

Foto: BigStock

Miércoles 11 de diciembre de 2019

3 minutos

Son carreteras de una peligrosidad más elevada, sobre todo en condiciones climáticas peores

Cuáles son las carreteras españolas más peligrosas en invierno

El invierno es una época complicada en muchas de las carreteras de nuestro país. Si ya en cualquier época del año debemos extremar el cuidado al volante, cuando lo hacemos por vías de una peligrosidad más elevada y en condiciones climáticas sensiblemente peores, esa precaución debe ser absoluta. Para aportar nuestro granito de arena y alertaros de la situación, hoy hacemos un repaso a las carreteras españolas que más peligro conllevan en los meses de invierno, según datos de la Dirección General de Tráfico (@DGTes).

CL-626 en Castilla y León

La CL-626, la carretera de carácter autonómico más larga de Castilla y León, cuenta con uno de los tramos de carreteras más peligrosos de la red viaria española, concretamente el que va de Puerto de Cerredo a Aguilar de Campoo. Esta carretera también te lleva a la nieve, concretamente a la estación invernal de Leitariegos, situada al noroeste de la provincia de León y declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Puerto de Pajares

El paso del puerto de Pajares, en la nacional N-630 que une Asturias y León, es una carretera con uno de los tramos más peligrosos para circular en invierno. Su índice de peligrosidad es cuatro veces mayor que la media nacional. El tramo que más accidentes concentra se sitúa entre Campomanes y el alto del puerto. El puerto de Pajares te lleva a la estación de esquí de Valdegrande, una de las mejores de la Cordillera Cantábrica, un complejo invernal ubicado en el término municipal de Lena.

Puerto de Pajares

N-625 en León

El tramo leonés señalado por el RACE (@RACE_es) se ubica entre el cruce de Mansilla de las Mulas y el final de La Aldea del Puente. Según sus datos, se han registrado cuatro accidentes mortales y graves en el mismo, con dos fallecidos y tres heridos graves este año, lo que ha incrementado notablemente su peligrosidad. Esta vía te lleva a la estación de San Isidro, ubicada en la zona norte de la provincia de León.

N-260, carretera de Andorra

Las carreteras que conectan Andorra con España, especialmente la N-260 dirección Puigcerdà, están consideradas como vías con un riesgo 'muy elevado' o 'elevado' de sufrir un accidente de tráfico. Concretamente, la N-260 entre los kilómetros 193,9 y 204,4 (desde el límite provincial entre Girona y Lleida, por la zona de Bellver, hasta la población de Martinet) es uno de los más peligrosos de España. Son once kilómetros donde la media anual de accidentes es de 2,3. El último año se han producido siete considerados graves, con una víctima mortal.

Además, se trata de un tramo de alta concentración de vehículos, teniendo en cuenta que es, junto con la C-14, la única manera de acceder a Andorra desde Cataluña. En total, calcula el RACC (@ClubRACC), pasan 5.309 vehículos al día.

N 260 a Andorra

A-395 hacia Sierra Nevada

A pesar de que esta vía no registra un número alto de siniestralidad, las duras condiciones climáticas en los meses más fríos, con nieve habitualmente en el asfalto, la hacen especialmente peligrosa según señala la DGT, que avisa de extremar la precaución en ella en invierno.

N-330 entre Sabiñánigo y Jaca

En el término municipal de Sabiñánigo, la carretera N-330 ha vuelto a poner de manifiesto la peligrosidad de una zona que, junto con la cara norte del Monrepós, acumula el mayor número de accidentes con víctimas mortales de la provincia. Se trata del tramo entre Sabiñánigo y Jaca, una recta, con múltiples cruces, que incita a correr. Esto provoca que los cruces sean más arriesgados y que las distracciones causen accidentes más graves, ya que estos cuentan con la conjunción de dos velocidades opuestas.

M-607 a Navacerrada

Uno de los puntos de mayor siniestralidad, que han registrado gran número de accidentes, ha sido el kilómetro 20,9 de la M-607, en sentido Navacerrada. Según los agentes de Tráfico, este punto es conflictivo, especialmente si hay agua, por dos factores principalmente: exceso de velocidad y falta de señalización que advierta del peligro y curvatura de la curva. Hace tres meses se terminó de asfaltar el tramo, que no drena del todo bien, y se colocaron paneles direccionales luminosos.

M607 camino en Navacerrada
0

No hay comentarios ¿Te animas?