Practicopedia

Este es el truco para saber cuántos litros de combustible gasta realmente tu coche

65ymás

Lunes 13 de julio de 2020

2 minutos

Conoce la cifra real y no la estimación apuntada en tu vehículo

Este es el truco para saber cuántos litros de combustible gasta realmente tu coche

La mayoría de personas no sabemos realmente cuánto gasta nuestro coche, sobre todo, si es de reciente adquisición. Y es que, cuando se efectúa una venta es muy común que lo primero que haga el concesionario sea indicar al cliente la cifra de consumo y el grado de eficiencia e impacto ecológico del automóvil, junto a otras características del vehículo.

Sin embargo, algo que no todo el mundo conoce es que el número de litros consumidos por cada 100 km. que indican los fabricantes es sólo una estimación que se hace mediante una simulación y no sobre el terreno en pistas o circuitos, según asegura en un artículo ABC.

Así, cuando un concesionario indica que un coche en concreto consume 5,5 litros se trata, simplemente, de una media orientativa, que no tiene en cuenta la velocidad a la que el conductor en cuestión suele circular o el tipo de viaje que realiza.

De esta manera, el consumo no sería lo mismo en un trayecto en el que se haga un uso intensivo del vehículo, a gran velocidad y en cuesta, que al ir a hacer unos recados. En el primero de los casos, se podrían duplicar los litros consumidos. 

bigstock Gas And Petrol Station Guns

El truco para hacer el cálculo real

Con todo, sí es posible calcular cuánto consume un coche realmente, tal y como se suele usar en el día a día. Por un parte, existen apps para el móvil que, mediante el sistema GPS, calculan, si introduces una serie de datos, cuántos litros de combustible utiliza un vehículo para realizar 100 km.

No obstante, hay un truco más sencillo de aplicar y para el que no hace falta ningún tipo de tecnología para llevarlo a cabo: llenar el depósito hasta el máximo y calcular el consumo. 

Es muy fácil. Primero, se debe rellenar el tanque de combustible del coche hasta arriba (se debe llegar a ver la gasolina). Luego, se deberá apuntar el kilometraje o poner a cero el cuentakilómetros parcial. A partir de ahí, se tiene que conducir con normalidad y seguir la rutina diaria, para que luego se pueda uno hacer una idea de lo que gasta su coche habitualmente.

Una vez finalizado el trayecto, se debe volver a una gasolinera, llenar de nuevo el depósito y apuntar cuántos litros se han puesto. Con esta cifra y la de kilómetros recorridos, se podrá conocer la media de consumo, gracias a una simple operación: se multiplican por cien los litros y se divide entre los kilómetros.

Y no te asustes, puesto que probablemente el resultado no tenga que ver mucho con la cifra que indica el fabricante. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?